Un lugar en el mundo

Si vais siguiendo el suplemento V de los periódicos de Vocento, veréis que este verano hay una sección llamada “Un lugar en el mundo”.

El pasado lunes, publiqué un artículo en dicha sección.

¿Cuál es mi lugar en el mundo?

A nada que me vayáis conociendo, lo podéis tener claro: un pub.

Cuando escribía “Café-Bar Cinema”, uno de los capítulos que más disfruté fue el irlandés y, de hecho, es la parte del libro que he tomado como modelo para mi nuevo trabajo, aunando las películas, con la realidad histórica y con mis experiencias viajeras.

Por eso, para hablar de mi rincón en el mundo, uno de esos lugares especiales, singulares, curiosos y llamativos; he vuelto la verde Erín, a la Irlanda mitológica, trágica, etílica y literaria que tanto nos gusta.

A ver qué os parece:

¡The Brazen Head!

Jesús irlandés Lens

Cafés, bares, libros, películas, cervezas…

¿Qué sería de nuestra vida sin una buena y fresquita Alhambra Especial, en la barra de un bar, con unos amigos?

¿Qué sería de “No hay paz para los malvados” sin los tugurios por los que Santos Trinidad arrastra su vacía y atormentada existencia?

¿Qué sería del fútbol sin los cafés mañaneros, con el Marca o el As como testigos de, posiblemente, las conversaciones más apasionadas y viscerales de la jornada?

¿Qué sería de tantas y tantas historias de amor y desamor sin una mesa y una taza de café entre los amantes?

Hoy es 1 de octubre.

Arranca el mes que debería llevar a las librerías ese nuevo libro en el que he invertido dos años: “Café-Bar Cinema”. Ya sabéis: bares, cafés y clubes de película.

Es una portada provisional. La definitiva se está cocinando...

Un libro que va a salir en otoño y que, espero, os va a gustar.

Un libro que viene con prólogo de nuestro querido Fernando Marías. Un prólogo que es una historia en sí mismo, como pronto podréis leer. Un pedazo de historia. ¡Un historión!

Un libro que, sin embargo, aún no está terminado.

Le acabo de escribir un mail a mi querido José Manuel Vargas: “¿estamos todavía a tiempo de…”?

Y él, resignado, me dice que sí. Que estamos a tiempo. Que, una vez más, volverá sobre la maquetación, ya terminada, para añadir lo último que se me haya ocurrido escribir.

Pero es que acabo de leer una fantástica entrevista con José Coronado, en la que habla del rodaje de la antes citada “No habrá paz para los malvados”, y tengo que incluir algunas de las cosas que dice. Impepinablemente. Sí o también.

Como también me gustaría hablar de algunos de los escenarios de “Camarón”, recientemente vista. ¿Y unas notas de “Kill Bill”, de la que apenas me acordaba?

Pero pronto acabará todo. Pronto llegará el día, la hora y el segundo en que “Café-Bar Cinema” entre en máquinas y, por uno de esos milagros a los que ya no hacemos caso, un archivo de Word, transformado en PDF, se convertirá en un nuevo, flamante y espero que apetecible libro.

¡Sigue siendo provisional!

Como en el caso de “Hasta donde el cine nos lleve” (que podéis seguir comprando AQUÍ, sin gastos de envío y con un solo click), los hacedores de este nuevo milagro son los amigos de Ultramarina, la colección todoterreno de la Editorial Almed. Jerónimo Páez y Juanma Cid, empeñados en sacar adelante, contra viento y marea, un puñado de buenos libros, todos los años.

Ya es octubre. Pero seguimos trabajando en “Café-Bar Cinema”. Hay otros proyectos que empiezan a llamarnos, pero éste sigue abierto.

Y lo seguirá estando, aún cuando pongamos el punto y final a su edición impresa. Porque, como bien sabéis, le tenemos abierta una página en Facebook que hemos alimentado estos meses con nuestros avances, dudas, ilusiones y zozobras y que, por supuesto, seguiremos alimentando con esos manjares que tanto nos gustan: una Milno helada, un café con crema, un bar con alma, un club con carisma y, siempre, como telón de fondo, esas películas sin las que la vida sería más gris, más triste, más antipática.

Animaos a formar parte de “Café-Bar Cinema”. Creo que lo pasaremos bien. Sobre todo, si te animas y te vienes con nosotros.

Jesús ensoñador Lens.

El primero de Octubre de 2008, 2009 y 2010, también blogueamos…

Bloomsday… ¡y que viva Irlanda!

Después iremos, a las 21 horas de hoy miércoles, a la presentación del nuevo disco de “Supervivientes” y nos hincaremos unas buenas pintas de cerveza. Porque hoy es el Bloomsday. ¡Viva Irlanda! Aquí, lo que mejor podemos y sabemos transmitir de ese maravilloso país. Porque ser irlandés es un estado mental…

La vida de Joyce, en Tebeo

ALIADOS CONTRA LA SED

Sé que no debería hacerlo, que no puede ser bueno para la salud y que me arriesgo a que un día me dé un jamacuco. Lo sé. Y aún así, me encanta correr a mediodía, con las tripas vacías, cuando el desayuno no es sino un recuerdo y el cuerpo empieza a pedir la chicha del almuerzo.

Sea invierno, sea verano, nieve, truene, caigan chuzos de punto o esté el asfalto derretido por el sol, cantando la chicharra y los aires acondicionados a tope; yo salgo a correr a mediodía. Por aquello de las sensaciones, si recuerdan ustedes.

Y mis aliados son:

Por la mañana, siempre que puedo, agua, mucha agua, utilizando la táctica saharaui de los camellos y dromedarios de almacenar para cuando no haya. Bien del grifo o, si encarta, agua de Lanjarón.


En cuanto llego a casa, después de correr, para reponer los tres kilos que vengo a perder, con la espumilla blanca de la deshidratación en la comisura de los labios… Aquarius. Lo descubrí en Carchuna, tras una insolación. Desde entonces no falta en casa. Aquarius de naranja o de cola. Aquarius siempre.


Y, con la comida, haya lo que haya, un gran vaso de gazpacho Alvalle con hielo. Hay otros, los hay caseros y muy buenos. Pero mi gazpacho, Alvalle.


Y, a la caída de la tarde, por supuesto, llega la hora de la birra, de esa cerveza que se viste de verde y tanto nos gusta: la maravillosa, única e indispensable Alhambra 1925.


Y sí, vale, también alguna cañita de barril he llegado a beberme. Que, aunque yo no soy ése, podría serlo. Sin duda.

Porque beber rima con correr y nuestro color, ya lo saben ustedes, es el Verde.

Sí. Estamos locos. Pero nos gusta.

Jesús Lens.

Etiquetas: , , , , , , , , ,