Abierto por Cuarentena

Estos próximos días no tendré columna en IDEAL. Cambio de sección y, mientras el cuerpo aguante, voy a escribir una serie de reportajes titulados ‘Abiertos por coronavirus’.

Como estarán en la web del periódico todos los días y estos días está abierta para todo el público, suscriptor o no, iré enlazando en esta misma entrada cada uno de ellos.

Miércoles 18 de marzo. El pollo como valor refugio.

Jueves 19 de marzo. Una explosión de luz y color en nuestras calles.

Viernes 20 de marzo. Alimento para la mente y para el alma.

Sábado 21 de marzo. Frutas y verduras frescas y lujuriosas.

Domingo 22 de marzo. Hemos metido el templo en el salón de casa.

Lunes 23 de marzo: Farmacéuticas. Titanes de bata blanca.

Martes 24 de marzo: Combustible para los coches y para el cuerpo.

Miércoles 25 de marzo: El pescado más fresco, todos los días.

Jueves 26 de marzo: Las asesorías granadinas, a destajo.

Viernes 27 de marzo: Recargas de móvil, internet y optimismo.

Sábado 28 de marzo: Unas chuches para animarnos.

Domingo 29 de marzo: Infusiones frente a la crisis.

Lunes 30 de marzo: A nadie le amarga un dulce.

Martes 31 de marzo: Congelados para salir lo menos posible.

Miércoles 1 de abril: Estancos. Con cada bulo hay un repunte en la venta.

Jueves 2 de abril: Material educativo y artístico.

Viernes 3 de abril: Un viaje por Granada a través del sabor.

Sábado 4 de abril: Perretes transmisores de cariño.

Domingo 5 de abril: Adaptación activa al teletrabajo.

Lunes 6 de abril: Huevos, alimento de primera necesidad.

Martes 7 de abril: La compra a domicilio, por pequeña que sea.

Miércoles 8 de abril: Hornos y fogones encendidos.

Jueves 9 de abril: En contacto a través de los móviles.

Viernes 10 de abril: Entrega especial. Los gritos del Silencio.

Domingo 12 de abril: Muletas, férulas o sillas de ruedas para una urgencia.

Lunes 13 de abril: Endulzar el final de la Semana Santa.

Martes 14 de abril: Salir de casa para hacer la colada y lavar la ropa.

Miércoles 15 de abril: Sin enlace a los protésicos dentales.

Jueves 16 de abril: Sin viajeros ni turistas, el taxi está al ralentí.

Viernes 17 de abril: Pollos asados y otros platos cocinados cada día.

Sábado 18 de abril: La mejor comida japonesa, en casa.

Domingo 19 de abril: Compromiso y responsabilidad.

Jesús Lens

 

Esta fuente es una ruina

Hace tres meses fui a la Fuente del Avellano con mi colega Gustavo Gómez. Estábamos currando en diversos reportajes sobre el Albaycín y hacíamos recorridos que, a modo de punto de fuga, nos sirvieran para contextualizar el barrio Patrimonio de la Humanidad.

Si leyeron ustedes el reportaje de Javier Barrera de ayer, titulado “La Fuente del Avellano, todo un poema”, verían el engendro en que se ha convertido el espacio, con las poesías que lo jalonan ilegibles y cubiertas de pintadas entre lo obsceno y lo vomitivo. (Leer AQUÍ)

¿Saben qué es lo más preocupante? Que, cuando paseo por la zona, o cuando voy corriendo por aquel paraje, ya no reparo en la mierda, la porquería y la suciedad. Estoy tan acostumbrado a que aquello sea una ruina que, para mí, no es noticia.

Pero lo es. Es noticia. Y lo es gracias a las palabras de Javier y a las fotos de Pepe Marín, que han mirado la realidad con ojos escrutadores y críticos, sin rendirse a la costumbre de la dejadez y el abandono.

Foto. Pepe Marín

Quiere la casualidad, que siempre tiene mucho de causal, que el mismo día en que IDEAL publica el reportaje sobre el bochornoso abandono del entorno de la Fuente del Avellano, también pudiéramos el siguiente titular: “El Ayuntamiento acumula una deuda de 33 millones con Inagra”, la concesionaria del servicio de limpieza.

Mientras se nos va la vida -y las fuerzas- posicionándonos sobre memeces varias, salidas de tono extemporáneas y altisonantes declaraciones de los unos y los otros; la casa sin barrer. Entre la Toma y el daca, perdemos la perspectiva sobre las cosas importantes. Por ejemplo, que el PP de Torres Hurtado arruinó al Ayuntamiento de Granada mientras su equipo presumía de buena gestión y que el PSOE ha sido incapaz de consensuar un presupuesto en los años que lleva en la Plaza del Carmen.

Cuando les preguntas a los otros y a los unos, todos dicen tener sus razones, sus excusas, sus motivaciones. Pero el hecho es que Granada se ha convertido en una de las ciudades españolas qué más años lleva con sus presupuestos prorrogados, muestra inequívoca de la inoperancia de los concejales que nos gobiernan.

Dentro de cinco meses hay elecciones municipales. Se presentan más reñidas que nunca y va siendo hora de reflexionar sobre los méritos y deméritos de los concurrentes.

Jesús Lens