DA MIEDO

Mucho miedo. ¿Aburrido de la monotonía de los viajes en avión? Dale valor añadido al precio del billete por la sencilla vía de provocar el pánico en tu compañero de asiento.

 

Y para ello, desde El Silencio del Espacio nos llega el siguiente protocolo de actuación:

 

1. Sacar el portátil

 

2. Abrirlo lentamente

 

3. Encenderlo

 

4. Asegurarse de que el pasajero está mirando

 

5. Abrir INTERNET EXPLORER

 

6. Cerrar los ojos brevemente, abrirlos y mirar al cielo por la ventanilla, con gesto grave y adusto

 

7. Inspirar profundamente y pinchar ESTE enlace.

 

8. Mirar la cara del susodicho vecino de asiento, que debería estar más lívido que el de los pasajeros del vuelo 815 de la Oceanic, instantes antes de partirse en dos al principio de “Perdidos”.

 

Jesús Lens, molestón.