La crisis del coronavirus nos recuerda que el principio de autoridad sirve hasta para salvar vidas

 

Hola, soy Carlos Morán. Confinado en el barrio del Albaicín, uno de los lugares más bellos del mundo aunque ahora este vacío de gente, don Emilio sigue reflexionando sobre el coronavirus, señal inequívoca de que su recuperación es ya un hecho. Hoy toca hablar de la autoridad. “Siempre he defendido que el principio de autoridad es básico para educar. Autoridad no quiere decir autoritarismo ni dictadura como algunos se empeñan en decir. La crisis del coronavirus nos recuerda que el principio de autoridad sirve hasta para salvar vidas. Que vuestros hijos lo tengan presente, por favor. Y no nos olvidemos del valor de la autoridad en una sociedad democrática cuando pase la pandemia, que pasará”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.