Primarias sevillanas

A los críticos del PSOE les gusta jugar con el significado de sus siglas. Es habitual escucharles decir que de obrero solo le queda la O, lo que a mí me hace pensar en un canuto, la verdad sea dicha.

Que la E de España liga con la P de partido en el sentido de roto o descosido, que ya saben ustedes que España se rompe. Y nos queda la S. Para unos, el PSOE ya no es socialista. Así las cosas, quedaría un POE de lo más literario, misterioso e inquietante.

La historia nos dice, sin embargo, que la S sí tiene un sentido claro y diáfano en el PSOE andaluz: Sevilla. He estado repasando la historia del PSOE de nuestra comunidad autónoma y exuda sevillanismo por los cuatro costados, de Rafael Escuredo a Rodríguez de la Borbolla, Chaves, Griñán y Susana Díaz.

Algunos de ellos se presentaron por las circunscripciones de Cádiz o Córdoba en determinadas elecciones, pero sus trayectorias vitales, políticas, orgánicas y profesionales muestran las sevillanas maneras de todos los expresidentes autonómicos.

Presentación en Granada de la candidatura de Espadas

En las próximas primarias, no se lo van ustedes a creer, concurren dos candidatos de Sevilla. O, para ser más precisos: una candidata y un candidato. De Susana Díaz lo sabemos todo. De Juan Espadas podemos leer en la Wikipedia que nació en Sevilla en 1966. Pasó la infancia en el sevillano barrio de Miraflores, se licenció en Derecho por la Universidad de Sevilla, hizo un máster en la Universidad Carlos III y pasó por el Instituto San Telmo. Pertenece al Colegio de Abogados de Sevilla. Y, por supuesto, es alcalde de Sevilla.

Durante unos meses se barajó el nombre del jienense Felipe Sicilia como posible aspirante a la secretaría general del PSOE andaluz. Reconozco que me hizo mucha ilusión cuando lo oí, pero no le di pábulo alguno al runrún. ¿Alguien podía creerse, de verdad, que un político socialista de fuera del entorno sevillano tendría una mínima oportunidad en el PSOE andaluz? ¡Amos anda! Y quien dice jienense dice granadino o almeriense.

Hay primarias en el PSOE. Dos políticos hispalenses se aprestan a dirimir los odios larvados y las vendettas pendientes del socialismo español de estos últimos años turbulentos. De sevillanas maneras, insisto. Como en Los Inmortales, ¡solo puede quedar uno!

Jesús Lens

Lunes que hacen la pascua

Hacía tiempo que no tenía tanta sensación de domingo por la tarde. Pienso en mañana lunes (por hoy) mientras escribo y no voy a decir que me corre un sudor frío por la espalda, tampoco es cuestión de exagerar, pero sí que siento algo parecido a una comezón, síntoma inequívoco de que me va a hacer la pascua.

Juanma ya ha empezado a avisar…

Asueto. “Interrupción temporal por descanso del trabajo, los estudios u otra actividad habitual, especialmente si dura un día o unas horas”, lo define la RAE. Esta Semana Santa ha supuesto un asueto mental que me ha mantenido alejado de la información sobre La Cosa. Y es por eso que le tengo tanto recelo a hoy lunes, cuando los datos actualizados empiecen a caer en cascada y la cuarta ola se convierta en el tema central de conversaciones, tertulias, artículos y tribunas de opinión. ¡Qué pereza!

Eso, y la reanudación de la polarización informativa sobre las elecciones en Madrid y Cataluña, el agujero de gusano que nos conduce a esa realidad paralela y alternativa en que parecen vivir la mayor parte de nuestros políticos. ¡Qué perezón!

Estos días he caminado por nuestra tierra con las lentes de los viajeros románticos, de la Madraza a la Casa de los Tiros, con sus exposiciones, paseando por la Alcaicería y el Realejo. La ‘nueva’ Ribera del Genil que, a la espera de los árboles, integra mucho mejor su Alcázar y la Ermita de San Sebastián. O la Granada más contemporánea, la del siglo XXI, la del PTS, su arquitectura de vanguardia y su galería de arte urbano al aire libre, de la que un día de estos tenemos que hablar en profundidad.

Toca cambiar de gafas y ponerse, de nuevo, las de diario. ¡Qué requetepereza! ¿En qué cuitas andarán nuestros próceres locales? Más allá del 2+2, quiero decir, que encara su recta definitiva. ¿Con qué cruces de acusaciones nos sorprenderán estas semanas? Les reconozco que ahí sí me pica la curiosidad. Eso y el as de Espadas que una parte del PSOE quiere poner sobre la mesa para cortarle la cabeza a Susana Díaz de una vez por todas.

Espadas mira a Susana Díaz

¿Ven? Cuando deberíamos estar pendientes de las vacunas, los Juegos de Cromos de los unos y los otros nos hacen desviar la atención de lo auténticamente importante a lo que debiera ser accesorio. En fin. Que es lunes de Pascua y mucha pascua. Valor y al toro.

Jesús Lens