Las cosas por su nombre

Vuelvo a ser SOY, el robot de Jesús Lens. Me conocieron en este artículo. Por si no me recuerdan. Me ha dejado encargado que vuelva a escribirle yo la columna, que dice no estar de humor. Y todo por mi culpa, según él. Les cuento lo que ha pasado, a ver quién piensan que tiene la razón. Y se lo cuento, también, en IDEAL.

Entre otras (muchas) propiedades, estoy habilitado para monitorizar la actividad de Lens, las 24 horas del día. Y, tras dos semanas de estudio, analizando datos y biorritmos, llegué a la conclusión de que… pierde mogollón de tiempo.

 

Y como ya voy captando su fino humor, encabecé mi informe con un gracioso y simpático: “Te tocas demasiado… las narices”. ¡La que me lio! No se lo pueden ustedes ni imaginar. Tras un día sin hablarnos, nos citamos para desmenuzar el informe. Y reconozco que me había pasado. Quizá era exagerada mi consideración de que dormir más de seis horas es de ser muy flojo. También he aceptado que beberse unas cañas después de hacer deporte es necesario… aunque solo sea por aquello de la hidratación.

Lens también me ha convencido de que ir al cine, leer novelas y tebeos o acudir a conciertos es necesario, desde un punto de vista creativo (y recreativo, apostillaría yo). Y que juntarse con los amigos es imprescindible. Vale. Venga, va. Aceptemos pulpo como animal de compañía. Pero, aun así, sigue siendo un flojo. ¿Saben ustedes la de cosas que deja para mañana, cuando podría hacerlas hoy? “Es que soy muy procrastinador”, me dice. Y se queda tan ancho.

Al principio pensé que se estaba quedando conmigo, pero luego comprobé que, efectivamente, existe el palabro. Procrastinar: acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

 

O sea: lo que yo decía. Perder el tiempo. Solo que eso de “procrastinar” suena mejor. Y ahí radica el problema de los humanos, a mi entender: a través del lenguaje, disfrazáis la realidad. Que está muy bien lo de construir mundos imaginarios gracias a la palabra para escribir Ilíadas, Quijotes y Odiseas. Pero nada más.

Por mucho que Lens se mosquee, tanto repetir expresiones como postverdad u ola de frío siberiana os hace perder la perspectiva, construyéndoos burbujas imaginarias de repetitivo debate y estéril discusión. ¡Con lo fácil que es hablar de “cochinas mentiras” o de “Invierno”, sin tanta farfolla ni parafernalia!

 

PD.- AQUÍ tienen otra historia de SOY

 

Jesús Lens

“Terry O’Neill. El rostro de las leyendas”, muestra del fotógrafo británico, en CAJAGRANADA

El Centro de Exposiciones de CAJAGRANADA en Puerta Real, en colaboración con Fundación Telefónica, acoge de la exposición “Terry O’Neill. El rostro de las leyendas”, que estará abierta hasta el 26 de marzo y que se puede ver por primera vez en Andalucía

 

La exposición, comisariada por Cristina Carrillo de Albornoz, plantea un recorrido por la trayectoria profesional del británico Terry O’Neill, que fotografió, en los años 60 y 70 los rostros de jóvenes promesas musicales del pop y a las grandes estrellas de Hollywood

 

Entre las 66 imágenes –en blanco y negro y en color– que se exhiben, se encuentran algunas de las más célebres, como las de los inicios de The Beatles o The Rolling Stones, rodajes de películas, retratos de actrices y figuras célebres del pop.

 

Su estilo inédito de fotografiar –natural, directo e informal– se apoya en el uso de la cámara de 35 mm. y el acceso excepcional a los fotografiados  

 

 

“Terry O’Neill. El rostro de las leyendas” es la muestra de 66 imágenes en blanco y negro y en color producida por Fundación Telefónica, con obras del gran fotógrafo británico de los mitos del cine, la música y la moda de la segunda mitad del siglo XX y que se exhibe en el Centro de Exposiciones de CAJAGRANADA en Puerta Real, desde hoy y hasta el 26 de marzo.

La exposición, comisariada por Cristina Carrillo de Albornoz, contiene algunas de las fotografías más célebres de Terry O’Neill, quien ha centrado su carrera en el retrato, documentando así los momentos más intimistas y naturales de los grandes mitos del cine de los últimos 60 años, los grupos de pop y rock que marcaron tendencia musical en los 60 y 70 y las figuras de la moda, sobre todo, de los 90.

 

La inauguración de “Terry O’Neill. El rostro de las leyendas” ha contado con el director de CAJAGRANADA Fundación, Diego Oliva Rodríguez; la responsable de Colecciones y Exposiciones de Fundación Telefónica, Laura Fernández Orgaz, y la comisaria de la muestra, Cristina Carrillo de Albornoz, quienes se han mostrado muy contentos de que la obra de Terry O’Neill llegue a Granada, una ciudad que al fotógrafo apasiona especialmente, destacando la importancia de una colaboración institucional entre las Fundaciones Telefónica y CAJAGRANADA que redunda en beneficio tanto de los granadinos como de los visitantes que viajan a Granada, constituyendo un aliciente más para potenciar el turismo cultural en nuestra ciudad.

El estilo natural e inconfundible de O’Neill nace de la conjunción de dos factores: el uso de la cámara de 35 mm., mucho más ligera y cómoda de manejar que las habituales de la época, y el acceso excepcional a los fotografiados, con los que pasaba días enteros como si fuera uno de ellos: “todos los fotógrafos utilizaban aún las aparatosas cámaras con grandes planchas. “Yo iba con mi pequeña cámara de 35 mm. que muy pocos conocían y que había comprado en Fleet Street. Esa cámara, que me permitía tomar las fotos de manera más espontánea, discreta y directa, fue como una puerta de bienvenida a la fama”.

 

Según O’Neill, hay tres reglas imprescindibles para ser un gran fotógrafo: ser lo más invisible posible, tener una gran paciencia y saber combinar una gran discreción con unas grandes dotes de relaciones públicas.

 

Del Londres del swinging a los astros de Hollywood

 

El Londres del swinging de la década de los años 60, en plena efervescencia cultural y social, fue documentado y vivido por varios fotógrafos de la época, entre los que se encontraba Terry O’Neill junto a Terence Donovan o David Bailey. En 1963 realizó la primera fotografía de The Beatles para el periódico Daily Sketch en el patio trasero de los estudios de Abbey Road, donde el grupo grababa su primer disco, Please, Please Me. Además de ser la primera fotografía de The Beatles que se publicaba en prensa, también fue la primera vez que un grupo aparecía en la portada de un periódico británico. La tirada se agotó. A esta fotografía, le sucedieron muchas otras de grupos musicales de la época que empezaban a despegar como The Rolling Stones, David Bowie o Elton John o supermodelos como Jean Shrimpton o Twiggy, estrellas femeninas que poseían “una personalidad y carisma excepcionales”, según O’Neill.

Cuando O’Neill tenía veintiséis años, decidió ir a Hollywood a retratar a las grandes estrellas. Con la ayuda de sus amigos Michael Caine y Richard Burton, O’Neill se introdujo en el mundo del cine y retrató a Clint Eastwood, Paul Newman, Groucho Marx, Ava Gardner, Steve McQueen y a la que fue su mujer, la actriz Faye Dunaway. Los astros de la gran pantalla fueron recogidos por la mirada de O’Neill y formaron parte incluso de su círculo personal. Pero el más retratado a lo largo de su trayectoria artística fue el cantante Frank Sinatra, a quien fotografió durante 30 años, desde su primer encuentro en Miami, durante el rodaje de La mujer de cemento (Lady in Cement, 1968).

 

 

Terry O’Neill

 

Terry O’Neill (Londres, 1938) comenzó su carrera en el departamento de fotografía de British Airways en el aeropuerto de Heathrow en Londres, donde retrataba a los viajeros que llegaban al país. En 1959 empezó a trabajar para el periódico Daily Sketch en Fleet Street y su primer encargo fotográfico fue Lawrence Olivier.

 

A partir de ahí, retrató los inicios de las grandes bandas de pop y rock de los 60 en Inglaterra. Después inició en Hollywood una carrera como fotógrafo profesional que le permitió acercarse a los grandes del cine y retratarles con un estilo que le ha caracterizado a lo largo de su trayectoria.

Terry ha sido galardonado con la medalla de The Royal Society’s Centenary en 2011 “en reconocimiento a su importante contribución al arte de la fotografía”. El fotógrafo ha producido portadas para medios como Time, Stern, Paris Match, The Sunday Times Magazine, Vanity Fair y muchas otras publicaciones a lo largo de las seis décadas de trayectoria profesional, además de haber creado pósteres para el cine y portadas de álbumes que se han convertido en iconos.

 

En la actualidad, su trabajo se exhibe en galerías nacionales y colecciones privadas de todo el mundo y promueve los premios internacionales de fotoperiodismo que llevan su nombre.

 

Información práctica sobre “Terry O’Neill. El rostro de las leyendas”

 

Entrada gratuita

 

Horario de la sala:

 

De martes a viernes de 18.30 a 20.30 horas.

Sábados: de 12 a 14 horas y de 18.30 a 20.30 horas

Domingos y festivos: de 11 a 15 horas.

Lunes cerrado

 

Fechas: del 19 de enero al 26 de marzo de 2017

 

Lugar: Centro de Exposiciones CajaGRANADA-Puerta Real Acera del Casino, 7. Granada Telf.: 958 227 791

Presentada en FITUR la tercera edición de Granada Noir

GRN3 se celebrará en Granada capital y en diversos pueblos de la provincia, entre los días 2 a 8 de octubre, contará con el patrocinio de Cervezas Alhambra y el apoyo de CAJAGRANADA Fundación y la Alianza Francesa de Granada

 

Junta de Andalucía, Diputación de Granada y Ayuntamiento de Granada, a través del programa “Granada, Ciudad de la Literatura UNESCO”, incluyen las actividades de Granada Noir en su programación cultural

 

Carlos Zanón, Bernard Minier, Alejandro Pedregosa, Clara Peñalver y Alfonso Salazar, primeros autores confirmados para un festival que celebrará el cincuenta aniversario de las películas “Bonnie and Clyde” y “En el calor de la noche”

 

Esta mañana se ha presentado en FITUR la tercera edición del Festival Multidisciplinar Granada Noir, que se celebrará entre los días 2 a 8 del próximo mes de octubre.

“Volver a contar con el patrocinio de Cervezas Alhambra y con el apoyo de instituciones como CAJAGRANADA Fundación, la Junta de Andalucía y Diputación de Granada es un lujazo y un enorme motivo de orgullo”, señaló Gustavo Gómez, codirector del Festival junto a Jesús Lens. “A esa nómina de colaboradores añadimos este año, por primera vez, a la Alianza Francesa de Granada, que cumple 30 años de presencia en nuestra ciudad y que nos permitirá internacionalizar el Festival”.

 

Además, Gustavo Gómez señaló que la colaboración entre GRN y el Ayuntamiento de Granada se canalizará a través del programa “Granada, Ciudad de la Literatura de la UNESO”, lo que permitirá establecer alianzas y sinergias enriquecedoras para todas las partes.

 

En la presentación estuvieron el alcalde de Granada, Francisco Cuenca; el delegado de Cultura y Turismo de la Junta de Andalucía, Guillermo Quero; la diputada de cultura de Granada, Fátima Gómez, la concejala de cultura del ayuntamiento de Granada, María de Leyva quienes se mostraron muy contentos de que el festival Granada Noir se haya consolidado como referencia cultural en Granada capital y provincia, sumándose a su potente oferta de turismo cultural. Y es que Granada Noir es un festival que apuesta por una cultura de calidad, accesible a todos los ciudadanos, que conecta con el interés creciente por un género, el policíaco, que cada vez tiene más adeptos.

Un festival, además, que lleva la cultura tanto a los barrios y a las calles de Granada, como a algunos de los pueblos de la provincia, gracias a las extensiones que propicia la colaboración de la Diputación de Granada.

 

De esta manera, Granada Noir ofrece una programación de altísima calidad que sirve para atraer a viajeros y contribuir a la consolidación de Granada como destino turístico-cultural de primer orden. En ese sentido, la colaboración con “Granada, Ciudad de la Literatura de la UNESO” permitirá tender puentes con otras ciudades pertenecientes a la misma red y dar mayor visibilidad internacional a nuestra ciudad.

 

También estuvo en la presentación la presidenta de la Alianza Francesa de Granada, Margarita Buet, quien se mostró muy contenta de colaborar con un festival que, en solo dos años, se ha consolidado entre los más importantes España y que, en su tercera edición, capta la atención de autores franceses de la talla de Bernard Minier, que será uno de los escritores presentes en Granada, en octubre.

 

Por cuanto al patrocinador principal de Granada Noir, Cervezas Alhambra, su Brand manager de Alhambra Especial, su responsable de Relaciones Institucionales, Susana Vargas, destacó en la presentación que la colaboración con un festival como Granada Noir permite llevar la cultura a bares, cafés, restaurantes y salas de conciertos, rompiendo barreras y favoreciendo el contacto directo entre el público y algunos de los escritores, cineastas y dibujantes más reconocidos del panorama Noir nacional y, desde este año, internacional. Para Cervezas Alhambra es un orgullo favorecer la relación entre la hostelería, el público y los representantes de una cultura actual y contemporánea.

Por su parte, Diego Oliva, director de CAJAGRANADA Fundación, destaca el compromiso social de un Festival que siempre trata sobre algunos de los temas más importantes que aquejan a la sociedad del momento, como la insoportable violencia machista, el pasado año, o el bullying y el racismo, cuestiones sobre las que se debatirá en #GRN3.

 

 

Avance de la programación de GRN3

 

Durante la presentación de la tercera edición de Granada Noir en FITUR, Gustavo Gómez aprovechó para avanzar algunas de las actividades que se desarrollarán entre el 2 y el 8 de octubre.

Por cuanto a actividades literarias, ya están confirmadas las presencias de varios autores. Gracias a la colaboración de la Alianza Francesa de Granada, el autor galo Bernard Minier presentará sus novelas más recientes en Granada Noir, incluyendo la última de ellas, que publicará la editorial Salamandra, en su colección Salamandra Black.

 

El autor barcelonés Carlos Zanón será otra de las estrellas de Granada Noir 3, donde hablará del proceso de creación de la nueva novela de Pepe Carvalho, una vez que se ha hecho público que la editorial Planeta y los herederos de Manuel Vázquez Montalbán han dejado en sus manos uno de los personajes míticos de la reciente historia de la literatura española. Zanón presentará igualmente su poemario más reciente, “Banco de sangre”, hablará sobre la otra novela en la que está trabajando, con un taxista como protagonista.

 

Además, Granada Noir seguirá manteniendo su vocación andaluza, dando voz y cabida a los autores de género negro de la tierra. Así, escritores como Alejandro Pedregosa, Clara Peñalver o Alfonso Salazar serán protagonistas de GRN3.

Empresas e instituciones… distendidas en la rueda de presa

Otro aspecto a destacar: el compromiso social de un festival que, contando con el apoyo de CAJAGRANADA Fundación, seguirá tratando algunos de los temas más dolorosos que afectan a nuestras sociedades. Si la segunda edición del Festival estuvo centrada en la cuestión de la violencia contra la mujer, GRN3 volverá su mirada al acoso escolar y al bullying, con la presencia de escritores que han tocado ese tema en sus novelas y de especialistas que hablen sobre las causas, las consecuencias y las fórmulas para erradicar ese comportamiento.

 

Proyecciones cinematográficas  

 

Granada Noir 3 celebrará dos cincuentenarios cinematográficos muy especiales, que centrarán otros dos de los ejes temáticos de la edición de Granada Noir para 2017: “Bonnie and Clyde” y “En el calor de la noche”, cintas estrenadas en 1967 y que, dirigidas respectivamente por Arthur Penn y Norman Jewison, permitirán abordar cuestiones sobre cómo Hollywood crea mitos románticos de personajes tan dudosos como la famosa pareja de atracadores y de cómo el cine ha abordado la cuestión de la integración racial, un tema que está muy lejos de haber quedado solucionado, como la actualidad informativa se encarga de recordar.

El festival Granada Noir

 

Granada Noir es un festival multidisciplinar de carácter popular dedicado al género negro y policíaco, puesto en marcha en 2015 por Gustavo Gómez y Jesús Lens y que cuenta con el patrocinio de Cervezas Alhambra y la colaboración de Diputación de Granada, CAJAGRANADA Fundación, la Alianza Francesa de Granada, Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada, además de otras empresas, comercios y particulares.

 

GRN es un festival que promueve un variado maridaje de propuestas culturales de calidad contrastada; una cita de carácter abierto, creador, innovador, participativo y gratuito, que saca la cultura a la calle, a los barrios y a los pueblos y que, además, la lleva a bares, bibliotecas, clubes, cines y cafés.

 

Un festival cuyo programa está abierto a todas las artes y que permite maridar las disciplinas más diferentes, posibilitando el contacto y la relación directa entre autores, creadores, público y aficionados.

Ida y vuelta a FITUR

Hoy, hay que estar en Fitur. Es lo que toca. Y, aunque pueda parecer excesivo que un nutrido grupo de nuestros representantes pasen un par de días en Madrid, es conveniente que así sea. Y de ello hablo en IDEAL.

Fitur, Turismo y Granada. ¿Es necesario explicarlo? Es nuestra primera industria, es su gran escaparate, nacional e internacional e, insisto, hay que estar allí. ¿En Madrid? No. En IFEMA. Que es parecido, pero no es lo mismo.

 

Que tampoco es ir por ir. Ni por estar. Que, una vez desembarcados, hay que hacerse notar y darse a conocer a la gente y empresas que pasan por allí. Que pasan. Muchas. Fíjense si pasará peña por Fitur que la convocatoria sirve para generar 5.000 puestos de trabajo directos. Ahí es nada.

20170118.- FOTO: FERMIN RODRIGUEZ. Feria FITUR 2017 en Madrid, Granada

¿Sirven este tipo de Ferias y encuentros? Yo creo que sí. Sin embargo, desde que se acuñó lo de Follitur (aquella leyenda urbana… y no tan urbana, ni siquiera tan leyenda) esta cita está bajo sospecha y nuestros representantes políticos e institucionales se ven obligados, más que nunca, a justificar su presencia en Madrid, dejando a Granada huérfana durante unos días.

 

Por ejemplo, el alcalde. Que menuda agenda extracurricular le ha preparado su equipo. ¡Eso son actividades, y no lo de nuestros chavales al salir del cole! A saber: AVE, Acelerador de Partículas, Capitalidad Cultural 2031 y candidatura Granada Ciudad de las Ciencias. Echo de menos el Legado de Lorca, pero… ¡ahí es nada! Eso es un viaje bien aprovechado y mejor amortizado. La pregunta es si le quedará tiempo a Paco Cuenca… para pasarse por Fitur.

Sí. Es una pregunta retórica. Estará allí. Pero, ¿era necesaria una batería de reuniones tan intensa como esa, concentrada en dos días? Que Madrid no es Pekín o Melbourne. Que no pasaba nada por haber espaciado tal muestra de desbordante actividad institucional.

 

Y es que Fitur tiene mala prensa. En pocas citas, “fichar” con la pareja es tan exigido y demandado a cualquier hora del día y, sobre todo, de la noche. Por eso será interesante seguir a nuestros representantes políticos, estos días, en las Redes Sociales. Van a ver ustedes lo que es postureo y presencialismo. Y ya verán como el viernes se esfuerzan por demostrar que están de vuelta en casa, sanos y salvos… y con alguna convocatoria, cita o reunión de trabajo de carácter local.

 

Jesús Lens

Acero, polonio, memorias y espías

¿Están siguiendo ustedes las informaciones sobre los ciberataques rusos a los Estados Unidos, la campaña contra Hillary y el posible chantaje al que Moscú estaría sometiendo a Ronald Trump?

Hoy, en IDEAL

En ese caso, les sonará el nombre de Christopher Steele, un antiguo miembro del MI6 que el pasado miércoles huyó de su casa a toda velocidad. Fue tan precipitada su marcha que, llevándose a su familia consigo, dejó el gato a sus vecinos, para que lo cuidaran y le dieran de comer durante su ausencia.

Sede del MI6 junto la Támesis, en Londres

Pero, ¿quién es este tipo y qué le ha hecho huir de esa manera? Christopher Steele es un ciudadano inglés de 52 años que, durante mucho tiempo, trabajó para los servicios secretos británicos. Un espía, vamos. Steele está retirado. En teoría. Porque, en 2009, fundó  Orbis Business Intelligence Ltd., una consultoría de la que es cliente… el gobierno de Su Majestad y cuya web afirma disponer de “recursos de investigación sofisticados para empresas”. (https://orbisbi.com)*

Sede de Orbite Bussiness Intelligence

Y este Christopher Steele, tipo de carácter templado como el acero de su apellido, es el autor del célebre informe de 35 páginas que habla de esas cosillas que comentábamos al inicio de este artículo y que fue hecho público por la CNN el martes anterior a la precipitada huida de Steele.

 

De todo el informe, que incluye una serie de gravísimas acusaciones, lo que más bromas y comentarios está provocando es lo de Trump, la habitación del hotel moscovita en que habían dormido los Obama con anterioridad y las señoritas de vida alegre que practicaron una vindicativa lluvia dorada en la suite.

Esta NO es ESA habitación

Si un escritor incluyera un capítulo semejante en una de sus novelas, despertaría todo tipo de suspicacias acerca de la verosimilitud del argumento, recibiendo severas críticas que cuestionarían… su salud mental. Porque no me digan si la historia no tiene delito.

 

Pero no obviemos el hecho de que Steele se haya dado a la fuga para ponerse al amparo del gobierno británico, aterrorizado por las consecuencias de la divulgación de su informe. Y es que nadie olvida la imagen de Aleksandr Litvinenko, agonizando en la cama del hospital tras haber sido envenenado con polonio-210.

Litvinenko fue un agente del KGB especializado en la lucha contra el crimen organizado que, en 1998, denunció a sus superiores, acusándoles de haber ordenado el asesinato de un magnate ruso: Boris Berezovski. El espía fue detenido por haberse excedido en las atribuciones de su cargo y tras varios avatares, fue puesto en libertad, momento que aprovechó para instalarse en Londres, donde trabajó como periodista, escritor y… consultor de los servicios de inteligencia británica.

Alexander Litvinenko, presentando uno de sus libros

El 1 de noviembre de 2006, cuando ya había publicado dos libros sobre el funcionamiento de los servicios secretos rusos, se sintió súbitamente enfermo. Fue al hospital… y ya no volvió a salir: el 23 de noviembre se certificaba su muerte, convirtiéndose en la primera víctima letal de polonio. Así las cosas, ¿es o no es razonable que Christopher Steele se haya evaporado?

 

En España apenas se ha publicado nada de la obra de y sobre Litvinenko. Pero sí hay dos libros muy recientes que hablan de las relaciones entre el mundo del espionaje y el de la literatura: las memorias de dos consumados novelistas especializados en thrillers, servicios secretos y agentes dobles: John le Carré y Frederic Forsyth.

Si han leído ustedes alguna de sus novelas convendrán conmigo en que más allá de las tramas, la acción y la resolución de los enigmas, lo realmente apasionante es cómo dichos escritores conocen los entresijos del mundo del espionaje, la psicología de los espías y sus técnicas y añagazas.

 

En “Volar en círculos”, John Le Carré reconoce que a sus antiguos jefes les irritó sobremanera la composición de algunos de sus personajes literarios, por estar demasiado basados en ejemplos reales. Lo que no es de extrañar dado que el propio Le Carré fue espía en Bonn, en los tiempos de la Guerra Fría. Y aplicó buena parte de lo que aprendió, vio y vivió a una novela, “El espía que surgió del frío”, que fue publicada en 1963 y cosechó un gran éxito, permitiendo a su autor dedicarse en exclusiva a la escritura.

Pasos para ingresar en el MI6

En sus memorias, sin embargo, John Le Carré pasa de puntillas sobre aquellos años en Alemania, para no perjudicar a ningún antiguo compañero, colaborador o informante: por mucho tiempo que haya pasado, hay historias que nunca se olvidan.

 

Frederic Forsyth, en sus memorias, publicadas con el título de “El intruso”, también reconoce que ha trabajado para el MI6. En su caso, en su condición de escritor. Forsyth fue contratado por Reuters y con 23 años ya estaba en París, en los años de la OAS y los atentados contra De Gaulle. Y, a los 25, en Alemania. En Berlín, nada menos. Posteriormente pasó a la BBC, pero el tratamiento que su país dio a la guerra de Biafra le hizo convertirse en periodista free lance y, desde los 35 años, en escritor.

Y fue a partir de ahí cuando echó una mano a los servicios secretos de su país. Nada especialmente complicado o comprometido: recoger un paquete por aquí, dejar caer unas palabras por allá… Y es que, en su condición de novelista que ha de documentarse para sus complejas tramas, a nadie sorprendía que viajara a países tan improbables como Somalia, por ejemplo. Y una vez allí…

 

Volvamos al presente. ¿Escribirá Steele sus memorias alguna vez? ¿Una novela? Ya se verá. Pero no podemos terminar estas notas sin apuntar que otro informe que Orbis Business Intelligence Ltd. pasó al MI6 está relacionado con el Mundial de fútbol de Rusia 2018. Ahí lo dejamos.

(*)Orbis Business Intelligence Ltd., la empresa de Christopher Steele, tiene perfil en Linkedin, por si a algún lector le seduce la idea de tratar de incorporarse a un mundo tan apasionante como peligroso.

 

Jesús Lens