Emilio Calatayud

La Vuelta Ciclista a España ha pasado hoy por Granada. Cuando ves a esos tíos, flacos como sarmientos, esforzarse a 40 grados a la sombra no puedes evitar pensar que los jugadores de la Liga de las Estrellas de fútbol son un poco quejicas. Y que conste que yo soy futbolero.

Tags: ,

Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Parece que va a desaparecer la figura de la acusación popular. No es una buena idea. ¿Por qué cualquier ciudadano no va a poder ejercer la acusación contra alguien que, por ejemplo, ha defraudado a Hacienda? Al engañar al fisco, nos engaña a todos y es justo que cualquiera pueda acusarle. Y lo mismo pasa con los casos de corrupción, etc, en los que las víctimas somos todos. Un saludo.

Tags: ,

Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Me parece bien la idea de que los ciudadanos elijan directamente a su alcalde. Pero, ¿por qué solo los alcaldes? ¿Por qué no al presidente del Gobierno y a los de las autonomías? No lo entiendo. Ya puestos, lo ideal sería hacer una reforma electoral general. Y en esa reforma general el kilo de andaluz o manchego debería valer lo mismo que el kilo de catalán o vasco, digo yo. Y también se deberían limitar los mandatos: no más de ocho años en ningún caso. Es decir, que eso debería valer para los concejales y para el presidente del Gobierno. Y listas abiertas… En fin, ¿por qué limitar la reforma solo a la elección de los alcaldes?

Tags: ,

Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Como sabéis, no suelo dar consejos -solo doy recomendaciones para criar a un delincuente-, pero hoy voy a dar uno: más importante aún que ser feliz es ser consciente de que se es feliz. Vamos tan rápido que no nos detenemos para nada, ni siquiera para darnos cuenta de que en este o aquel momento estamos siendo felices. Y es bueno hacerlo. Además, por lo general, cuando no somos felices sí que somos conscientes de ello.

Tags: ,

Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Tras lo ocurrido en Málaga, donde una magistrada ha archivado la denuncia contra unos jóvenes denunciados por agresión sexual, resulta adecuado recordar que todos tenemos derecho a la presunción de inocencia.Porque suele pasar que también todos tenemos cierta tendencia a saltarnos ese principio. Parece que es el acusado el que tiene que demostrar su inocencia y es justamente al revés. Lo digo siempre: ni siquiera vale una confesión para condenar a alguien. Hay que buscar otras pruebas que corroboren la confesión. Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia: se llame Pujol o se llame como se llame. Hay que tenerlo presente. Otra cosa son las responsabilidades políticas, porque aquí se sigue dimitiendo bastante poco.

Tags: ,