ESTRELLAS

Querido Jorge Alberto, cuando vi esta primera foto, yo tampoco entendía nada.

¡Malditos grafiteros!
¡Malditos grafiteros!

Después, por fortuna, cuando cayó la oscuridad, lo vi claro. ¡Qué gran lección acerca de la necesidad de no juzgar las cosas a simple vista y de un primer vistazo!

¡No era un cutre-graffiti!
¡No era un cutre-graffiti!

“El sembrador de estrellas” es una escultura situada en Kaunas, Lituania, herencia de la Unión Soviética. Un buen consejo: aunque no se aprecien a simple vista, nunca dejemos de sembrar estrellas…

 

¿Cómo va ese 2010? Por aquí, intentando ser concientes de que, según lo que sembremos, así recogeremos, sean semillas, vientos o, como en este caso, hermosas estrellas.

 

Jesús Lens