El ‘Pequeño Nicolás’ se cuela en los juzgados de Menores de Granada

Una foto imposible, el juez Calatayud con el pequeño Nicolás
Una foto imposible, el juez Calatayud con el pequeño Nicolás

Buenas, soy Emilio Calatayud. Hoy ha sido un día especial para todos los que trabajamos en los juzgados de Menores de Granada. Los chavales del centro de Internamiento de Oria (en Almería), un establecimiento ejemplar, han venido, como todos los años por estas fechas, a cantarnos unos villancicos. Tengo que decir que, año tras año, el espectáculo mejora. Esta vez ha habido varias novedades: los chicos han cantado en cristiano y en árabe, porque en Oria hay encerrados musulmanes y cristianos. La verdad es que no suena mal un villancico en árabe. Además, han hecho un teatrillo de guiñol en el que se ha colado el ‘Pequeño Nicolás’, ya sabéis a quien me refiero. Se ve que el Nicolás este les ha llamado la atención. El caso es que al final, yo acababa mandándolo a Oria  (la prueba la podéis ver arriba). Y para acabar, nos han cantado una canción el grupo almeriense ‘Pesadilla Electrónica’, que ha gustado mucho. Es que dos de los componentes de esta banda son educadores en Oria.

Al espectáculo asisten las familias de los chavales y podemos hablar de cómo van o de cómo no van, que de todo hay. Feliz Navidad.

Vuelve la bolsa de agua caliente (si es que alguna vez se fue)

Buenas, soy Emilio Calatayud. El otro día vi en un hipermercado bolsas de agua caliente, la calefacción de los que ya nos acercamos a los sesenta (también de los que se acercan a los 50) y me dio como nostalgia. Aunque yo siempre he tenido bolsa de agua caliente, y la sigo teniendo, no sabía que las vendían en los hipermercados. Se conoce que con la crisis, la que dice Rajoy que ya se ha acabado, volvemos al pasado. Es como estar en ‘Cúentame’. Es una recuperación de los viejos valores, ja, ja, ja. A mi me gusta la bolsa de agua caliente. Y no hay nada más barato. Son las pocas cosas buenas que tiene la crisis. Me alegra saber que mi bolsa de agua caliente no es una pieza de museo. Un saludo.

Vivimos en el país más rico del mundo

Buenas, soy Emilio Calatayud. Que dice mi amigo Paco que España es el país más rico del mundo, porque después de todo lo que se han llevado todavía tenemos dinero para pagarle más de cien mil euros al señor que le lleva la maleta a Rajoy. Paco se pregunta y yo también: ¿Cómo es posible que un asesor del presidente del Gobierno gane más que el propio presidente del Gobierno? ¿Cómo va a ser más valioso el asesor que el propio presidente? Que pongan entonces de presidente al asesor, digo yo. Ese es el sentido común de los políticos.

Por cierto, me parece estupendo que se hayan hecho públicos los sueldos de la administración general del Estado, pero ya están tardando en publicar los de las autonomías, las diputaciones, los consejos consultivos, los ayuntamientos, etc. Un saludo.

Pedro el inmigrante devuelve una cartera con 16.000 euros en metálico y cheques

Buenas, soy Emilio Calatayud. Pedro es un inmigrante nigeriano que vende pañuelos en un semáforo de Sevilla. El otro día se encontró una cartera con 16.000 euros, tres mil en metálico y el resto en cheques, y se la entregó a la Policía. Ojalá no tenga que verme en su misma situación, porque no sé lo que haría. Tres mil euros te arreglan las Navidades y lo que no son las Navidades.

Pero a lo que voy. En todos los barrios hay un Pedro. El nuestro, el del Albaicín de Granada, es de Guinea y todos le llamamos Miguel, aunque no sabemos si ese es su verdadero nombre, pero como a él no le molesta, pues ya está. Miguel es un vendedor callejero. Yo le he comprado algunos cinturones y guantes. Su verdadera profesión es profesor de Matemáticas, pero se ha tenido que conformar con lo que había. Cuando llegó, vivía en pueblo que está a unos diez o doce kilómetros de Granada y todas la noches, cuando terminaba la jornada, se iba andando hasta allí. ¡Andando! Vivía en un piso patera con no sé cuantos ‘Pedros’ y ‘Migueles’ más. Ahora ya tiene un cochecillo y no tiene que darse esas caminatas. Es buena gente. Lo mismo que la ley permite expulsar de España a los inmigrantes que delinquen, el Gobierno debería dar la nacionalidad española a Pedro… y a Miguel. Un saludo.

Día Internacional Contra la Corrupción

Buenas, soy Emilio Calatayud. Acabo de enterarme de que hoy, 9 de diciembre, es el Día Internacional de la lucha contra la corrupción, una ‘celebración’ que no sabía ni que existiera (y existe desde hace once años). ¿Habrá algún día al año que no esté dedicado a algo? Supongo que lo que hay que hacer en estos casos es lo que se hace siempre si uno es educado: felicitar a los corruptos, porque, a fin de cuentas, es su día, pero también a los que luchan contra la corrupción, porque también es su día.