El mal es real: un hombre que mata a su hijo para matar en vida a la madre o las salvajadas de Putin

ideal.es

Buenas, soy Emilio Calatayud.  Hasta en las guerras hay reglas y límites, pero, por lo que estamos viendo, Putin se los están saltando todos. Hemos visto a ciudadanos que hasta hace  unas semanas tenían una vida normal asesinados a tiros con las manos atadas a la espalda. Es la prueba de que el mal es real y está ahí. Las salvajadas de Putin lo demuestran.

Y hemos visto, aquí en España, a un hombre matar a su hijo para matar en vida a la madre. Es otra aberración que demuestra que el mal puro existe.

Descansen en paz los inocentes. Y que no descansen nunca sus verdugos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.