De verdades y mentiras

Ya sabéis que la tele del siglo XXI me encanta. Hay una serie de la que apenas hemos hablado, “The good wife”. Mezcla abogados con fiscales y campañas políticas. Y está Kalinda. Aunque de Kalinda es harina de otro costal.

Me ha gustado uno de los argumentos que ha usado el equipo de la defensa, cuando preparaba su estrategia:

“La verdad es aburrida… la mentira siempre gana a la verdad. Se adapta. No tiene que ser consistente. Hay que darle a la verdad el drama de una mentira”.

¿Será por eso que nos gustan tanto los cuentistas?

Buenas noches y mejores días. ¿O debería ser al revés?

Jesús Lens