Me cuenta un profesor de instituto jubilado que tuvo ocasión de conocer de primera mano el sistema educativo finlandés, el mejor del mundo, según dicen las encuestas y tal. Desde luego, a este profesor le impresionó. Ninguna escuela privada española tiene más medios con un colegio finlandés. Eso sí, allí pagan impuestos a porrillo, porque el que algo quiera, algo le cuesta.

Pero Finlandia también tiene su cruz: a media mañana, es perfectamente posible encontrar en un bar a varios clientes que han estado bebiendo solos hasta caerse del taburete. Es literal. No era gente marginal ni nada por el estilo. Eran jóvenes normales que se habían educado en los mejores colegios del mundo. ¿Chocante, no?

Tags: ,

Emilio Calatayud

Buenas, soy Emilio Calatayud. Hace unos días todos los que trabajamos en el juzgado estuvimos de visita en el centro de internamiento de menores infractores Tierras de Oria de Almería, un sitio del que ya os he hablado en varias ocasiones y siempre con admiración por la gran labor que desarrollan.Varias de mis funcionarias nunca habían estado allí y, como puede ocurrirle a cualquiera, tenían sus prejuicios. Se temían, como muchos otros, que aquello fuera una especie de colegio en el que los niños estaban poco menos que de vacaciones. Cuando salimos de Tierras de Oria se les habían quitado todos los prejuicios. Comprobaron que la estancia allí es muy dura, pero también amable cuando los chavales se lo ganan. La cara y la cruz. El castigo, pero también la recompensa. Una de de mis funcionarias me dijo: “Don Emilio, qué dinero más bien gastado”. Y me gustó que lo dijera. Tierras de Oria nos cuesta mucho dinero a los contribuyentes andaluces, pero nos lo devuelven con creces. Gracias al trabajo de decenas de personas, se consigue sacar de la delincuencia a chavales que ha cometido hechos muy graves y que, de otra forma, no tendrían ningún futuro. Y eso también es ahorrar, porque la delincuencia sí que nos sale cara: económica y socialmente.

Estaría bien que las autoridades ofrecieran a los ciudadanos la posibilidad de conocer de primera mano las cosas que se hacen bien con sus dineros -de lo malo ya estamos al día-. Si yo fuera ministro de justicia, seleccionaría al azar a unos cuantos ciudadanos de a pie para que conocieran por dentro Tierras de Oria. Sería bueno para todos. Estoy seguro.  

 

Tags: , ,

Por si fuera de vuestro interés, aquí van un par de noticias sacadas directamente de la agenda de don Emilio: el próximo día 24 de este mes de julio, estará en San Sebastián, o Donosti, para participar en los cursos de verano de la Universidad del País Vasco. El juez hablará sobre  padres desesperados con hijos adolescentes en el Palacio de Miramar. Será a partir de las nueve de la mañana y pensamos que a la conferencia solo podrán asistir los alumnos que se hayan matriculado (aunque la verdad es que no lo sabemos seguro). En cualquier caso, es probable que los medios donostiarras se hagan eco de su ponencia.

Y el día 28 de julio,  invitado también por una universidad: la Menéndez Pelayo, disertará en la localidad gallega de Ribeira, en A Coruña. También será por la mañana e imaginamos que, al igual que en San Sebastián, el acceso quedará reservado para los alumnos.

Con el calorazo que está haciendo por Granada, nada mejor que perderse en el verde norte.

Tags: ,

Buenas, soy Emilio Calatayud. Otro estudio, o igual es el mismo del que hablábamos ayer, dice que un licenciado -o como se diga ahora- universitario español tiene el mismo nivel de conocimientos que un bachiller japonés. Es decir, que nos llevan una buena ventaja. Seguro que allí se ponen de acuerdo para hacer las leyes de educación, algo que en España no hemos conseguido a pesar de ya hemos tenido media docena de gobiernos diferentes. Y así nos va.

Tags: , , ,

Buenas, soy Emilio Calatayud. Concluye un estudio europeo, no sé si es el famoso Pisa u otro, que los chavales españoles no saben descifrar una factura. Ni los chavales españoles ni muchos adultos españoles: yo no entiendo muchas de las facturas que pago. La de la electricidad, por ejemplo. Tampoco entiendo la jerga que usa Hacienda en sus escritos ni la que se gastan muchos bancos, por no decir todos. Es más, tampoco entiendo algunas sentencias judiciales. ¿Me convierte eso en un analfabeto? Yo creo que no. Dicen que la solución está en dar clases de economía, etc en Primaria y la ESO. Está bien, pero la mejor solución es escribir y hablar claro, pero igual eso no interesa…

Tags: , ,