ROBERT-DOISNEAU

Amigos, desde que nos embarcamos en ESTE proyecto (que os invitamos a seguir, al estar a punto de materializarse y entrar en otra dimensión)  tenemos una especial sensibilidad por bares, cafés, fotografías, películas, libros… Paradójicamente, cada vez piso menos esos templos de la sabiduría, algo que es necesario corregir.

 

Hoy os dejo unas imágenes fascinantes, de París y sus terrazas, cafés y bistrós, retratados por un maestro: Robert-Doisneau.

Jesús Lens, desembarecido en acción.

MIÉRCOLES POÉTICOS: ANDRÉS CAICEDO

Hace unos días, me llamó Manolo Villar. Que tenía un libro para mí. Que me iba a encantar. De Andrés Caicedo. Un escritor colombiano que se suicidó a los 25 años, cuando se quedó sin nada que decir.

Pronto volveremos a él. Ahora, dejamos un par de poemas, en los Miércoles Poéticos aplazados un día por la huelga.

Puede ser una tarde con estrellas

La tarde se parece a mí

Soy un hombre melancólico

Soy un poeta.

Cuando tenía 12 años fui a mi primera

fiesta y fue cuando me tocó bailar por

primera vez en mi vida. Me fue muy mal.

No me cogió el paso. Me dijo: no le

cojo el paso y me dejó allí. Y yo fresco.

Pero ahora pienso

que si me hubiera cogido el paso ahora yo

sería bailarín y no poeta.

Hay gente que puede ser poeta y bailarín

al mismo tiempo.

Pero yo no puedo. Yo soy un hombre melancólico.

Puede ser la luna a mis espaldas.

— — —

Creo en fantasmas, vampiros y

en empleados públicos que una

mañana salen volando de su

casa porque soy un hombre

que cayó bajo el amor.

Cuando puedo veo cine y miro

gente desde buses, merced a

un sólo sentimiento:

la nostalgia y la tristeza.

Y fíjese que

digo uno.

Tengo 19 años y escribo cuentos

fantásticos.

Y ya le dije que creía en vampiros.

MÁS SERVICIOS MÍNIMOS

Aunque pasada la hora del telediario, ya se puede dar por concluida la huelga, seguimos de mínimo servicio y nos limitamos a recordar una frase de José Martí:

“El que tiene un derecho no obtiene el de violar el ajeno para mantener el suyo.”

Por cierto, esto es lo que no le perdonamos a ZP y es el motivo de seguir holgando…

No sólo saldrás de la Moncloa... es que les has hecho el trabajo sucio.

Más cosas de la huelga: decenas de pequeños comercios cierran por temor a que un piquetero exaltado les haga algún extravío irrecuperable. Mientras, decenas de policías velan porque las Grandes Superficies abran sus puertas sin contratiempos.

Justo sería, por unos días, no pisar esas grandes superficies y ayudar al pequeño comercio. Porque siempre ganan los mismos.

Jesús Lens, que vuelve a la huelga.

SERVICIOS MÍNIMOS

Amigos,  ¿os convencen estos Servicios Mínimos?

Lo mismo pensáis que no debería bromear con este tema, pero es que esta huelga, perdonad la simpleza del diagnóstico, es un CACHONDEO que no se la creen ni Toxo, ni Cándido, ni ZP. Ni yo. Aunque la secunde. Así que, echésmosle unas risas a la cosa. No nos queda otra…

Entre tanto, os recordamos que tenéis que leer a Frankie Machine, por favor. La novela de la temporada…