Demasiado joven hasta para delinquir

Para empezar junio, que, al menos en Granada, ha entrado con un calor insoportable, aquí os dejo parte de la historia de un muchacho que era demasiado joven hasta para el delito. La noticia ha salido publicada hoy en IDEAL e www.ideal.es . Saludos, y caminad por la sombra.
“Nadie dijo que fuera a ser fácil. La ofensiva contra la plaga de las pintadas que emprendió la Fiscalía Superior de Andalucía a finales de 2009 –fue después de que un ciudadano galo dibujase una cabeza de águila en un muro de Santa Isabel la Real, un inmueble que goza de la máxima protección– se ha topado con un contratiempo que, no por esperado, deja de resultar chocante: no es un secreto que los autores de los grafitis suelen ser en general jóvenes, pero hay veces que lo son demasiado… y entonces hasta la Ley debe batirse en retirada.
Es lo que ocurre con uno de los dos chavales que fueron detenidos el pasado miércoles por pintarrajear el albaicinero aljibe del Zenete –que data del siglo XVI y está declarado Bien de Interés Cultural (BIC)–:ni siquiera ha cumplido los 14 años, es decir, que no puede ser imputado. Lo más que puede hacer la Fiscalía de Menores (que es la institución que investiga y acusa a los niños de más de 14 años que cometen infracciones penales) es acordar medidas de protección para los menores de 14 años que delinquen. Pero una iniciativa de ese tipo sólo tiene sentido cuando el pequeño se mueve en un entorno social y familiar que favorecen su inclinación al crimen. Si el chico tiene una vida normalizada, como es el caso del grafitero en cuestión, sería como matar moscas a cañonazos.
Hay otra alternativa, pero es voluntaria. Desde 2008 funciona en Granada un programa para tratar a menores de 14 años que han cometido delitos. Pero para participar en esa experiencia es necesario que den su consentimiento el menor, sus padres o tutores, o todos ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.