Cuando la Guardia Civil interviene para ayudar a unos padres a quitar el móvil a su hija adolescente

 

IDEAL.

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Aquí os dejamos un suceso real que aconteció en Granada. Esperamos que os interese.

“El caso que se narra a continuación, y en el que una adolescente aceptó ser condenada por un delito de maltrato familiar habitual, ocurrió el pasado año. El enconamiento entre las partes enfrentadas llegó a tal extremo que tuvo que actuar una patrulla de la Guardia Civil para ayudar a unos padres a apaciguar a su hija. No era la primera vez. La menor llevaba meses menospreciando a sus progenitores y manteniendo una actitud agresiva hacia ellos.

La escalada tocó techo un día que le pidieron que dejase de estar pendiente del teléfono móvil. La joven, como era habitual en ella, no se lo tomó bien. Insultó a su padre y llegó a levantarle la mano a su madre.

Instantes después, llegaban a al vivienda los agentes de la Benemérita para intentar pacificar la situación. Fue entonces cuando los padres le cogieron el móvil, un elemento que suele estar siempre muy presente en los episodios de violencia filioparental: la adicción a este tipo de dispositivos y a internet puede ser el desencadenante de los ataques de los hijos a los padres”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.