La fidelidad está devaluada: hay empresas que dan todo a los clientes nuevos y nada a los antiguos

 

FOTO: Pepe Marín

Buenas, soy Emilio Calatayud. La fidelidad ya no es lo que era (y no me refiero a la fidelidad de pareja, que, tampoco es que esté en su mejor momento). Ahora, muchas empresas se vuelcan con los nuevos clientes y se olvidan de los antiguos. “Ven con nosotros y te damos, esto, aquello y lo de más allá”.  Y va uno que lleva media vida con ellos a pedir eso mismo y no le dan nada. “Es que es para los nuevos”.

Y le dices, como diría mi paisano José Mota: “No le pido que me lo supere, pero iguálemelo por lo menos”. Nada. La fidelidad está devaluada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.