Vernos las caras

El miércoles, por fin, nos volvimos a ver el careto, aunque fuera con careta. Nos encontramos cara a cara, en vivo y en directo, y no a través de un Zoom virtual o una videollamada. Cerca de 70 personas completamos el aforo de la Plaza de las Culturas del Centro Cultural CajaGranada para disfrutar del primero de los Encuentros en la Tercera Fase organizados por el festival Gravite, con la colaboración de Bankia y la propia Fundación CajaGranada.

Cartel de la próxima sesión de los E3F

Durante la conversación sobre la figura de Lorca como inspiración para la ficción nos enteramos, en primicia, de muchas cosas. Y muy interesantes. Supimos, por ejemplo, que la editorial Comares va a publicar una colección de relatos inéditos de Marta Osorio. ¡Y vimos la desasosegante portada del libro, proyectada en pantalla grande gracias a su editora, Ana del Arco!

¿Sabían ustedes que no tardaremos en tener en nuestras manos las reediciones de la mítica revista Poesía 70, dirigida por Juan de Loxa en aquella década prodigiosa? Una extraordinaria edición, la que ha preparado Comares. Como la de los dibujos del propio Federico García Lorca, en un libro que se asemeja a una gran carpeta de artista.

Enrique Bonet habló sobre el centenario del nacimiento de Agustín Penón y contó, por primera vez en público, deliciosas anécdotas sobre la preparación de su imprescindible cómic, ‘La araña del olvido’. Nuestro compañero Carlos Hernández, padre de Orcemán, también nos avanzó detalles del proyecto en que está trabajando: un cómic sobre George Orwell donde el propio artista se convierte en personaje y, como parte de la trama, el proceso de creación del tebeo, en pleno confinamiento y rodeado de teorías conspiranoicas sobre el Gran Hermano y los ‘chis’ garabís.

Pero les confieso que lo mejor de todo fue, antes y después de la mesa redonda y durante la galáctica y sideral actuación de DJ Toner; tener la oportunidad de vernos. Con mascarilla, pero face to face y no en Facebook. Nos hartamos de darnos codazos y de brindar con tercios de Alhambra Especial helados. En los corrillos, que respetaban el distanciamiento social, volvían las caras de curiosidad, alegría, disfrute y buen humor.

Se tramaba al calor de la música de ‘Interestelar’ y de ‘2001’. Se hacían planes de futuro. Se diseñaban proyectos. Se pergeñaban nuevas actividades, citas e iniciativas. La electricidad, estática y dinámica, se dejaba sentir en el ambiente y se contagiaba entre la gente. Y es que, como decía Paul Newman al final de ‘El color del dinero’, ¡hemos vuelto!

Jesús Lens

Más Acá para Emilio Herrera

Mañana martes por la noche, Emilio Herrera y Albert Einstein serán trending topic en twitter. Presumiblemente les acompañará Salvador, que el mismísimo director del Ministerio del Tiempo se hace cargo de una peliaguda misión: evitar el asesinato de Albert Einstein durante su visita a Madrid. El sospechoso del crimen: Un tal Herrera. Emilio Herrera Linares.

¿Cómo? ¿Nos hemos vuelto locos? ¡Eso es imposible! Que Emilio Herrera, a la sazón vicepresidente de la Sociedad Matemática Española, fue el organizador de las sesiones para estudiar la teoría de la Relatividad en las que participó el científico del pelo encrespado durante su paso por España, en 1923.

Además, Einstein se mostró muy impresionado tras su visita al pionero Laboratorio Aerodinámico de Emilio Herrera, junto al mecenas norteamericano Guggenheim. Un laboratorio sobre cuya existencia, paradójicamente, el Ministro de la Guerra del momento no tenía pícara idea ni noticia alguna. ¡Ay, la política española, secularmente refractaria a la ciencia!

Ni que decir tiene que mañana martes, a las diez de la noche, estaré pegado al televisor. ¡Qué temporada nos está regalando El Ministerio del Tiempo! Cada uno de sus capítulos es una piedra arrojada a las aguas calmas de un estanque cuyas ondas concéntricas sacuden nuestras neuronas y nos abren nuevas vías de acceso al conocimiento, la fantasía, el humor y la ciencia ficción. (De hecho, Emilio Herrera ya estuvo en una versión en cómic de El Ministerio del Tiempo. Ver AQUÍ)

Una temporada, además, en la que personajes históricos granadinos como García Lorca y, mañana, Emilio Herrera, tienen un gran protagonismo, lo que constituye motivo de enorme orgullo y máxima satisfacción; en emérita e inolvidable expresión.

He aprovechado este fin de semana para leer las memorias de Emilio Herrera Linares, tituladas ‘Del aire al Más Allá’, que compré en el stand que Librería Picasso montó a las puertas del Teatrillo del hotel Alhambra Palace durante la última edición de Gravite. De hecho, el festival patrocinado por Bankia se inauguró con un homenaje al pionero de la aeronáutica española frente a su tumba, en el cementerio de Granada.

Publicada por la Editorial Universidad de Granada, la edición de Carlos Lázaro y África Ricol de las memorias de Emilio Herrera es una gozada que nos permite descubrir las mil y una facetas de un hombre de honor; militar, científico, divulgador y aventurero comprometido con la razón y la inteligencia.

Siempre fiel a la República española, las memorias de Emilio Herrera nos permiten reencontrarnos con un granadino universal cuyo extraordinario legado se merece mucho más reconocimiento y difusión de los que actualmente goza en nuestra tierra.

Jesús Lens

El festival Gravite, Bankia y CajaGranada Fundación ponen en marcha unos Encuentros en la Tercera Fase

La Plaza de las Culturas del Centro Cultural CajaGranada acogerá dos encuentros culturales con escritores, dibujantes, músicos y cineastas de Granada    

 Las conversaciones irán seguidas de una sesión en vivo con DJ Toner y de la proyección de ‘La Alhambra en juego’, el documental de Jose Sánchez Montes 

El festival Gravite, Bankia y CajaGranada Fundación organizan unos Encuentros en la Tercera Fase de carácter cultural, gratuitos y abiertos al público. Fieles a la filosofía de Gravite, se propone una oferta multidisciplinar de actividades que combinan ciencias y letras, dando protagonismo a la literatura, el cómic, el cine, la arquitectura y la música.

Los próximos miércoles 17 y 24 de junio, siempre que Granada haya pasado a la tercera fase de la desescalada y las circunstancias sanitarias así lo permitan, volverá la actividad cultural de forma presencial a la Plaza de las Culturas del Centro Cultural CajaGranada.

Para estos encuentros, la Plaza de las Culturas tendrá un aforo limitado que permitirá respetar las distancias de seguridad y aplicar las normas de higiene precisas, la obligatoriedad del uso de mascarillas así como el resto de normas y obligaciones que marcan las autoridades para la celebración de actividades culturales al aire libre en la fase tres.

Gustavo Gómez y Jesús Lens, directores de Gravite, señalan que “agradecemos a Bankia y a CajaGranada Fundación su insobornable compromiso con la cultura, nuevamente puesto de manifiesto con estos Encuentros en la Tercera Fase que albergarán una propuesta de actividades protagonizada por diferentes creadores de Granada”.

Para Gómez y Lens “es esencial aprovechar las oportunidades que brinda la desescalada para, con toda prudencia y prevención, empezar a organizar actividades culturales de carácter presencial que nos permitan volver a reunirnos en torno a la creación artística. Aunque hemos pasado todo el confinamiento desplegando una incesante actividad cultural de carácter virtual, el cuerpo nos pide vernos físicamente, cara a cara. Compartir ideas en vivo y en directo. Disfrutar de la palabra, la música y la imagen rodeados de otras personas. Además, el sector de la cultura precisa de una reactivación inmediata. Queremos aportar nuestro granito de arena”.

Programa de actividades

Los Encuentros en la Tercera Fase del miércoles 17 de junio arrancarán a las 21 horas, con una conversación entre los guionistas y dibujantes Enrique Bonet y Carlos Hernández y la editora Ana del Arco.

Hablarán de Federico García Lorca como personaje literario, de la creación de los tiempos del confinamiento y del futuro del sector del libro.

A las 22.30 horas, actuación en directo de DJ Toner con temas cinematográficos y galácticos, acompañados por proyecciones siderales en pantalla de cine.

Por su parte, los Encuentros en la Tercera Fase del miércoles 24 de junio arrancarán a las 21 horas, con una conversación entre el cineasta José Sánchez Montes, el escritor Alejandro Pedregosa y la arquitecta y guía Blanca Espigares Rooney.

Hablarán sobre la Alhambra como inspiradora de ideas, relatos y películas y de la creación en tiempos de confinamiento.

A las 22.30 horas, un programa doble de cine como los de antes:. Abre la función ’77’, cortometraje filmado durante la cuarentena y basado en una idea y guion del propio Alejandro Pedregosa.

A continuación, proyección de ‘La Alhambra en juego’, documental de José Sánchez Montes estrenado al comienzo del confinamiento en Internet y que se convirtió en un inmediato éxito de público, con decenas de miles de visitas.

En ambos casos, será la primera vez que se podrán disfrutar en pantalla grande.

El festival Gravite

 

Gravite es un festival multidisciplinar de carácter popular con el viaje en el tiempo como protagonista, puesto en marcha en 2018 por Gustavo Gómez y Jesús Lens. Gravite cuenta con el patrocinio de Bankia y CajaGranada Fundación.

 

Gravite es un festival que promueve un variado maridaje de propuestas culturales de calidad contrastada; una cita de carácter abierto, creador, innovador, participativo y gratuito, que saca la cultura a la calle, a los barrios y a los pueblos y que, además, la lleva a bares, bibliotecas, clubes, cines, cafés y otros espacios singulares.

 

Un festival cuyo programa está abierto a todas las ciencias y las artes y que permite maridar las disciplinas más diferentes, posibilitando el contacto y la relación directa entre científicos, autores, creadores, público y aficionados.

Operación: salvar a Kennedy

El magnicidio de Dallas del 22 de noviembre de 1963 ha pasado a la historia universal de la infamia como una de sus fechas más señaladas. El asesinato de Kennedy marcó a toda una generación y cambió el rumbo de la historia de los Estados Unidos y, por extensión, la del resto del mundo.

Al comienzo del confinamiento por el Covid-19, el mítico Bob Dylan sorprendía a propios y a extraños lanzando a través de las redes una nueva canción original. Y no era una canción cualquiera: con más de 17 minutos, es la más larga de su descomunal discografía.

Recitando más que cantando, casi al modo de un juglar, Bob Dylan se apunta a la teoría de la conspiración y denuncia al comienzo de ‘Murder Most Foul’, que Kennedy fue llevado al matadero como un chivo expiatorio: “le abatieron como a un perro a plena luz del día, era cuestión de tiempo y el momento era ideal. Tiene usted deudas sin pagar, hemos venido a cobrar. Te mataremos con odio; sin ningún respeto. Nos burlaremos de ti, te sorprenderemos, y lo haremos a la cara. Ya tenemos a alguien para sustituirte”. Y una de las frases más demoledoras de la canción: “miles de personas estaban mirando, pero nadie vio nada”. ¡El truco de magia más perfecto de la historia del crimen!

El lanzamiento de la canción de Dylan me sorprendió leyendo ’22/11/63’, la novela en que Stephen King fabula con la posibilidad de retroceder en el tiempo… y evitar el asesinato de Kennedy.

Se trata de un novelón de más de 800 páginas narrado en primera persona en la que el protagonista se traslada del mundo actual a un día muy concreto del pasado: el 9 de septiembre de 1958. A partir de ahí, tiene que vivir como un ciudadano más de aquella época mientras espera a que llegue el infausto 22 de noviembre de 1963. Y cinco años de vida dan para mucho. Por ejemplo, para convertirse en vecino ejemplar de un pequeño pueblo de cerca de Dallas. Y para enamorarse.

Lo más interesante de la novela de King es el comportamiento del pasado. Un pasado ominoso que se resiste a ser cambiado y que lucha con uñas y dientes contra el viajero en el tiempo que trata de interferir en la historia ya escrita. Un pasado que le pone mil y una trabas y dificultades, complicándole enormemente la vida y comprometiendo su compleja y bienintencionada misión.

Jesús Lens

Corazones en tinieblas

Quizá debería escribir de lo de Sebastián Pérez, pero a estar alturas, seguro que están ustedes ahítos de ello. Por tanto, déjenme que les cuente que seguimos disfrutando del festival Gravite hoy sábado y mañana domingo, en el Teatro CajaGranada. Esta tarde tendremos al maestro del terror gótico, Félix J. Palma, para hablarnos de todas las máquinas del tiempo de la historia del cine y la literatura. O, al menos, de las más importantes.

Acto seguido vamos a dedicar una sesión especial a las varias reinterpretaciones que ha tenido a lo largo de la historia la novela breve ‘El corazón de las tinieblas’ de Joseph Conrad, escrita en 1899 y protagonizada por la labor ‘detectivesca’ de Marlow, el protagonista, en su búsqueda de Kurtz. Y durante sus pesquisas, durante su periplo por el río, el alumbramiento de lo peor del horror, mostrando lo que ocurría en el Congo. Investigación y denuncia social.

Ciento veinte años después, en su libro más reciente, ’Antes de los años terribles’, Víctor del Árbol recrea la insania, el dolor y la maldad que invadía la historia de Conrad a través de la figura de Isaías Yoweri, un niño soldado que nos habla del desarraigo y el desgarro de guerra. Del dolor y de la capacidad de superación para salir adelante, a pesar de todos los pesares.

En la charla sobre el viaje en el tiempo de ‘El corazón de las tinieblas’, en la que participarán el propio Víctor del Árbol y Fernando Marías, recordaremos ‘Apocalypse Now’, la mítica película de Coppola, que cambiaba el Congo sometido a la tiranía de los belgas por el Vietnam en guerra.

Si quieren disfrutar en pantalla grande de Kurtz, Willard y las valquirias, el domingo por la tarde se proyecta ‘Apocalypse Now Redux’ en el mismo Teatro CajaGranada. Ver la versión extendida de la obra maestra de Coppola en pantalla grande es un privilegio que nadie debería perderse.

En Gravite, festival patrocinado por Bankia, todo es gratis. Todo es abierto al público. Todo es popular. Todo es festivo. Porque la cultura que nos gusta, la que reivindicamos, es así: concienzuda y rigurosa, pero transmitida de una forma alegre y divertida.

Jesús Lens