Escasa innovación cultural

Un diagnóstico muy elocuente sobre la pobre clasificación de Granada en el ranking de ciudades culturalmente innovadoras de España lo encontramos en la propuesta del llamado ‘grupo de trabajo de la Capitalidad Cultural Europea de Granada 2031’.

¿Se acuerdan? El grupo concluyó que nos hacen falta seis museos. Seis museos dedicados, concretamente, a la Semana Santa, a los Títeres, a la Palabra, a la Historia y Tradiciones, al Flamenco y al Arte Contemporáneo.

Tampoco es que causaran particular revuelo estas propuestas: a sabiendas de que el Ayuntamiento está en quiebra, es materialmente imposible que afronte su creación, puesta en marcha y mantenimiento. (Sobre todo ello escribí esta columna en IDEAL)

Con la OCG asfixiada económicamente, el Centro Lorca al ralentí, el Festival de Jazz reducido a su mínima expresión o el Gran Espacio Escénico arrumbado en el baúl de los recuerdos; solo el Festival de Música y Danza tiene entidad para colarse entre las grandes citas culturales del panorama nacional.

Así las cosas, y aunque cuesta mucho trabajo pensar que esos nuevos museos pudieran salir adelante, la propuesta en sí ya resulta muy ilustrativa: tratar de contentar a las diferentes familias del entorno. A los roalillos. A los cercanos. Los museos proyectados no abrirán sus puertas, pero la intención es lo que cuenta, ¿verdad? Sobre todo, a la hora de pedir el voto…

Qué errática, la política cultural de este Ayuntamiento. En su momento, el Alcalde planteó la candidatura a la Capitalidad Cultural como una inmejorable ocasión para reflexionar sobre qué Granada aspiramos a tener en un futuro no muy lejano. Y aprovechó para renegar del modelo museo-franquicia de Málaga. No parece que, en estos años, las reflexiones hayan dado mucho fruto que digamos.

¿Habría alguien capaz de definir el criterio seguido por el gobierno del PSOE a la hora de trazar su política cultural? Ni siquiera traer las exposiciones de PhotoEspaña, todas juntas y a lo bruto, el pasado otoño, ha servido para ganar puntos en la referida clasificación de calidad e innovación cultural. Con el peso que dicha marca tiene entre los técnicos encargados de la valoración…

Estamos en pre-campaña electoral. Tengo muchas ganas de conocer las propuestas de Ciudadanos y de la confluencia de izquierdas de cuyo nombre no puedo de acordarme. Lo que han hecho el PP y el PSOE en materia cultural, bien lo sabemos. Lo que han dejado de hacer, también.

Jesús Lens

¿Es la cultura electoral?

Hoy publico en IDEAL un artículo propuesta que no sé qué te parecerá. Me gustaría conocer tu opinión y, además, que la compartieras… ¡Gracias!

Cuando era joven, escuchaba con estupefacción las historias que me contaba mi padre sobre los viajes a Perpiñán de los cinéfilos españoles que querían ver determinadas películas que, por razones diferentes, no se estrenaban en España. La más famosa fue “El último tango en París”, pero hubo otras. Muchas. Demasiadas.

 Censura tango

Hace unos días me descubrí escrutando la cartelera… de Málaga, para organizar una escapada de fin de semana que me permitiera ver algunas de las películas más interesantes que se han estrenado en España, pero que no han llegado a la cartelera granadina. ¡Qué triste, tanto progreso y tanto desarrollo, para volver a un ignominioso punto de partida!

De un tiempo a esta parte, asistimos a un debate más o menos abierto sobre el bajonazo de Granada en el mapa cultural andaluz y español. Un debate que, a mi juicio, se está centrando mucho en la gestión de los monumentos, en la importancia de las grandes infraestructuras culturales  y en los eventos más mediáticos; pero muy poco en los contenidos que, día a día, deberían beneficiar intelectualmente a los granadinos.

El debate está focalizado en la cultura como motor de desarrollo económico y en su capacidad para atraer turismo foráneo que genere recursos para el sector de la hostelería, lo que me parece muy bien y es muy necesario, pero siempre que no obviemos esa otra cultura, la del día a día, la que se disfruta a pie de calle por los residentes en la provincia.

 Censura magical girl

Y, con ello, volvemos al cine. Las salas comerciales privadas deciden estrenar las películas que consideran más rentables y, para ello, reservan tres cuartas partes de su aforo a Sombras, Esponjas y Pingüinos. Por su parte, la Diputación, la Filmoteca de Andalucía, los Festivales y los Cine Clubs dedican sus recursos a un cine que está fuera de los circuitos comerciales. Un cine necesario e imprescindible, vanguardista, clásico, diferente y arriesgado. Lo que antes se llamaba Cine de Arte y Ensayo.

El problema radica en ese otro cine que se estrena comercialmente en toda España, pero que, siendo minoritario, no llega a Granada. Por ejemplo, de los últimos Goya, más de la mitad de las cintas seleccionadas no tuvieron un estreno normalizado en nuestras salas. Y no vamos a hablar de las Palmas de Cannes, los Osos berlineses, las Conchas de San Sebastián o los Leones venecianos; por centrarnos en los Festivales más famosos del mundo. Solo el cine Madrigal programa cine alternativo, de forma habitual.

 cine madrigal

La pregunta es: ¿por qué no se utiliza el Teatro Isabel la Católica, de gestión pública y municipal, como sala de proyecciones para ese otro cine comercial que, sin reventar taquillas ni arrastrar a las masas, sí resulta imprescindible para la salud intelectual de una ciudad supuestamente culta y universitaria como Granada?

Teatro Isabel la catolica

De cara a las próximas elecciones, más allá de estériles polémicas partidistas e interesadas, deberíamos estar muy atentos a las concretas y factibles propuestas culturales de los programas electorales de los partidos. Para mí, desde luego, será un importante factor a la hora de decidir mi voto.

Jesús Lens

Firma Twitter

PERDÓN AMIGOS

Hoy os puede sorprender el tono de esta columna, pero es necesaria. En pleno Hocus Pocus de magia, del MagoMigue, pedimos…

Perdón, perdón, perdón. Perdón, querido Esteban, por no estar en la presentación de tu libro, con la quintaesencia de tus emotivas y evocadoras columnas dominicales. Perdón, Pedro, por no acudir a tus charlas y recitales de poesía. Perdón a los amigos de la Academia de las Buenas Letras, a Martín, a Alejo, a Fantasmagoria, a Brígida y a los amigos de ALMED. Perdón por haberos desatendido.

Este fin de semana es mágico

Y, por supuesto, perdón a familiares y amigos a los que, en las últimas semanas, no hago ni caso, dejando emails sin contestar o llamadas de teléfono sin devolver. Perdón por estar ausente y desconectado, pero la verdad es que esto no hay quién lo aguante.

¿Se puede defender una postura y, a la vez, la contraria? Yo creo que sí. A fin de cuentas, yo soy yo y mis contradicciones. Nos pasamos la vida clamando y reivindicando cultura y, sin embargo, el empacho que llevamos desde mitad de octubre ya resulta imposible de digerir. Y de dirigir. ¿Tiene sentido que, entre el puente del Pilar y el de la Inmaculada Constitución se comprima una brutal, inasumible e inabarcable oferta cultural de altísimo nivel mientras que, hasta el final de Febrerillo el loco, esto será un páramo desierto? Y eso, gracias a que Retroback se atreve con el invierno…

En mes y medio he pasado del Festival de Jóvenes Realizadores al de Jazz y, ahora, al Hocus Pocus, tirado en las calles, cines y teatros de la ciudad seis tardes-noches de cada siete. Después, marzo, abril y mayo nos exigirán un nivel de compromiso y exigencia semejante. Groso modo, durante la mitad del año no somos capaces de llegar a todo lo mucho y bueno que hay y la otra mitad hay que sufrirla atrincherados en casa, dado lo raquítico e inane de la oferta lúdico cultural de la ciudad.

¿No es hora de intentar consensuar una agenda única entre todas las instituciones y empresas del mundo de la cultura y los espectáculos para que la oferta se amplíe y se estire lo más posible? Ahora que la crisis ha congelado presupuestos y nos exige imaginación, esfuerzo y compromiso, ¿no sería una inmejorable ocasión para armonizar el calendario y vertebrar las acciones culturales más importantes, en vez de pisarse unas a otras?

Lo que costó, vernos con Martín

Una agenda pública y visible, que permita mostrar una Granada volcada en el arte y la cultura doce meses al año. El turismo y las costumbres sociales han cambiado mucho en estos años y, tanto en lo más crudo del crudo invierno como en ese largo y cálido verano andaluz, hay miles de ciudadanos, de aquí y de fuera, con ganas y necesidad de disfrutar de conciertos, obras de teatro, exposiciones y cine de calidad.

¿Nos arremangamos y nos ponemos manos a la obra de una vez y para siempre? Todos lo agradeceremos. Y nos lo agradecerán.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros.

INFORMACIÓN CULTURAL ESENCIAL ON LINE

Aunque iba a dejar la Columna de Hoy de IDEAL toda la tarde (que apenas nadie le hizo puñetero caso) recibo este mail y no puedo evitar replicarlo de forma inmediata:

 

Como sabéis, el pasado mes de mayo, se inauguró el Centro Cultural CajaGRANADA Memoria de Andalucía. Una de las mejores cosas que le han pasado a la ciudad nazarí en los últimos años. (Esa frase es de cosecha propia 😉

 

Más de 90.000 personas han participado en la propuesta cultural y de ocio de uno de los escenarios culturales más emblemáticos de Andalucía.

 

En sus primeros seis meses de vida, más de 8.000 personas han disfrutado de las noches de verano y de la oferta musical de la Plaza de las Culturas. El Teatro CajaGRANADA Isidoro Máiquez ha abierto el telón a  las artes escénicas y a compañías de prestigio internacional como el Ballet de Biarritz, el Ensemble Orchestral de París, la Orquesta Ciudad de Granada o la Compañía Nacional de Teatro Clásico. 

 

Desde que abriera su Puerta de la Cultura, el Centro Cultural de CajaGRANADA ha albergado tres grandes exposiciones: “Selecciones”, “De la pauta y el punzón al braille computerizado”, y “Luces de Sulayr: Cinco siglos en la imagen de Sierra Nevada”, que, hasta el 31 de enero, conmemora el décimo aniversario de Sierra Nevada como Parque Nacional.  

 

 No te pierdas nada de lo que sucede en nuestro Museo Memoria de Andalucía. Sigue pasándotelo bien y acompaña a nuestros protagonistas de la historia; vive un Día de Navidad; o conoce a un abuelo con mucho cuento.

 

Acércate a la Mediateca-Biblioteca Francisco Ayala García-Duarte, disfruta de sus equipamientos, de su sala de proyecciones, de sus puestos de consulta individual y de los espacios diseñados para el trabajo en grupo. Y accede a su colección bibliográfica y audiovisual. Y no olvides apuntarte a alguno de los más de cuarenta talleres que hemos concebido especialmente para ti. Grabado, pintura, modelado, cortometrajes, animación a la lectura, Internet…

 

Mantente informado, además, de todo lo que sucede en nuestras salas de exposiciones de Puerta Real, de Jaén, y de Motril.

 

No te pierdas ni un sólo detalle de todo lo que te ofrece Fundación CajaGRANADA Obra Social. Y todo ello, a un sólo golpe de click, AQUÍ, suscribiéndote al nuevo boletín de actividades de Fundación CajaGRANADA Obra Socia . Sé la primera persona en recibir toda la información en tu correo electrónico y móvil.

 

Esencial.