Nuevas aportaciones al decálogo para formar delincuentes

Los autores de este blog, para no caer en la molicie propia de los calores veraniegos, nos hemos propuesto renovar (en todo, que será complicado, o en parte) el célebre decálogo para formar delincuentes (no sólo se iba a reformar el mercado de trabajo: la que está liando Zapatero). La idea la hemos lanzado en Facebook: http://www.facebook.com/#!/pages/Pagina-oficial-del-Juez-de-Menores-Emilio-Calatayud/112063222154328?ref=ts., pero también queremos contar con vuestras aportaciones (el blog es más reposado que las redes sociales).

Nuestras primeras propuestas son las siguientes:  “No se le ocurra poner un horario al niño (o la niña) para que juegue con los chismes tipo ‘nintendodese’, etc… No vaya a pensar que hay cosas más importantes en esta vida que la maquinita. Además, con un poco de suerte lo convertiremos en un adicto a cualquier cosa. Y que eso que tendremos adelantado”. Se admiten enmiendas. Incluso a la totalidad.

“Deje que su hijo regale su intimidad -y la de la familia- en las redes sociales. La vida del niño o la niña sólo debe ser privada para los padres, para el resto del mundo ha de ser una ventana abierta”.

Se admiten enmiendas. Incluso a la totalidad.

El decálogo que intentamos remodelar, os lo recordamos para el que no lo conozca, es el siguiente. Por cierto, y como decimos siempre, el autor no es don Emilio, pero sí es el que mejor lo interpreta.

1-Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo le pertenece.

 

2-No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3-Cuando diga palabrotas, celébrelo con unas sonoras risotadas. Esto le animará a hacer cosas todavía más graciosas.

4-Nunca le regañe ni le diga que ha obrado mal. No le reprima. Podría crearle un complejo de culpabilidad.

5-Recoja todo lo que deje tirado por ahí. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidades sobre los demás.

6-Déjele ver y leer todo lo que caiga en sus manos. Esfuércese para que los platos, cubiertos y vasos que utiliza su hijo estén esterilizados, per no se preocupe porque su mente se llene de basura.

7-Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño. De esta forma, conseguirá que no le afecte demasiado una ruptura familiar, quizá provocada por su propia conducta.

8-Sea generoso. Que su chico tenga siempre todo el dinero que pida. No vaya a sospechar que para conseguirlo es necesario trabajar.

9-Satisfaga todos sus deseos, apetitos y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle graves frustraciones.

10-Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga el chaval con sus profesores y con sus vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que quieren fastidiarle.

11 Comentarios

  1. Pues en mi humilde opinión creo que habeis abierto la caja de Pandora. Con buena intención, no lo pongo en duda. Pero creo que algunos de los puntos son excesívamente genéricos y por lo tanto nada aclarativos.
    Por ejemplo, el punto 2:
    Yo soy ateo, así que me preocuparé de que no le llenen la cabeza de historias de ciencia ficción.
    En el punto 10: estaría deacuerdo aunque puntualizando. Yo me crié en un mundo en que daba lo mismo tu versió o los hechos reales, la autoridad siempre tenía razón, así que me van a perdonar pero lo que no pienso hacer es regañar a mi hijo son la más mínima prueba de culpabilidad. Supongo que es lo que tiene que antes te lo hayan hecho a tí. Aunque tampoco voy a creer que la otra parte nunca tenga razón y mi hijo sea un santo.

    En el resto creo que estamos en el mismo barco.
    Si me permiten añadir una, diría:
    – nunca le enseñes a tu hijo a ver más allá de su propio ombligo, no vaya a ser que piense que una sociedad mejor es posible.

    Un saludo y me parece una buena, aunque tortuosa iniciativa

  2. “deja a los niños despiertos, y por supuesto, sin acostarlos, hasta la hora que quieran, aunque mañana vayan al cole, no vayan a pensar que son menos porque tienen que dormir más que sus mayores.”
    ah, y además que vean las series de cada noche, que luego crecen y tienen que saberlo todo de antemano.

  3. Solo el 1% del los adolescentes en España cometen actos delictivos.El sr.Calatayud se cree que los jovenes que el trata,son el reflejo de la mayoria y no es asi.Eee 1% coincide seguramente con chavales que tienen trastornos de personalidad o de otro tipo.Es injusto que criminalizen a la mayoria de los jovenes.Repito solo son el 1%,el 99% restante no comete delitos.

  4. Manu Sanz, que escribas eso indica sólo una cosa: no estás demasiado enterado. En más de una ocasión el Sr. Calatayud ha comentado que la proporción de delincuentes menores es mínima, que la proporción de menores que se van por ahí de farra hasta las tantas es muy baja.

    Esto no quita para que, con cierto cachondeo, indique a los padres lo que (no) deben hacer para que sus churumbeles lo tengan fácil para convertirse en unos “malosos de barrio”.

  5. He consultado estadisticas, y en España hay alrededor de 1.800.000 jovenes entre 14 y 17 años, y el numero total de delitos cometitos por estos esta en torno a 18.000 al año , lo que representa 1 delito por cada 100 jovenes.Teniendo en cuenta que suelen ser reincidentes en la mayoria de los casos,el porcentaje de jovenes delincuentes es muy inferior al 1%.En el norte de Europa tienen practicamente libertad total ,por ejemplo en los paises nórdicos,se empiezan a emancipar a los 15 ó 16 años, y la tasa de delincuencia es de las más bajas del mundo.Ademas el rendimiento academico que tienen los jovenes en estos paises es excelente(acaban el bachillerato o equivalente, mas del 80% de los jovenes).La relacion entre libertad y autonomia, con delincuenia y fracaso escolar,no se cumple en el norte de Europa,parece ser más una excusa de los castradores que no quieren dar libertad a sus hijos.

  6. Estimado foro, no exageremos, hay que dar una oprtunidad y un voto de confianza a los chico&as de hoy día. Este decálogo me parece un poco exagerado,hay que enseñarles a los hijos/as desde pequeños respeto por todo y una vez que tengan bien aprendido esto entenderan muchas cosas, adoro la libertad, el respeto y la educación, no tanta represión como antes. No todo es tan malo…

  7. o yo me he perdido algo o no he entendido bien, porque creía que se trata de hacer un decálogo para formar delincuentes desde la niñez. Creo que nadie en este foro está diciendo que la juventud esté echada a perder o estemos reprimiendo al educar, al contrario, estamos dando ideas de por dónde puede estar fallando la educación y de esos fallos nacen los delicuentes. Y por supuesto, la base y el quid de todo en la sociedad es el RESPETO.

  8. Ya sé que este post es para añadir ideas sobre el decálogo para formar delincuentas pero encontré este decálogo en un blog de la web y quería compartirlo con ustedes. Gracias

    ¿QUÉ ES NECESARIO PARA EDUCAR CORRECTAMENTE?

    Personalmente considero que para poder educar correctamente se han de cumplir una serie de aspectos esenciales que trataré de enumerar y explicar en el siguiente decálogo:

    1. El problema de la educación surge porque no todos tenemos el mismo concepto de qué es educar. Pongo varios ejemplos: el padre que se atrevió a cometer la imprudencia de salir junto con su hijo menor en los Sanfermines creía que estaba haciendo lo mejor para la educación de su hijo en ese momento. De la misma forma que el padre que el fin de semana lleva a su hijo a ver un concierto de música clásica cree exactamente lo mismo. Vemos pues en estos dos breves ejemplos que hay maneras dispares de dirigir la educación. ¿Qué es mejor? Creo que lo primordial es que lleguemos a un acuerdo en los valores básicos que debemos transmitir dejando a un lado la afirmación más extendida en el mundo educativo actual: “todo vale”.

    2. Lo que he destacado en el primer punto del decálogo es importantísimo pues vivimos y educamos en sociedad luego esto quiere decir que la forma de educar de mis vecinos, de mis familiares va a afectar a mi forma de educar de alguna manera. Es la sociedad entera la que educa y por tanto somos todos los que tenemos que colaborar para que la educación cambie a mejor. Si hacemos esto, nos será mucho más sencillo educar y podremos hacerlos más correctamente.

    3. Necesitamos urgentemente una alianza padres-escuela, eliminando los recelos existentes entre ambas instituciones, acercando posturas y trabajando codo a codo para mejorar el clima educativo existente en la actualidad. Hemos de evitar que las relaciones entre padres y docentes sean tensas y pasen a ser alegres, basadas en la confianza mutua pues todos buscamos lo mismo: lo mejor para nuestros hijos. Si los padres y el profesorado nos unimos en esta ilusionante misión, nuestra acción educativa será mucho más eficaz.

    4. Para educar correctamente es necesario que los padres levantemos la voz y les digamos a los medios de comunicación :¡basta! Les expliquemos que queremos que transmitan valores tales como esfuerzo, voluntad, entrega, compañerismo, etc. que nos ayudan a mejorar como personas y dejen de una vez de bombardearnos con la emisión continua de contravalores tales como el consumismo, la violencia, la inmediatez, etc. Esto también facilitaría nuestra acción educadora pues educaríamos de una manera “paralela”, sin “chocar de frente”.

    5. Hemos de cambiar la perspectiva que tenemos sobre la educación y el Sistema Educativo: la escuela y también los institutos son lugares donde nuestros hijos van a desarrollarse y a formarse como personas, lugares donde deben encontrar la felicidad. Eliminemos el tan extendido mensaje de bullyng, acoso, fracaso escolar, violencia en las aulas… La escuela no es solo eso. Su sentido debe ir ligado al de alegría y felicidad.

    6. Hemos de atender y dedicar más tiempo a nuestros hijos. Según el reciente estudio “Encuesta Infancia 2008” elaborado por la editorial SM, más de 350.000 chicos de 6-14 años pasan todas las tardes de los días laborable solos y más de 920.000 sienten soledad en su hogar. Dramático. Debemos pues, presionar a las instituciones para que se produzcan mejoras reales que favorezcan la conciliación laboral y familiar. Sólo así podremos pasar más tiempo con nuestros hijos. Además, este tiempo es necesario que sea de calidad pues es mucho más importante que la cantidad.

    7. Es necesaria una cultura educativa. Es preciso que la educación esté presente en la vida diaria como elemento imprescindible de mejora social. Es importantísimo que desde los estamentos políticos se apoyen iniciativas que tengan una claro propósito educativo y favorezcan el que los jóvenes puedan participar activamente en actividades prosociales: ONG´S, asociaciones deportivas, etc.

    8. Es necesario apoyar y valorar la labor docente. Es importantísimo que se reconozca el trabajo diario que están realizando los miles de docentes que trabajan en las aulas d nuestro país. Hay que aplaudir iniciativas como la de la FAD( Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) que todos los años realiza un “Homenaje al Maestro” junto con un Premio a la Acción Magistral, valorando la función social del maestro y transmitiéndolo así al resto de la sociedad.

    9. Es preciso también apoyar e impulsar las Escuelas de Padres y Madres como un lugar de reflexión y formación de los padres evitando el que se conviertan en una serie de “charlas repetitivas” sin un objetico definido en las que siempre se habla de lo mismo y los padres se cansen y no participen. Hemos de comprometernos y cambiar el rumbo, la dinámica y el verdadero sentido de las Escuelas de Padres.

    10. Es necesario que todos nos pongamos a trabajar ya mismo para que educar correctamente sea la tendencia natural en nuestra forma de vida en la sociedad actual. Hay una urgente necesidad de que esto sea así.

    Óscar González director de la Universidad de Padres Presencial Bocairent(Valencia)

  9. Me da la impresión de que cada cual propone decálogos, acuerdos educativos según un juicio de como debe ser la educación, la juventud. Enumeración de “síntomas” que sugieran la idea preconcebida de un “como” en concreto. Curiosamente Oscar González encabeza su escrito como Salvador: Que tiene de malo llevar a un hijo a los san Fermines?. De que se trata todo esto? de decirle al otro lo que debe hacer con su hijo?, lo que eesta bien lo que esta mal? Al estilo sacerdotal o según el manual del buen padre y buen hijo? Y quien lo sabe? Desde cuándo las madres y los padres no hacen lo mejor para sus hijos. Quien tiene la verdad?. Hace unos dias circulaban cifras de cuántos jóvenes delinquen, y es verdad quizás existe unos factores socio educativos qwe disparan la predisposición para acabar en un centro cerrado pero ningún decálogo conduce a delinquir, así como ninguna estupenda educación garantiza la salvación. Hace unas décadas no existian las escuelas para las familias, o es que circulaban otros valores?. Entonces lo que verdaderamente debemos cambiar es el sistema en su conjunto. La verdad, que verdad en todo caso la que fluya del diálogo y de la tolerancia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.