Los límites y el cariño hacen esto con los ‘choricillos’: “Era el diablo pero un día le dije a mi familia os quiero mucho”

 

Foto: Alfredo Aguilar

Buenas, soy Emilio Calatayud. Empiezo con una frase que me dijo una vez uno de mis choricillos más recalcitrantes y reincidentes. “Yo era el diablo pero llegó un día que le dije a mi familia: os quiero mucho”.  Este chaval fue para la Policía y los juzgados una auténtica pesadilla. Pues detrás de esa frase no hay magia, solo una buena ración de límites, mucho trabajo y cariño. Por cierto, el autor de la frase ya es padre. Y le va bien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.