Las patatas, bravas

Cuando mi Cuate y yo, además de unos tercios de Alhambra Espacial y sus respectivas tapas, sentimos la necesidad de pedir algo más de comer, para empapar, para hacer madre que se dice; lo primero que pedimos son unas bravas. Efectivamente, cuando vuelvo de algún viaje por el extranjero, lo primero que pido al llegar a España es una ración de patatas. Bravas. Y, como me gusta especificarle al camarero, me gusta que las bravas sean bravas.

Huelga, por supuesto, hablar de la trascendental importancia de la patata en nuestra gastronomía o reseñar la inmensa riqueza que dicho tubérculo genera. Y es por eso que Katha y yo le hemos hecho un homenaje, visual y textual, a las patatas. A las bravas:

Patatas Bravas

¿Qué te parece? ¿A que, efectivamente, tiene una mirada desafiante, a lo Clint Eastwood?

Pues ya sabes: si hay que comer patatas… ¡que sean bravas!

Y si conoces algún garito destacable en el que las Bravas sean las Reinas, no dudes en decirlo. En Granada tenemos, por supuesto, el San Remo. ¿Alguien da más?

Jesús Lens

Em Twitter: @Jesus_Lens

PD.- Esta es la segunda (y no será la última) oportunidad en que Katha y Lens unen sus fuerzas. ¿Te acuerdas de esta primera, en clave cinéfila?

Pues aquí, desde luego… ¡seguimos! Y mi consejo, que sigas a Katha en Facebook. Nunca decepciona.

  • Mayela “katha” Ortega

    ¡Muchas gracias!
    ¿Y qué me dices de las bravas del Ávila?
    Esa salsa casera no puede estar más rica…

  • Gonza

    Top Ten de Bravas granaínas ya

  • Rash

    Las bravas del Avila estan muy ricas pero no pican.
    Las patatas mas bravas que ha habido en Granada eran las patatas taladro que ponían en El pesaor, pero cambió de gerencia hace tiempo, así que no se si existen o se han perdido como las lagrimas (que se le saltaban a los blandos) en la lluvia (que deseaban para beber algo)

  • Ya tenemos tres. Top Ten! Mayela, cómo molan esas bravas. Rash, ¿y no dices nada malo o negativo? Joder qué frío me quedo…

  • Migue

    Con permiso de Rash, las patatas taladro del El pesaor, son las más picantes que he probado, pero no por ello las más buenas, su picor lo conseguía más el rebozado de pimienta negra que la salsa picante.
    Me quedo con el San Remo y su escasez de agua al pedirsela al dueño con la boca ardiendo.

  • Rash

    Se trataba de bravura, si necesitas agua con la especial del San Remo es una señal para que cambies de objetivo.
    La especial del San Remo siempre ha sido cosa de la sorpresa y la malafollá, encomiables por tanto.
    Eso si, por blandas que sean siguen superando a las mas famosas de los madriles, que debieron picarle a algún blandengue tipo familia real, porque llamar bravo a eso…..

  • Lucas

    A mí me gustaban mucho unas que ponían con un toque de ali oli en el sitio ese que está en mitad del Violón.

  • Me avergüenza confesarlo; pero desde que estoy en Granada no he pasado de los montaditos… Espero repararlo con la siguiente pista, si alguno va a Barcelona por lo que sea; aunque supongo que es de todos conocido: las Bravas del Tomás, en mi pueblo, en Sarriá, y prepárate para llorar de felicidad.

    De nada,

  • Son bravas de verdad…me encantan.