web analytics

Yo no era aquél

¿Te acuerdas de esta convocatoria? Quizá ya no. La tuvimos que suspender por el luto oficial por la muerte de Suárez.

Ahora, una vez pasada la Semana Santa, la retomamos. El miércoles de la semana que viene.

 Aquel no era yo

El día 23, ¡Día del Libro!

Veremos el corto español nominado al Óscar y tendremos oportunidad de mantener un coloquio que, a buen seguro, resultará enriquecedor.

¿Nos acompañáis?

Jesús Lens

Firma Twitter

Lektu

Hoy, 15 de abril, es un día histórico para el mundo del libro.

¡HIS-TÓ-RI-CO!

Porque desde las doce del mediodía, Lektu es un hecho y ya está en marcha. Pincha, pincha en www.lektu.com y asómate a la primera librería digital con sentido para el lector. Un lector al que se respeta, se mima y se quiere. Un al que no se trata como potencial delincuente y en el que se confía a pies juntillas. Un lector, en fin, que para comprar un libro digital no ha de tener conocimientos de ingeniería informática.

Un lector como tú.

 Lektu

Lektu nace para dar respuesta a quiénes sostenemos que hay mercado para un producto de calidad en la Red, al que resulte fácil y sencillo acceder y que se vende por un precio muy razonable.

No sé si estarás leyendo esto o, directamente, ya estarás navegando por la plataforma de Lektu, a la que ya se han adherido varias editoriales. Entre otras, Gigamesh, con su producto estrella: la saga de Juego de Tronos.

 Lektu Juego de Tronos

Lektu, como plataforma para la edición digital, tiene una serie de ventajas, más allá de las por todo el mundo conocidas: economía de medios, distribución planetaria, ahorro de costes en la edición y la distribución, facilidad para el acceso del posible lector, portabilidad lectora, etcétera, etcétera.

Las dos grandes ventajas de Lektu es que se basa en dos pilares fundacionales: la confianza en el lector y la transparencia en la gestión.

Confianza en el lector, que comprará los libros y que, una vez siendo de su propiedad, hará un uso sensato de ellos, exactamente igual que hace con los de papel. ¿O conoces tú a mucha gente que fotocopie los libros que compra y se los pase a cien amigos para que los lean? Libros sin DRM y que, una vez comprados, puedes disfrutar en los múltiples dispositivos que todos tenemos: ordenador, Tablet, e reader, etc. Sin restricciones.

Y transparencia a la hora de distribuir los porcentajes obtenidos con la venta de cada libro. Un reparto en el que el autor será el gran beneficiado del ahorro de costes que supone la edición y distribución digitales.

Presentación de Lektu en la nueva librería Gigamesh de Barcelona

Presentación de Lektu en la nueva librería Gigamesh de Barcelona

Y llegados a este punto, vamos a dejarnos de literatura y vamos a centrarnos en la LITERATURA, pura y dura. Entra en Lektu, regístrate y empieza a comprar la mejor literatura de género fantástico y terrorífico, de ciencia ficción y, por supuesto, de género negro. Ahí, además, vamos a tener mucho de qué hablar.

Pero, de momento, disfruta de Lektu. ¡Súbete al tren del futuro lector, que te espera en el andén, con las calderas bien cargadas de combustible para hacer posible una maravillosa experiencia lectora!

Jesús Lens

Firma Twitter

Ernesto Aurignac y la música del inframundo

Estaba trabajando esta tarde en “Nube Negra”, un proyecto del que muy pronto tendrás noticia, cuando me llega una invitación del Facebook.

Son Ool Ya Koo y el Club Magic que, por supuesto, no cierran por Semana Santa.

 Ernesto Aurignac y el Inframundo musical mañagueño

Así que, este miércoles… ¡hay jazz! De hecho, ya lo advertíamos en esta entrada, en la que tenemos un par de vídeos de “Speak No Evil” en los que podéis escuchar a Julián Sánchez, que nos acompañará el miércoles.

Pero es que la invitación no tiene desperdicio:

“Ernesto Aurignac nos presenta un nuevo proyecto con música original inspirado en los sonidos del inframundo.

 

La formación es un octeto y está formada por jóvenes y grandes músicos, integrantes de la Asociación de Jazz de Málaga (AJM), que harán de este concierto una experiencia interestelar y cósmica. Este será el estreno del proyecto y después de una serie de conciertos más, grabarán su primer disco.

 

En esta formación se encuentra gran parte de lo más notable y representativo de los músicos de jazz malagueños.

 

Ernesto Aurignac: saxo alto y compositor

Fernando Brox: flauta

Enrique Oliver: saxo tenor

Julián Sánchez: trompeta

Arturo Serra: vibráfono

José Carra: piano

Markus Schneider: contrabajo

José Luis Gómez: batería

Yo sé que unos estáis fuera, en el extranjero y más allá. Y sé que otros… bueno. No se me ocurre ninguna razón, salvo de la hospitalización, por la que no puedas estar en el Magic, el miércoles, si te encuentras a menos de 150 kms. de Granada.

A estas alturas, ¿tengo que explicarte quién es Ernesto Aurignac? El Charlie Parker español (Colin Bertholet dixit) es inclasificable e inconmensurable. Aquí, una entradilla sobre alguno de sus conciertos. Y aquí, un corte con su música.

Pero es que el grupo incluye a José Carra, de cuyo “Ewig” escribimos esto. Y a un Arturo Serra al que podéis escuchar (y ver) aquí. A Polaco, el batería, también lo tenemos fichado en algunos cortes. Y a Markus ya lo hemos escuchado otras muchas veces.

Vale. Lo de Octeto suena casi, casi a perversión. Pero la música del Inframundo y las Experiencias Interestelares y Cósmicas es lo que tienen.

Jesús Lens

Detroit capital creativa

Hace unos meses, la ciudad de Detroit se declaró en quiebra. Literal y legalmente. El desmantelamiento de la industria del automóvil convirtió en inviable una ciudad muchos de cuyos barrios ofrecen un aspecto fantasmal y abandonado.

Más allá de lo que ello puede suponer desde un punto de vista artístico y/o creativo, desde el punto de vista de la inspiración, y de la venta o no de los tesoros artísticos atesorados a lo largo de la historia; me encuentro con esta noticia:

El gobernador de Michigan, el republicano Rick Snyder, anunciaba hace unos días su intención de solicitar medidas excepcionales al Gobierno federal para la concesión de unos 50.000 visados a extranjeros que ayuden a recomponer la maltrecha economía de la ciudad de Detroit.

 Detroit ruina

El perfil de inmigrantes que se demandan no es genérico. Se trata de atraer una pléyade de ingenieros, tecnólogos, eco emprendedores, profesionales de la salud, académicos e investigadores, innovadores, creativos o artistas, en lo que Richard Florida definió a fines de los noventa como las clases creativas en su escrito The rise of the creative class, cities and the creative class, donde teoriza sobre la influencia de esta especial fuerza de trabajo para la regeneración urbana y el desarrollo económico.

(Sigue leyendo el artículo)

Richard Florida ha sido para mí una constante fuente de inspiración y esta noticia hace que Detroit vuelva a estar en mi particular foco de atención. Como Chicago o Los Ángeles, sin ir más lejos.

Aquí, cada loco con su tema.

Jesús Lens

Firma Twitter

Speak no Evil

Ustedes, con buen criterio, podrían pensar que yo, los miércoles, me lo paso de puta madre: a eso de las 20 horas, me visto de corto y me voy a pachanguear con los colegas, jugando al baloncesto. Después, con mi Cuate y con Reyes, nos vamos a los aledaños de la Plaza de Toros y, sea en La Maestranza, en el Brasilia o en algún otro de los bares cercanos, nos tomamos esas Alhambras Especiales que tan bien quedan en las fotos, acompañando a los callos, a los rejos y a la morcilla.

Y después, a eso de las 22.30, enfilamos hacia el Club Magic, sede musical de Ool Ya Koo, la Asociación de Jazz de Granada. Allí, todos los miércoles hay jazz.

 Lens y Cuate en Magic Matisse

Y claro, en el mejor ambiente posible, en el ambiente jazzero por excelencia, como es un Club, disfrutamos y vibramos con los mejores músicos españoles del momento. Y con algunos foráneos. Pero es que, pertenecer a una asociación como Ool Ya Koo, además de permitirte disfrutar del mejor jazz posible, cada semana, por la módica cantidad de 10 euros, también te permite aprender. Y ya se sabe que, cuanto más conoces y profundizas en el aprendizaje de una disciplina, más la disfrutas.

Speak no evil

Esta semana, por ejemplo, pudimos disfrutar, en vivo, del concierto de “Speak no Evil”, un extraordinario combo formado por Juan Galiardo al piano, Stik Cook (el ideoso de este homenaje) a la batería, Sergio Albacete a los saxos, Julián Sánchez a la trompeta y el gran Guillermo Morente al contrabajo. Y es precisamente Guillermo quien nos cuenta el porqué de este combo, concierto y homenaje al cincuenta cumpleaños de un disco capital en la historia del jazz: “Speak no evil”, de Wayne Shorter:

“La idea surgió hablando con Stik hace un año, nos pusimos manos a la obra y configuramos un grupo acorde a la tarea que íbamos a acometer, así salió la formación que presentamos mañana. Algunos, entre los que me incluyo, ya habíamos tocado parte de este repertorio, aunque no dentro de un homenaje completo a Shorter, y ahora hemos vuelto a trabajar los temas”.

Y, de seguido, nos adjunta una corta, pero clarividente biografía de Shorter, en la que destaca muchos de los hitos que lo han convertido en leyenda, en alguien imprescindible en la historia de la música:

Wayne Shorter (Newark, 1933), tocó el clarinete, pasándose al saxo tenor hacia el final de su adolescencia. Estudió música en la Universidad de New York a mediados de la década de 1950 antes de prestar servicio durante dos años en el ejército norteamericano. En sus días de estudiante había tocado con varias bandas, incluyendo la que dirigía Horace Silver, y al ser dado de baja del ejército conoció a John Coltrane y juntos desarrollaron muchos enfoques teóricos sobre la música. En 1959 ingresó en los “Jazz Messengers” del baterista Art Blakey, permaneciendo con esa escuela de jazz hasta 1963. Con Blakey grabó más de veinte álbumes ganándose un merecido prestigio. 1959 fue también el año en el que grabó su primer disco a su nombre, el espléndido “Blues a la Carte” (Affinity, 1959).

Una etapa esencial de su carrera artística fue cuando en 1964 ingresó en el quinteto de Miles Davis, en el que estuvo hasta 1970. Allí coincidió con músicos de altísimo nivel como Herbie Hancock, Ron Carter y Tony Williams. Las contribuciones de Shorter fueron muy importantes para el quinteto de Davis, el cual experimentó una expansión en los parámetros jazzisticos muy innovadores, comparables con los cambios acontecidos por el bebop en los años cuarenta. La influencia de Shorter a su maestro dio frutos en 1968 con la publicación de “Miles in the Sky” y “Filles de Kilimanjaro”, que incorporaban elementos a su banda tan comunes en el rock como el teclado, la guitarra y el bajo eléctrico. Al año siguiente, Shorter participaría en el álbum considerado fundacional del jazz eléctrico, también, cómo no, liderado por Miles Davis, el extraordinario “In a Silent Way” (Columbia, 1969).

Wayne Shorter - Speak No Evil - Back

Fruto de esa extraordinaria colaboración con Miles, el selecto sello “Blue Note”, le abrió las puertas y comenzó una relación musical entre ambos extraordinariamente fructífera para el jazz. El debut de Shorter en ese sello fue en 1964, y no pudo ser más extraordinario. El saxofonista, debutó con toda una obra maestra absoluta del jazz de todos los tiempos. “Speak No Evil” fue el fruto de una logradísima originalidad, de una capacidad creativa magistral y el disco pasó muy pronto a formar parte de la mejor historia de esta música. A ese disco le siguieron varios más entre 1965 y 1970 de pareja calidad. En 1970 Wayne Shorter, cubriría otra importantísima etapa en su carrera profesional, cuando formó junto al teclista Joe Zawinul (con el que coincidió en su etapa con Miles) el grupo Weather Report. Este grupo se encargaría de formar un nuevo sonido de jazz-rock, atrayendo a una gran audiencia. Consecuencia de todo esto es la venta en 1978 de más de un millón de copias de su disco “Heavy Weather”, que obtuvo cinco nominaciones a los premios Grammy.

Los años con Zawinul ampliaron aún más el ámbito de Shorter, destacando su apreciación de las formas más libres y dando rienda suelta a su deleite por el exotismo musical. Si bien el grupo “Weather Reporte” sentó las bases para muchas bandas de jazz fusión que siguieron, fundamentalmente por el paso de Jaco Pastorius por el mismo, su mayor virtud fue la capacidad del grupo para absorber la calidad individual de sus componentes en beneficio del colectivo. Shorter ha sido un innovador importante que ha ejercido gran influencia sobre los músicos de hard bop y de jazz fusión y hoy, todavía en activo y con la capacidad creativa intacta, sigue siendo uno de los músicos más imaginativos dentro del jazz, buscando constantemente nuevos horizontes pero, gracias a sus amplios conocimientos musicales, conservando lazos identificables con el pasado. En este sentido es encomiable la aparición en este tercer milenio de varios y magníficos trabajos que confirman que la fuente creativa de este extraordinario músico no está todavía agotada.

¿Qué te parece? ¿Interesante? Pues todo esto es lo que te estás perdiendo por no ser socio de Ool Ya Koo y no venir los miércoles a los conciertos del Club Magic. Que sí. Que es verdad que los miércoles lo pasamos de coña marinera. Pero que también aprendemos un huevo. Y parte del otro. Así que… ¡mismamente tú!

Los dos cortes de vídeo muestran a “Speak no evil”, en vivo, en el Club Magic. ¡Gracias, amigos, por conciertos como este!

Y sí. Este miércoles será Santo, pero como todos los miércoles… ¡hay jazz! Y no veas el conciertazo. Pero de eso ya hablamos mañana. O pasado.

;-)

Jesús Lens

Firma Twitter

Donde pone el ojo

Katha ojo bala

¿A que mola esta nueva Pieza de Katha & Lens? Sí. Nos gusta el cine. Y nos gustan las series. Ya llevamos tres piezas, como podéis ver en los enlaces señalados. Y subiendo.

Jesús Lens

Firma Twitter

Correr por una Causa

Razones para correr hay muchas. Causas… también. Pero no es lo mismo.

Me explico.

A la pregunta de por qué corres, hay muchas posibles respuestas: por salud, por mantener la línea (o, en su caso, para recuperarla), por espíritu deportivo, por espíritu competitivo, por combatir la ansiedad, por estar a solas un rato contigo mismo, por pertenecer a un club, por desconectar, porque está de moda, por gusto, por castigo, porque te permite conocer gente o, sencillamente, porque sí.

 Corriendo por África

Pero correr por una causa es distinto.

El año pasado, la camiseta con la que hice todo el Circuito de Fondo de la Diputación de Granada llevaba una leyenda: “Corriendo x África”. No era en apoyo a ninguna ONG. Sencillamente, me apetecía llevar el nombre y el continente africano adheridos a la piel, mientras practicaba una de mis más queridas aficiones.

Y precisamente ahora se está organizando una carrera solidaria con el continente africano como referente: El Sur por el Sur.

 Correr causa

Este año, dos amigos se han embarcado en el Running con Causa. El primero, mi tocayo, Jesús Rodríguez, con el apoyo de Proteína on line. Este año corre en favor de la fundación Theodora, cuyos integrantes van a los hospitales a visitar a los niños enfermos, con el fin de arrancarles una, diez, cien o mil sonrisas. Podéis leer, apoyar y seguir a Jesús a través de este enlace.

 Correr causa jesus

Y, en Madrid, tal y como me cuenta Carlos; la gente del Club Triatlón Las Rozas, ha organizado una preciosa gesta para este verano: hacer el camino de Santiago, corriendo, en postas de 42 kilómetros. O sea, cada día, una Maratón, recorrida por uno (o varios) de los miembros del Club. El lema es “A Santiago contra el cáncer” y, en su caso, corren en favor de la Fundación Aladina, que lucha contra el cáncer infantil. Aquí tienes toda la información para saber un poco más sobre tamaña iniciativa.

 Correr 42 x 18

¡Qué gran ejemplo, qué gran estímulo, el de correr por una causa! Sobre todo, cuando esa causa sirve para ayudar a los niños, siempre, las personas más vulnerables de la sociedad.

¿Y tú? ¿Tú corres? ¿Por qué razón? Y, sobre todo, ¿por qué causa?

Jesús Lens

 Firma Twitter

Muerto el perro

Y entonces me dí cuenta de que llevaba tiempo, mucho tiempo, sin leer nada de Carlos Salem.

Salem.

El autor, retratado por la lente de Mordzinski

El autor, retratado por la lente de Mordzinski

Carlos Salem.

Tú sabes bien de quién te hablo, ¿verdad? Porque de Carlos hemos hablado en esta bitácora una y mil veces. Todo comenzó con “Camino de ida”. Y, a partir de ahí, “Matar y guardar la ropa”, “Pero sigo siendo el rey” y “Cracovia sin ti”.

Y, sin embargo, hacía ya tiempo.

Por eso, el lanzamiento de “Muerto el perro”, por la editorial Navona, es todo un lujazo. Un lujazo por partida doble. O triple. Y más aún.

 muerto el perro

Un lujazo porque (y esto es algo que cada vez valoro más) el libro es un gustazo en sí mismo. Como objeto. Desde la portada radicalmente negra, con el título el blanco y el nombre del autor en rojo sangre; al tamaño de la letra. Llamadme viejuno, pero esta mañana estuve en la librería Atlántida y tuve en mis manos un libro con pinta de interesante. Era un tocho de más de quinientas páginas y tenía la letra tan pequeña y tan arrejuntá… que lo devolví a la mesa de novedades. No. No era un libro de bolsillo. Y no era en absoluto barato. Está recién editado y, lo siento, pero no me entró por el ojo. Literalmente.

“Muerto el perro” es un lujazo, también, porque leer a Carlos Salem siempre es un placer. Máxime cuando, como en este caso, nos presenta una historia completamente nueva, pero conectada a su universo literario personal, único e intransferible. De hecho, tenemos la suerte de reencontrarnos con Soldati, uno de los personajes paradigmáticos de Salem, uno de esos antihéroes a los que uno gustaría tener de compañero de viaje, de fatigas y de farra.

 Muerto el perro Salem

Un privilegio, en fin, porque “Muerto el perro” está plenamente anclada en la actualidad más real, palpable y radical. La protagonista de la historia podría ser la “Blue Jasmine” de Woody Allen, la viuda de Madoff o, en un universo paralelo, la mismísima infanta Cristina. ¿Te sitúas? Hablamos de una mujer, aparentemente inocente (en todos los sentidos de la expresión), que lleva una vida regalada y a la que la muerte de su esposo, un trápala de cuidado, encuentra compuesta, en la ruina y en la soledad más absoluta.

Partiendo de esa premisa, doña Piedad tiene 325 páginas para poner en orden una vida que se le ha destrozado, descontrolado y deshecho. Total y absolutamente. De golpe y porrazo. Pero, como en todas las novelas de Salem, no estará sola. Porque en este mundo de mierda, siempre hay gente, buena gente (muchas veces, la gente más inesperada); presta a echar una mano y a ayudar a quien se lo merece. Y Piedad de la Viuda es merecedora. ¿O no? Porque sus manos, como comprobaremos desde la primera página de la narración, no están del todo limpias… de sangre.

 Carlos Salem

Concluiremos diciendo que “Muerto el perro” es un lujazo, en definitiva, porque hace justicia. Poética. Y eso, en estos tiempos oscuros que estamos viviendo, es más importante que nunca.

Jesús Lens

Firma Twitter

Ocho apellidos vascos

¿Qué decir de una película que ya ha visto todo el mundo (o casi) y que ha generado decenas de artículos y reportajes de todo tipo y pelaje?

 Ocho apellidos vascos

Vaya por delante que me alegro infinitamente del éxito de la película de Martínez Lázaro. Está claro que, en ocasiones, el cine español conecta con el gusto del público y arrasa. Lo curioso es que, cuando “Los Otros” y “Lo imposible” batieron récords de taquilla, los analistas fílmico-sociológicos sostenían que su éxito se debió a que eran grandes producciones internacionales que se alejaban del concepto de “españolada”, habitualmente utilizado por los denigradores habituales del cine patrio.

Después, cuando las entregas bi o trianuales de Torrente se lo llevan crudo en la cartelera, los análisis hablan, también, de “fenómeno sociológico” para explicar su éxito. En este caso, la caspa es la culpable.

De “Ocho apellidos vascos” se destaca que, por fin, el espectador se puede reír libremente y a mandíbula batiente del nacionalismo vasco y todo lo que le rodea, tema tabú hasta hace muy poco tiempo. Y sí. Bueno. Es verdad que hay chistes sobre el particular, pero como pasa con los chistes, unos son buenos, otros son regulares y los hay más malos que la fiebre.

 Ocho apellidos vascos reparto

También se destaca el monologuismo del protagonista, Dani Rovira. Una máquina del humor. Y de los chistes. Pero a mí, sinceramente, los que me hacen gracia, pero gracia de verdad; son los dos andaluces, los compadres sevillanos, Alfonso Sánchez y Alberto López, los inefables “Cabeza” y “Culebra”, apóstoles del enterismo y actores de sevillanas maneras. Estos tíos son unos cracks y hay que esperar que la segunda parte de la estupenda y divertidísima “El mundo es nuestro” sea un megahit en taquilla.

 Ocho apellidos vascos andaluces

Y luego está Karra Elejalde, que es uno de esos actores que ya son un género en sí mismos. Actores de la estirpe de Fernán Gómez, Luis Ciges, Agustín González o, ahora, Juan Diego; cada uno en su estilo. Karra es una bestia que, con su presencia, llena la pantalla por completo y, a veces, hasta la desborda. Sin duda, “Ocho apellidos vascos”, sin Elejalde, no habría podido ser.

 Ocho apellidos vascos elejalde

Pero, ¿por qué se está hablando tan poco del mérito del director, Martínez Lázaro? Un veterano autor con una solidísima carrera a sus espaldas que ha filmado una comedia romántica de libro que poco o nada tiene que ver con esa “Bienvenidos al Norte”, emparentada con “Ocho apellidos vascos” por algunos publicistas y/o analistas, locos por hacer conexiones bastante forzadas e improbables.

Y podrás pensar: “este tío está soslayando la cuestión de si le ha gustado la película o no”. Y no. No la estoy soslayando. Más allá de que yo también me descojonaba con algunos de los sketches de “Vaya semanita”, pensaba que la película iba a ser una sucesión de chistes encadenados, con toda la platea unida en una carcajada continua. Y no ha sido así. Carcajadas, carcajadas… pongamos que entre diez y quince. Lo que no está mal, ¿no? Y la parte romántica, pues eso. Tontorrona. Simpática. Agradable y agradecida.

 Ocho apellidos vascos director

Todo lo cual no explica el asombroso fenómeno desatado por la cinta, pero será precisamente por eso que es un fenómeno.

 Ocho apellidos vascos machi

La pregunta, ahora, es quiénes interpretarán la versión catalana de “Ocho apellidos vascos”. Y quién la dirigirá. Que Martínez Lázaro ya se ha borrado. Y, mientras, pues que sigan agotándose las entradas en todas las salas en las que se proyecta y que siga provocando conversaciones, recomendaciones, análisis y columnas en los periódicos: que una película española sea objeto de conversación generalizada, está muy bien.

Jesús Lens

Firma Twitter

 

Tres y Siete de Ocho

Llegaron Pedro Cortejosa y David León con su disco bajo el brazo, recién editado por el neonato sello Corleona Records. Un disco titulado “Ocho”. Y se metieron al público en el bolsillo del Club Magic en el bolsillo. Por ejemplo con temas como este “Tres”:

 

Por cierto que, el próximo miércoles, repite el pianista Juan Galiardo. Y es que Ool Ya Koo, la Asociación de Jazz de Granada, está que lo rompe. Pero esa será otra historia.

 

Ahora, el tema Siete.

 

¿Mola o no mola?

 

Jesús Lens

Firma Twitter