The following

La nueva serie estrenada por TNT (y muy pronto en abierto) venía bendecida por la crítica más selecta, por lo más granado de la creciente estirpe de los partidarios de tomarse la Vida en Serie… y por los más de 10 millones de espectadores que, la semana pasada, le dieron el visto bueno.

 The Following

Visto el primer episodio, el piloto, que la TNT repite este domingo a las 23 horas; me han quedado sensaciones encontradas.

 

El principio, salvaje: una fuga de la cárcel protagonizada por un asesino en serie, que deja tras de sí a cinco guardias asesinados. Y una pintada en la pared: Nevermore. Nunca más.

 

Y, de inmediato, un personaje que, de tan tópico, dan náuseas: un ex agente del FBI apartado del servicio años ha… y alcohólico. Y guapo, claro. Kevin Bacon. El agente que, en 2003, detuvo al preso fugado. Quien mejor lo conoce. Y al que piden que vuelva al FBI, como asesor, hasta dar con el fulano.

 The Following

Y, claro, piensas que la serie será la persecución del menda. Un menda que, a decir verdad, sí parece un malo interesante. Como señala Kevin Bacon: “Es alguien con esa capacidad de seducción, con habilidad para transmitir sus deseos y hacer que otros se sientan atraídos por él”.

 

Pero, a una velocidad vertiginosa, empiezan a pasar cosas y a aparecer personajes. Muchos de cuáles, además, hacen flash back hasta ese 2003, el año en que todo ocurrió.

 

Y hay un secuestro. Y entonces piensas… ¡Ah!

 

Pero no.

 

Ni mucho menos.

 The Following

En apenas cuarenta minutos ocurren tantas cosas, aparecen tantos personajes, hay saltos en el tiempo, relaciones, idas, venidas y vueltas a ir… que terminas el capítulo con el resuello perdido, sin estar muy seguro de haber sido capaz de asimilar tanta información.

 

El piloto de “The Following” no es que tenga una sorpresa o dos. Es que no tiene menos de diez. Y, claro… unas las puedes adivinar, intuir y anticipar. Otras, sin embargo, te pillan con el pie cambiado.

 

No sé cómo progresará la serie, pero ahora mismo no sé si me han tomado el pelo o he sido testigo de una genialidad.

 

Y si ando rumiándolo… por algo será. En cualquier caso, y como sostiene el propio Kevin: “Lo que más me obsesiona respecto a este papel, y eso afecta tanto a mi personaje como al de James (Purefoy, el villano), es cuánto tiempo podríamos mantener la tensión necesaria como para que la serie sea relevante. Veremos hasta donde podemos tensar la cuerda”.

 

Una buena conclusión, sinceramente.

The Following

Así las cosas, ¿has visto el piloto de The Following? ¿Y? ¿Qué te ha parecido? O, si no lo has visto aún… ¿piensas hacerlo?

 

Jesús Lens

  • Casualmente, acabo de verlo. Me ha gustado mucho el descaro casi pulp de la propuesta: pasa olímpicamente de la verosimilitud con el único fin de tenerte en tensión durante 45 minutos sin respiro. Si sigue a ese nivel, me declararé rendido admirador… aunque será complicado mantener el ritmo, desde luego. Veremos el 1×02, a ver…

  • arantza

    Tras acabar de ver Homeland, necesitaba una serie que mantuviese pegada a la pantalla y descubrí ‘The Following’. Lo ha conseguido con creces y el episodio 2 es más de lo mismo: qué pena que haya que esperar 7 días para ver el siguiente!

  • Un despelote. Arantxa, es muy distinta a Homeland, casi un opuesto, pero es una propuesta desenfadada y muy, muy divertida. Dentro de lo sangriento, claro.

  • Tras charlar de esta serie con varias de “mis vacas sagradas en el tema” no me han vendido muy bien la moto… y tras leer este artículo… creo que The Following queda relegada al banquillo. Acabaré los episodios que me quedan por ver de HOMELAND, devoraré HOUSE OF CARDS (vers. USA) y ya luego veremos a ver si se mueve el banquillo o no