web analytics

Hablemos de límites y de novela negra

¡Qué bueno, que Paco Jurado, padre de aquella excelente novela, “Benegas”, publicada por Almuzara; y mi room-mate en Semana Negra de hace tres o cuatro me haya invitado a participar en unas jornadas literarias en Córdoba, bajo el título de “Un otoño de novela”!

 Córdoba Negra Benegas

Excusas para ir a esa bella ciudad no hacen falta, pero si, además, teñimos la vista de negro y de rojo sangre… ¡brutal!

Y más brutal saber que voy a compartir mesa y charla con dos escritores portentosos. Uno, además, es un conversador nato. Y un tremendo provocador. Además de erudito. Y cinéfilo compulsivo. Su lengua, además de ser la más rápida al otro lado del Guadalquivir, es un arma letal.

Se llama Mariano Sánchez Soler, ha ganado el Premio L’H Confidencial y ya hay ganas… ¡ganazas!… de compartir un buen rato con él.

 Córdoba Negra Mariano

Al otro no lo conozco. En persona. Pero como si lo conociera de toda la vida. Un monstruo como Alexis Ravelo, ganador del Hammett de este año, compañero de andanzas digitales en la Banda del 38 que capitanea el intrépido Ricardo Bosque y, además, un timador nato.

La cuestión que nos plantea el comisario Jurado es de órdago: La expansión del género negro a otros ámbitos literarios. ¿Se puede morir de éxito?

 Córdoba Negra Alexis

¿Qué os parece?

Me gustaría conocer opiniones y sugerencias de cómo orientar la charla de forma que la gente que venga a Córdoba, el jueves 6 de noviembre, además de pasarlo bien (eso, con los tipos antes citados, está asegurado) aprenda y sienta que su tiempo ha estado bien invertido.

El turno de palabra comienza en 3, 2, 1…

¡Seguimos!

Jesús Lens

Firma Twitter

La isla mínima

Cuando terminabas de ver “El sueño eterno”, la obra maestra de Howard Hawks, la película canónica por antonomasia en la que se compendia lo mejor del cine negro -su estética, su atmósfera, sus personajes, sus diálogos… -había piezas del guion que no encajaban y, si tratabas de hacer memoria de todo lo que ocurría a lo largo de la historia, te perdías. Pero la fascinación, la mandíbula descolgada por lo que habías visto, la sensación de haber disfrutado de una película verdaderamente grande, icónica y genial… ya no te abandonaba nunca jamás.

 La isla mínima actores

Salí del cine, el pasado viernes, con una sensación parecida. Desde luego, la mandíbula se me había quedado desencajada, después del derechazo que me había pegado Alberto Rodríguez y todo el equipo que ha hecho posible “La isla mínima”.

Sí. Al tomarme unas Alhambras fresquitas con Reyes, en El Secreto del Buen Hacer, estábamos de acuerdo en que había algo en el guion que no quedaba del todo claro. Pero ambos convinimos: ¡¿Y a quién le importa?! Porque estábamos los dos fascinados por la película que acabábamos de ver.

 La isla mínima poster

Y eso raramente ocurre, por desgracia. ¡Qué gustazo, poder salir de un cine, abarrotado, habiendo disfrutado de una de esas cintas que, en pantalla grande, se disfruta a lo bestia!

Sigue leyendo mis impresiones sobre “La isla mínima” en el espacio Lensanity de Cinema 2000

Jesús Lens

Firma Twitter

Boyhood

Un milagro. “Boyhood” es un milagro. O, al menos, lo más parecido a un milagro que podremos encontrar en una sala de cine.

 Boyhood milagro

“Boyhood”, la última película de David Linklater, un tipo para el que el paso del tiempo parece serlo todo; ha empleado doce años en filmar una película de 165 minutos de duración.

Sí. 12 años. Los que van de 2002 a 2013.

12 años para filmar una película, sin embargo, en tan solo 39 días de rodaje. Una película con un protagonista total y absoluto: el actor Ellar Coltrane, quien da vida a Mason, un chaval al que veremos crecer en pantalla, desde que tiene 6 años y comienza a ir a la escuela hasta que cumple los 18 y entra en la universidad.

 Boyhood Coltrane

Y cuando decimos que le vemos crecer en pantalla, no es un eufemismo: aunque perfectamente hilados, asistiremos a doce segmentos a través de los que conoceremos no solo a Mason, sino a sus padres, a su hermana y a otras personas que giran en su entorno y con los que se relaciona.

Porque “Boyhood” son bocados de realidad. La realidad de una familia cualquiera en la que no pasan grandes cosas, pero en la que no dejan de suceder pequeñas historias. Y esas son las historias que nos cuenta Linklater: las mudanzas, la pérdida de los amigos, las nuevas relaciones de unos padres separados, los nuevos hermanos, los cortes de pelo, los granos, los problemas en la escuela, las novias…

Porque si alguien espera grandes golpes de efecto, giros endemoniados en el guion, acción y efectos especiales… ¡esta no es su película!

“Boyhood” es una narración pausada y analítica, pero en absoluto lenta o aburrida; sobre la vida de un muchacho. Sus miedos, sus afectos, sus anhelos, sus sorpresas, sus gustos y sus disgustos. Y, orbitando en torno a él, su familia. El padre, Ethan Hawke. La madre, Patricia Arquette. Y la hermana, Lorelei Linklater; hija del director de la cinta.

 Boyhood familia

No todos aparecen todo el tiempo. De hecho, da la sensación de que Linklater se comunicaba por Whatsup con el Grupo Boyhood:

-         Richard: ¡A ver! ¿Quién se viene este año a rodar con Ellar y conmigo?

-         Ethan: Yo este año no puedo. Me toca peli con Denzel y no llego a tiempo.

-         Patricia: Yo tengo solo tres días, que me han fichado para “Boardwalk Empire…

-         Ellar: cabrones, no me dejéis tirado.

-         Lorelei: yo voy si Ellar se corta el flequillo.

Y, dependiendo de la disponibilidad de unos y de otros, Richard escribía la parte del guion correspondiente a la edad del protagonista, para hacer avanzar la historia.

Una película emocionante y magistral, en la que vemos la transformación física y el crecimiento de un niño que entra en la adolescencia y, después, en la madurez. Una película en que asistimos al desarrollo de una personalidad igual que, en su famosa trilogía (“Antes del amanecer”, “Antes del anochecer” y “Antes del atardecer”) Linklater nos hizo partícipes del desarrollo de una relación amorosa, igualmente, a lo largo de veinte años.

 Boyhood cena

En estos tiempos de cine adocenado, clónico, previsible y acelerado, películas como “Boyhood” resultan más imprescindibles que nunca.

Básicas y esenciales.

Así, y dado que los milagros escasean… ¡no dejen de ir a ver una película prodigiosa! No se arrepentirán. Ni la olvidarán.

Jesús Lens

Firma Twitter

La menguante cartelera granadina

¿Has leído el reportaje que publica Belén Rico en Granada Hoy? Aquí lo tienes entero, aunque ahora vamos a hablar de algunas de sus partes.

Empieza así:

“Se te cae el alma a los pies”. Con esta frase resume Jesús Lens su sensación cuando echa un vistazo a la oferta cinematográfica de la cartelera granadina. El autor de libros como “Cineasta blanco, Corazón negro” o “Café-Bar Cinema” ha puesto en marcha en su programa sobre cine en la emisora La Voz de Granada una sección en la que se hace inventario de todas las películas de estreno que merece la pena ver pero que no han llegado a las pantallas dedicadas al séptimo arte en esta ciudad.

 Cines Multicines Centro

Hablando con Belén, le decía que una ciudad como Granada que, junto a su área metropolitana, alberga a 500.000 personas y tiene unos 80.000 estudiantes universitarios; tiene que haber público potencial que quiera ver otro cine. Y cine en versión original.

Efectivamente, así lo denunciábamos en “Lo que Granada no ve”. ¿Os acordáis? No hablamos de cine iraní o tagalo. Hablamos de cine europeo y cine norteamericano más allá de los Blockbusters. Hablamos de cine de autor. De cine latinoamericano.

En el mismo reportaje, el gran Juan de Dios Salas, histórico responsable del Cine Club Universitario, se muestra más pesimista que yo: “Es cierto que cuantas más salas hay menos títulos pueden elegirse porque están repetidos hasta la saciedad. Aquí no llegan ya ni muchos de los comerciales y la comparativa con otras ciudades es muy negativa, pero no sabemos de quien es la culpa si de los empresarios o del público, porque no hay respuesta a otros títulos.

 

No sé si es por incultura del público, porque el nivel cultural medio del espectador español es muy bajo. Cada vez hay un público más joven y los jóvenes tienen un desconocimiento absoluto de la historia del cine”.

Una de las pocas ventanas abiertas a otros cines

Una de las pocas ventanas abiertas a otros cines

¿Qué te parece? ¿Cómo lo ves?

Lo que yo propongo, en el reportaje, es lo siguiente:

“Se trataría de hacer algo similar a unos “Amigos del Cine” con el compromiso de asistir a una sala que se reservase para la exhibición de cintas distintas a las que a día de hoy son las que predominan por duplicado o triplicado en los cines de la capital. “Se podría hacer a través de una tarjeta o algo así. Experiencias como el Cine Club Mediterráneo de Motril, que tiene dos pases a la semana con lleno total, demuestran que pueden funcionar. Si eso funciona con películas que tienen varios meses y en una ciudad más pequeña; en Granada puede funcionar”.

¿Soy un iluso?

Quizá.

Pero me gustaría intentarlo.

 Cineclub Mediterráneo de Motril

Reitero. ¿Cómo lo ves?

Jesús Lens

Firma Twitter

Vuelve la Nube Negra

Que no es que se haya ido en verano, pero que el otoño es la mejor época para volver a disfrutar de la Nube Negra, el sello negro y criminal que dirijo en la editorial Palabaristas.

 Nube Negra

¿Vosotros creéis en los Lectores de Verano? Yo, la verdad… poco. O se es lector, o no se es.

Y la novela negra demanda lectores. Buenos lectores. Porque la mejor novela policíaca, además de hacerte disfrutar, te hace pensar y reflexionar. Porque te muestra lo que está al otro lado de la realidad aparente.

Porque alumbra lo que, a lo que mandan, no les gusta que se vea.

Porque de la mano de los buenos policías y detectives, de los periodistas con olfato o, sencillamente, de los chavales con curiosidad; se pueden hacer grandes descubrimientos.

 Palabaristas Logo

A lo largo de octubre vamos a trabajar en textos procedentes de México y de Cuba. Pronto, más información.

Pero recuerda que Nube Negra tiene ya varios títulos publicados, en formato electrónico, de descarga tan sencilla como intuitiva. Y a un precio imbatible, asequible y asumible para cualquier lector.

Una oferta para que puedas leer en cualquier formato y dispositivo electrónico. Lecturas que te llevarán de Argentina a Sevilla, pasando por Cuba. ¡Ahí es nada!

El primero de los títulos es de descarga gratuita: “Mirando Espero”, de Justo Vasco. ¡Cuba linda, pero amarga!

 mirando espero portada

La Sevilla negra y criminal nos la muestra Juan Ramón Biedma en su sensacional “El efecto Transilvania”.

 El efecto Transilvania portada

Por Argentina nos movemos en un futuro que, quizá, no sea tan lejano. ¡Lean, lean la última e inédita novela de Guillermo Orsi, “El árbol del Vaticano”, una fábula negra y criminal en clave de ciencia ficción!

 El árbol del Vaticano Portada

Y volvamos a Cuba. A La Habana Vieja. De la mano de Amir Valle y sus “Últimas noticias del infierno”.

 Últimas noticias del infierno portada

¿Os apuntáis a esta vuelta al mundo negra y criminal?

Jesús Lens

Firma Twitter

Traductores es la etiqueta para la Tuiteratura

¿Qué os parece esa palabra? ¿Inspira, provoca, anima?

Con #Congreso ha habido meneíllo en el Timeline del Twitter de El Público de Canal Sur.

 Tuiteratura

A ver qué os parece la selección que he hecho como “El Cazador de Tuits”:

“En el Congreso de los diputados deberían pasar lista. Como en el colegio”, de @LunaLorquiana

El segundo es de @manuaguilar1907 : “Pintor: encalando fachada del congreso, dos manos y todavía sigue sucia”

Y el tercero y a la postre ganador es de @masclaroagua y dice así; “El congreso “Por un mundo sin fronteras” tuvo que suspenderse por la huelga de traductores”.

Y ahí está la palabra de la semana: Traductores.

¿Te animas a participar? Ya sabes: un Tuit en @elpublicocsr o en @Jesus_Lens con la etiqueta #Traductores

Además de poder ganar un premio mensual, una amplia selección de los mejores Tuits serán recopilados en un libro del que pronto daremos más información.

¡Venga a escribir!

Jesús Lens

Firma Twitter

¿Es esto cultura?

Hoy publico este artículo en IDEAL. Sé que no va a gustar a mucha gente y que habrá su polémica… pero de eso se trata, ¿no?

En los últimos días han coincidido dos noticias del ámbito cultural e intelectual que nos obligan a repensar los conceptos de cultura, inteligencia y pensamiento.

Por una parte, se ha puesto a la venta “Destiny”, el videojuego más caro de la historia, cuyo presupuesto de 380 millones de euros supera largamente el de la película más costosa de todos los tiempos. Por otro lado, Risto Mejide ha ganado el premio Espasa de Ensayo con un trabajo sobre la Marca Personal, lo que ha incendiado las redes sociales, que ya advierten sobre el inminente advenimiento del fin del mundo racional e intelectual en España.

 Risto Mejide

A mí también me chocó lo de Mejide. -“¡Cómo debe estar España si este tipo gana el Espasa de ensayo!” –fue lo primero que pensé. Pero luego caí en la cuenta de que, en realidad, prácticamente nunca he visto, leído ni escuchado a Risto. No sigo su actual programa de televisión ni tampoco le he sufrido en sus labores de jurado en el concurso de talentos que le granjeó su fama y predicamento.

Otro dato para mi preocupación: Mejide ha ganado la trigésimo primera edición del Premio Espasa de Ensayo. Hablamos, pues, de uno de esos premios de reconocido prestigio, bien consolidados en nuestro país. Traté de hacer memoria… y no fui capaz de recordar quién ganó ninguna de las treinta ediciones anteriores del galardón. Entonces me fui a Internet y comprobé que, efectivamente, ni siquiera he hojeado alguno de los Espasa precedentes. ¿Tiene sentido, pues, que me rasgara las vestiduras por la concesión de un premio cuya temática, encima, me suscita mucha curiosidad? Un libro que probablemente  terminaré por comprar… y por leer.

 Cultura

No. No voy a comprar “Destiny”. Los videojuegos no son lo mío. Siempre he sido torpe con las maquinitas, ya desde la época de los Recreativos. Y me aburro bastante con ellos. Pero la descalificación recibida por los videojuegos por parte de tanta gente que no considera serio eso de “matar marcianitos” me recuerda la suficiencia con la que el cine fue recibido en su origen: una atracción de barraca de feria. Por no hablar de lo que podrían decir los amantes de los tebeos y del hard rock, por ejemplo, sobre el prurito cultural y su marchamo de pureza.

 Destiny

Vistos los gráficos y los escenarios de “Destiny”, hay que reconocer que su diseño de producción es una maravilla, una gozada visual y un deleite para los sentidos. No. No lo voy a comprar. Pero puestos a denigrar un producto cultural por ser un juego de matar marcianos, ¿qué eran “Blade Runner” y la saga de Alien, sino una continua masacre de replicantes y vidas extraterrestres? Sin olvidar que la película más cara de la historia del séptimo arte data de 2007 y es… “Piratas del Caribe 3. En el fin del mundo”.

Jesús Lens

Firma Twitter

Un camino a través del infierno

Si ahora mismo leyera cinco manuscritos, negros y criminales, que disimularan el nombre de su personaje principal, para no dar pistas; creo estar en condiciones de asegurar que no tardaría ni tres páginas en descubrir cuál de ellos ha sido escrito por Javier Hernández Velázquez. Y no por sus dejes o términos canarios, precisamente.

“La vida es una derrota asumida. Allí estaba, en aquel salón del hotel, en recuerdo de un tiempo en el que creí que una canción podría salvar el mundo (una época en que Michael Jackson aún era negro y estaba vivo)”.

 UN CAMINO A TRAVÉS DEL INFIERNO Javier Hernández

Así comienza “Un camino a través del infierno”, novela publicada por MAR Editor; finalista y mención especial del jurado del premio de novela negra L’H Confidencial del año 2013.

Con toda justicia, puedo decir ahora que la he leído.

Aunque leído no es la expresión exacta. Porque arranqué con ella la noche del martes, en el Puerto de la Cruz, y cuando aterricé en el aeropuerto de Granada, el miércoles; Mat ya se había convertido en uno de esos compañeros de viajes literarios con los que te apetecería compartir tragos, golpes e historias, hasta bien entrada la madrugada.

 UN CAMINO A TRAVÉS DEL INFIERNO PORTADA

Mat.

A Mat venía siguiéndole la pista desde hace tiempo, a través del Facebook. Es un tipo con gusto por las armas. Cortas. Un tipo que gasta una de esas sonrisas de medio lado que, dependiendo de por dónde asome, da alegría encontrársela… o miedo. Mucho miedo.

Mat es detective. Privado. Y, obviamente, no lo lleva bien. Eso de investigar cuernos y bajas laborales es bastante ingrato. Un buen día se cita con una clienta muy especial. Su amante, para ser exactos. Y el encargo que le hace es morrocotudo: buscar a la hija que tuvo con Vicente Chinea, a la sazón, presidente del gobierno canario… en pleno proceso de reelección.

Entonces, el cristal de la ventana del garito en que están hablando salta por los aires…

 UN CAMINO A TRAVÉS DEL INFIERNO Mat

Con esas mimbres, y con el personalísimo estilo que caracteriza a Javier Hernández, la narración de “Un camino a través del infierno”, nos adentra en la podredumbre, la locura y la insania que yacen en el lado oscuro de cualquier sociedad, por aparentemente bonita y festiva que parezca.

En este caso, por fortuna para él y para sus lectores, Mat no estará solo en su particular temporada en el infierno. Por un lado, nos acompaña Eva Millar. Por otro, su nueva secretaria. Impagables, ambas. Aunque tan parecidas como el día y la noche. Como la cruz y la cara. Como el haz y el envés. Y está el político. Y su familia. La carnal y la otra. Porque muchos políticos cada vez tienen un concepto muy laxo de lo que debe ser La Familia. Y el pasado, claro. Un pasado que pesa. Mucho.

Pero, sobre todo, está Mat. Un Mat que ve la vida, como el autor, a través de un personalísimo prisma, repleto de referencias a la música, al cine, a la televisión… y para los amantes del baloncesto, a la NBA.

Porque nada de lo humano nos puede resultar ajeno.

Javier, acreditando buen gusto literario ;-)

Javier, acreditando buen gusto literario ;-)

Por ejemplo, la buena literatura. Esa que te sacude y que te noquea. Como “Un camino a través del infierno”. Hasta el punto de que si la lees y no encuentras en ella un estilo fresco, desenfadado, único y, esperemos que repetible por su autor en sus próximas novelas, que ya esperamos impacientes; te pago una Alhambra Especial bien fresquita.

Y como muestra de lo que digo, especialmente dedicada a mis buenos amigos del mundo de la canasta, unas líneas muy descriptivas:

“Me tumbé en el sillón y encendí la pantalla de plasma para visionar un Detroit-Portland de las finales de la NBA del 89. Los Pistons sí que eran tipos duros. Después de tocar fondo a finales de los setenta, la suerte regresó a la Motown cuando seleccionaron en el draft al base Isiah Thomas. Al año siguiente adquirieron al pívot Bill Laimbeer de Cleveland y al base Vinnie Johnson de Seattle. Luego llegaron Dumars, Mahorn, Salley y Rodman. El coach Daly comprendió que debían emplear un estilo agresivo que se ganó el apodo de los Bad Boys. En aquel grupo mi debilidad era Laimbeer, un Harry el sucio de las canchas.

UN CAMINO A TRAVÉS DEL INFIERNO Laimbeer

Duro, arrogante, provocador, un tipo despreciable. Todos lo consideraban un matón, pero era mucho más que eso. Aquel malcarado, hijo de un multimillonario comerciante de diamantes, era uno de los pocos jugadores que se hubiese ganado mejor la vida fuera de las canchas que dentro de ellas”.

Jesús Lens

Firma Twitter

Tierra

Cada vez me gustan los espectáculos que mezclan disciplinas diferentes. Por ejemplo, este “Tierra”, que vamos a poder disfrutar en el Teatro CajaGRANADA el próximo viernes, me parece de lo más sugerente y sugestivo, ya desde que Arístides y Airyn estuvieron en el Cubo, grabando imágenes para el vídeoclip.

 

A través de este enlace, podéis acceder a más información sobre el mismo, compra de entradas, etcétera.

 

Jesús Lens

Firma Twitter

Termina Periplo 2014

O no.

Si eres seguidor de las Redes Sociales, habrás visto que esta semana ha habido una palabra que se ha repetido con especial insistencia: Periplo. Y un lugar: el tinerfeño Puerto de la Cruz.

 Periplo

Una vez terminada la segunda edición del Festival Internacional de Literatura de Viajes y Aventuras, es hora de hacer balance.

Un balance doble y… desdoblado en dos partes.

La primera, la presencial.

La segunda, virtual.

El lunes pasado arribaba al aeropuerto de Tenerife Norte y de allí, directos al Puerto, a comer, que eran cerca de las cuatro de la tarde. Una preciosa calle estrecha, bien cuidada, llena de flores y de color. La calle de la verdad. Un garito: Casa Pache. Unas mesas en la calle y un grupo de gente apurando la comida. El equipo de producción de Periplo.

Una birra, unas papas arrugás y un atún después; ya charlábamos como si nos conociéramos de toda la vida. Además, me quedé muy tranquilo: Eduardo García Rojas, encargado de hacerme la entrevista pública en la carpa montada en el exterior del Museo Arqueológico, resultó ser un cinéfilo de pro, además de un extraordinario conversador. Así que, yo, calmaooooo.

 Periplo charla Lens Eduardo

A partir de ahí, me sumergí en los contenidos de Periplo, en las exposiciones, los talleres, las charlas, las presentaciones… Un programa extraordinario, rico y repleto de actividades. De las que fomentan la participación, de las que estimulan y animan a levantarse del sillón y ponerse en marcha, a hacer cosas.

Lo que no es de extrañar cuando, charlando con Marcelino, uno de los responsables de Periplo, me decía que otro de los inspiradores, creadores e ideólogos del festival es Antonio Lozano.

Ustedes lo conocen porque ha estado en Granada infinidad de veces y siempre hemos aprovechado para hablar con él, y con vosotros, de libros, de inmigración, de viajes…

 Periplo Antonio Lozano

En una de aquellas presentaciones le describí como uno de esos tipos que, además de hacer cosas, consiguen que pasen cosas a su alrededor. De hecho, es uno de los inspiradores de este artículo, que publiqué en IDEAL hace ya más de un año: “Gente interesante”.

Por ejemplo, Periplo.

Una cita que ha permitido hablar con personas del calibre y el talento de Javier Reverte, Xavier Moret, Eduardo Riestra o el propio Antonio Lozano. Y de conocer a otros muchos autores, escritores y viajeros.

Además, en lo personal, tuve el alegrón de saludar a dos amigos escritores, del ramo negro y criminal, que tuvieron la gentileza de venir a mi charla: Mariano Gambín y Javier Hernández Velázquez. ¡Y a Alejandro! Pero del encuentro con Alejandro hablaré en otro momento. Él sabe el porqué.

 Periplo Javier Hernández

La charla fue bien. Cuando la gente te hace sentirte a gusto, se nota. Y la gente de Periplo lo consiguieron, desde el minuto uno. Además de lo agradable de conversar con Eduardo. Al terminar, alguien dijo: “erais como dos amigos de casquera, en la barra del bar”.

Y así fue… aunque Emilia no me dejara subir una birrita al escenario ;-)

De las conversaciones en Casa Pache ya habrá tiempo de hablar. Más adelante. Porque ya hemos llegado al miércoles, cuando volví a Granada y me asomé al Magic, para disfrutar del primer concierto de la temporada de la asociación de jazz de Granada, Ool Ya Koo.

Pero, ¿había terminado ya Periplo?

No. Es decir, físicamente ya estaba en Granada. Pero gracias a las redes, he podido seguir disfrutando de Periplo estos días: las presentaciones, las charlas, los talleres… hasta de cómo iban quedando los descomunales grafitis del colectivo “Sabotaje al Montaje”.

 Periplo Sabotaje al Montaje

He tomado notas de libros y recomendaciones, de máximas viajeras y de propuestas para hacer nuevos viajes. Y ya cuento los días para que, terminando el próximo verano, haya un nuevo Periplo.

Mientras, toca volver a leer, descubrir, conocer y viajar.

Porque los buenos festivales, y Periplo lo es, se convierten en un estado mental que te anima a ver la realidad con ojos más inquietos, atentos e inquisitivos.

 Periplo Lens

A todos, a todas; a ese pedazo de equipo descomunal… ¡Gracias!

Y, por supuesto… ¡seguimos!

Jesús Lens

Firma Twitter