Supersax Andalucía

Mañana jueves, a las 22.30, continúan las actuaciones de Jazz en la Plaza, en el Museo CajaGRANADA. Un ciclo que, organizado junto a la asociación de jazz de Granada, Ool Ya Koo, este verano nos está trayendo una extraordinaria programación de jazz en directo, con entrada libre hasta completar el aforo y con servicio de bar, para disfrutar de las noches de verano al aire libre.

Supersax clasijazz

El ciclo presenta esta semana una de esas actuaciones muy raras de ver, por la cantidad y calidad de los músicos que subirán al escenario. Hablamos de Supersax, un espectacular combo que hermanará hasta a 5 saxos a la vez, junto a una sección rítmica compuesta por piano, contrabajo y batería. Así, el Supersax que incendiará (musicalmente hablando) la noche del jueves con sus metales al viento está compuesto por:

Ramón Cardo – saxo tenor

Enrique Oliver – saxo tenor

Antonio González – saxo alto

Tete Leal – saxo alto

Sergio Albacete – saxo barítono

Pablo Mazuecos – piano

Bori Albero – contrabajo

José Luís Gómez – batería

El Supersax original nació en los años 70 en tributo al saxofonista Charlie Parker. El grupo hacía arreglos y armonizaciones de los solos transcritos de Bird, como se conocía a Parker, y eran tocados por la sección de saxofones acompañados de una sección rítmica. Contó entre sus filas con músicos de la talla de Warne Marsh, Med Flory, Frank Rosolino, Conte Candoli, Don Menza o Bill Perkins.

Supersax

Hace unos años surge en Andalucía la Clasijazz Big Band, una de las más dinámicas y activas del panorama, formación con una larga trayectoria, que cuenta con una programación periódica y constante, fruto de la ilusión, amistad, esfuerzo y amor por el jazz de todos sus componentes, muchos de ellos considerados entre los músicos más destacados del país.

Dentro de la sección de saxos, surge la idea de trabajar el repertorio de la mítica banda Supersax, con el ánimo de superación y la motivación de continuar con el trabajo de sección que realizan en la Big Band. La principal novedad es la incorporación de Ramón Cardo, que combina la dirección desde el atril con su trabajo como saxo tenor. A ello se une la sección rítmica de dicha banda.

El resultado de este trabajo es una formación compenetrada y consolidada al cabo de infinitas horas de ensayo y concierto juntos. La afinidad entre sus componentes es uno de sus puntos fuertes, así como también la personalidad y diversidad de los distintos lenguajes de los solistas a la hora de improvisar.

Supersax Andaluz

Una ocasión única para escuchar a ocho extraordinarios músicos desgranar sobre escenario un jazz incendiario y arrebatador en uno de esos conciertos que seguirán resonando en los oídos de los espectadores muchas horas después de finalizada la actuación. Y es que hablamos de un combo compuesto por varios de los mejores músicos de jazz de Andalucía, esa nueva hornada de jóvenes que, en muy poco tiempo, se están encaramando en lo más alto del escalafón musical español.

.

Jesús Lens

Twitter Lens

La banda de los Sacco

En esta vida hay libros y libros. Y autores y autores. Los hay negros, criminales, policíacos, forenses, thrilleros, espías…

Y más allá, está Camilleri.

Camilleri es uno de esos autores que se han convertido en un género en sí mismos. Un escritor del que hay que leer todo lo que escribe, incluida la lista de la compra.

La banda de los Sacco

“Esta historia, absolutamente auténtica, he podido escribirla solo porque Giovanni Sacco, uno de los seis hijos de Girolamo, me ha invitado a contar las vicisitudes de su familia y me ha proporcionado documentos oficiales, escritos familiares y también las actas del proceso. He intentado contar, a través de este western de la Cosa Nostra, para usar un título de Sciascia, cómo la mafia no solo mata, sino que, allí donde el estado está ausente, también condiciona y trastorna irreparablemente la vida de las personas”.

¿Qué más añadir a un descripción y un resumen tan absolutamente precisos, preclaros y perfectos?

Pues que Camilleri, por supuesto, acierta. Una vez más.

(Sigue leyendo esta reseña en nuestra página hermana, Calibre 38)

Jesús Lens

Twitter Lens

Andalucía, Tierra de Conseguidores

Mi artículo, en IDEAL de hoy lunes. Que haberlos, haylos por todos sitios. Pero que aquí florecen como las setas…

En “Pulp Fiction”, el personaje interpretado por Harvey Keitel se presentaba así: “Hola. Soy el señor Lobo. Arreglo problemas”. Si Tarantino recibiera una subvención de la Junta de Andalucía para filmar una película en nuestra tierra, estaría obligado a escribir sobre un personaje, quizá menos interesante, pero mucho más cercano: el conseguidor.

“Hola. Soy el señor X. Consigo fondos. Y subvenciones. Y ayudas”.

Conseguidores Lobo

El conseguidor andaluz es un tipo avispado, simpático y con muchos contactos que lo mismo te monta un fondo de reptiles que te organiza unos cursos de formación fantasma. Un tipo, disponible las veinticuatro horas del día y siete días a la semana, que igual te consigue unas subvenciones millonarias de la UE que una campaña de publicidad con muchos ceros de un consorcio, cluster u organismo cualquiera.

El conseguidor andaluz es un currante de tomo y lomo que se conoce al dedillo, no solo la letra pequeña del BOJA, sino también su letra más minúscula. Y hasta la ínfima. Y, sobre todo y más importante, el conseguidor sabe leer esa otra letra tan especial y complicada, escrita con tinta invisible: la que permite acceder a la correcta interpretación de las disposiciones normativas que terminarán satisfaciendo tanto a los mandamases como a los interventores, administradores y secretarios que han de estampar su firma en un cheque, en una transferencia o en una orden de traspaso.

Conseguidores BOJA

El conseguidor andaluz, por tanto, desempeña un papel trascendental en una administración autonómica más volcada en la captación y gestión de este tipo de recursos que en implementar políticas de desarrollo económico y de creación de empleo, como todos los índices y cifras macro se empeñan en demostrar.

El problema viene cuando el conseguidor cobra conciencia de su importancia y empieza a querer ganar más de lo que gana. Entonces, la cosa canta. Por soleares. Le ha pasado, presuntamente, al conseguidor de la Fundación Lorca, un prodigio en la captación de fondos de allende nuestras fronteras al que no le ha temblado el pulso a la hora de falsificar contratos y documentos para subirse los porcentajes de sus emolumentos. Presuntamente, insisto.

Imagino que el conseguidor llega a ese punto de audacia porque se siente cómodo y confiado en que las instituciones a las que tiene que rendir cuentas de su gestión no le van a prestar excesiva atención a minucias como la que va de un 4 a un 15% en el cobro de sus emolumentos. Y así se pierden millones y millones de euros a lo largo de varios ejercicios, con los representantes de las instituciones encantados de conocerse y discutiendo sobre el sexo de los ángeles en vez de estar gestionando y fiscalizando la correcta ejecución de los presupuestos.

D30_7750.jpg

Gente que arregla problemas, en el mundo del cine y la televisión hay muchos, de Ray Donovan a Michael Clayton. Pero esta especie tan particular de conseguidor parece ser un endemismo de nuestra tierra.

Jesús Lens

Twitter Lens

Yo fui Johnny Thunders

El día que vendes a tus amigos,

se ha acabado el rock’n’roll.

Mr. Frankie

 

Ha sido la gran novela del año 2014, como se acaba de acreditar con la entrega del Premio Hammett de la Semana Negra de Gijón a la mejor novela policíaca escrita en español y con la proclamación del Premio NOVELPOL, otorgado por los lectores negro-criminales, que se hizo pública en Granada Noir, en mayo.

Yo fui Johnny Thunders

Efectivamente, no conozco a nadie que haya leído “Yo fui Johnny Thunders” y que no la haya considerado una maravilla, una joya, una genialidad.

Y es que Carlos Zanón, efectivamente, ha parido una obra maestra, algo que empiezas a intuir desde que pasas la primera página, ese capítulo 0, Start!, que te sacude como una corriente eléctrica.

Una obra maestra. Lo vas confirmando a medida que te adentras en la historia de ese Mr. Frankie que vuelve al barrio, después de que su sueño de convertirse en estrella del rock se quedara en eso, en un sueño. Un sueño roto y astillado que, por momentos, pudo ser una pesadilla. Porque lo del “vive rápido, muere joven y dejarás un bonito cadáver” es un silogismo filosófico que se quiebra si falla una de las premisas. En este caso, la de morir joven. Porque Mr. Frankie sigue vivo. Y ha vuelto al barrio. Igual que el pistolero regresaba a la ciudad.

Yo fui Johnny Thunders Carlos Zanon

“Aquello es más peligroso de lo que le había dicho su antiguo camarada. Le van a ver. Le van a fichar. Le van a meter en la cárcel… Podría irse. Decir que se abre o mejor, largarse sin decir nada. Pero sabe que no lo hará. Ese estúpido e inquebrantable código de barrio de no echarse atrás. De aguantar más que el otro. Chutarse con lo que sea. Beber lo que se dice que no es posible beberse. Que nadie, en la calle, pueda decir que tú, precisamente tú, te rajaste”.

Y es que las vueltas son siempre duras. Sobre todo, si se hacen por la puerta de atrás, volviendo a la casa del viejo. Porque el barrio ya no es el mismo. Ni los vecinos. Aunque la leyenda continúa. Como en “La ley de la calle” y las pintadas en los muros: “El Chico de la Moto es el rey”.

Yo fui Johnny Thunders Zanon

Mr. Frankie. El hombre que pudo reinar. El hombre que ahora solo quiere recuperar a su hijo, una empresa más heroica que ninguna otra de las que emprendió en su momento.

Los garitos, las barras, los cigarrillos, los curros cutres. Y la gente del pasado. Que retorna como sombras. Y Marisol, quizá la persona que mejor refleja la realidad de las cosas, enfrentada al recuerdo de lo que creíamos que fueron.

Sí. “Yo fui Johnny Thunders” es una obra maestra. La crónica del desencanto de toda una generación. Una novela río, resumen y compendio de todo lo que pudo ser y no fue. O que sí fue… otra cosa distinta. Una fastuosa novela de 300 páginas en las que todas y cada una de las palabras suenan con una musicalidad y una cadencia precisas.

Foto: Mordzinski
Foto: Mordzinski

Una novela cuya lectura es una explosión sensorial que te lleva del retrete al callejón, siempre por la puerta de atrás. Y con la mirada fija en un escenario al que ya no volverás a subir jamás.

Una novela escrita con una prosa muy potente, en la que cada página derrocha personalidad y estilo: “Un dolor como una piedra gigantesca en el pecho. Un coche a tope de gasolina y rabia. Una pistola que canjear por dinero. Y la noche que lo cubre todo”.

Sí. “Yo fui Johnny Thunders” es una obra maestra que cualquier buen lector debería regalarse a sí mismo. Porque es una novela felizmente condenada a ser un clásico, sobre la que se volverá una y otra vez.

Jesús Lens

Twitter Lens

¡Vayan a ver “Del revés”!

Mi artículo de hoy, en IDEAL, más que un consejo, que lo es; es una exhortación y, a la vez, una celebración:

Lo han vuelto a hacer. Efectivamente, los genios de Pixar han vuelto a poner patas arriba a la industria del cine con su estreno más reciente: “Inside Out” o, como se ha traducido en España, “Del revés”. La nómina de adjetivos superlativamente calificativos que le podríamos aplicar a la película sería más larga que el viaje de la sonda New Horizons a Plutón. Y, aun así, nos quedaríamos cortos. De obra maestra para arriba… ¡hasta el infinito y más allá!

del revés

Y mira que, durante unos años, llegamos a pensar que Pixar había pinchado y se había desinflado. Por una parte, segundas entregas de sagas no muy afortunadas. Por otra, personajes, historias y situaciones más convencionales de la cuenta… Y es que, tras el desborde de imaginación y sapiencia cinematográfica de películas como “Ratatouille”, “Wall E” o “Up”, parecía que la compañía había tocado techo con ese monumento que es la trilogía de “Toy Story”, perfecto compendio de 20 revolucionarios años de historia del cine de animación.

Del revés control

Efectivamente, los estrenos de “Cars 2”, “Brave” y “Monsters University” nos dejaron fríos. Muy fríos. Y algo muy parecido debieron sentir los Lasseter, Catmull, Bird, Docter y demás creadores de Pixar cuando la compañía anunció que no estrenarían ninguna película a lo largo de 2014, lo que suponía una parada para el análisis y la reflexión.

Del revés qué pasa aquí

Con Pixar nos ocurría lo mismo que con Induráin, en su momento, o con Nadal en tiempos más recientes: siempre ganaban. Nos habían acostumbrado a la rutina del éxito y la victoria y arrasaban a sus rivales con tanta soltura que parecía relativamente sencillo llevarse cinco Tours o nueve Roland Garros a casa. Pero no era así. Ni muchísimo menos. Trabajo, esfuerzo, constancia, entrenamiento, preparación física y mental, lucha contra las lesiones y enfermedades…

Alcanzar la excelencia y llegar a la genialidad nunca es fácil. Y, por eso, cuando “Inside Out” fue tan bien acogida en el Festival de Cannes, los amantes del cine suspiramos aliviados. Pero nos quedaba la duda: ¿habrían bajado los críticos su baremo? ¿Habrían sido condescendientes?

Del Revés Ira

En absoluto, como hemos podido comprobar los miles de espectadores que, desde el pasado viernes, hemos abarrotado las salas para ver una película extraordinaria que da el protagonismo a cinco de las emociones básicas de los seres humanos: la alegría, la ira, el asco, el miedo y la tristeza. Cinco emociones que conviven en el cuerpo de una jovencita de once años. Cinco emociones que se enfrentan al gran cambio que se avecina en la feliz y despreocupada vida de la encantadora Riley.

Del revés islas

No se me ocurre ahora mismo cómo una película, ni animada ni convencional, podría tratar los temas de los que habla “Del revés” con una combinación de rigor científico, profundidad filosófica, sentido del humor y capacidad de emoción siquiera parecida. Estamos ante una película de culto que va a marcar un antes y un después en la historia del cine y que requiere de más de un visionado para sacarle lo mucho y bueno que atesora en su interior.

Joy (voice of Amy Poehler), the main and most important of 11-year-old Riley’s five Emotions, explores Long Term Memory in Disney•Pixar's "Inside Out." Directed by Pete Docter (“Monsters, Inc.,” “Up”), "Inside Out" opens in theaters nationwide June 19, 2015. ©2014 Disney•Pixar. All Rights Reserved.
Joy (voice of Amy Poehler), the main and most important of 11-year-old Riley’s five Emotions, explores Long Term Memory in Disney•Pixar’s “Inside Out.” Directed by Pete Docter (“Monsters, Inc.,” “Up”), “Inside Out” opens in theaters nationwide June 19, 2015. ©2014 Disney•Pixar. All Rights Reserved.

Consejo de amigo: con o sin niños y para combatir la llamada Tercera Ola de Calor –como si las dos primeras hubieran dado tregua en algún momento– vayan al cine a ver “Del revés”. Ningún plan puede ser mejor.

PD.- No puede ser casualidad que hayamos visto la nueva obra maestra de Pixar justo el día anterior a conocer a Juanjo Guarnido, uno de los padres de Blacksad. Y es que miren qué escribía yo en IDEAL sobre ambos universos, Animales & Juguetes, hace ya la friolera de cinco años…

Lens Blacksad

¡Cómo pasa el tiempo!

Jesús Lens

Twitter Lens