Rebajar la edad penal, “un error de bulto”

Las personas que más directamente están en contacto con la delincuencia juvenil (caso del propio don Emilio) son las más reacias a rebajar la edad penal, que está situada actualmente en los catorce años. Es algo que debería hacer reflexionar a quienes defienden esa medida (y no me refiero a las familias de las víctimas, que tienen todo el derecho del mundo a exigir una reparación). Aquí os dejo las declaraciones a la agencia Efe de otra experta en la materia que apunta en la misma dirección, María Luisa Cercas, psicóloga y ex directora general de Reforma Juvenil de la Junta de Andalucía (la responsable, para entendernos, de los correccionales).

“La clave para evitar la delincuencia juvenil es la prevención familiar, según la ex directora general de Reforma Juvenil de la Junta de Andalucía, María Luisa Cercas, para quien la reducción de la edad penal, como han sugerido algunos sectores de la judicatura y partidos políticos, es un “error de bulto”.

Para la experta, es fundamental trabajar con los jóvenes y su entorno familiar, pues considera que “cuando llegan a un centro de menores puede ya ser tarde”. Según Cercas, hay que actuar antes de que alcancen la edad penal -fijada en los 14 años- ya que existen indicios, como el absentismo escolar o las conductas violentas, que informan de la problemática del menor. En los últimos años se ha producido una disminución del número de grandes delitos cometidos por menores y han aumentado la violencia intrafamiliar, los hurtos y el acoso escolar, señala Cercas, para quien se podrían reducir estas prácticas con apoyo judicial. Existen programas de ayuda a las familias para resolver conflictos intrafamiliares, aunque, según esta experta, sólo se activan cuando el menor ya ha cometido un delito y se ha puesto en marcha la medida judicial. Ha defendido que si estos programas se utilizaran como complemento a la medida judicial, es decir, antes de que el menor cometa un delito, se podría ayudar a descubrir el problema familiar que origina el conflicto.

En los últimos tiempos también ha cambiado el perfil de los jóvenes problemáticos “sin recursos”, ya que ha crecido el número de menores que delinquen y pertenecen a “familias pudientes”. El sentimiento de culpa de los padres trabajadores -añade- ha generado violencia en el núcleo familiar y el “síndrome de los niños con la llave”, menores que pasan mucho tiempo solos en casa, está cada vez más extendido”.

 

 

5 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo con mi colega. Los niños de hoy en día están instruidos para todo por el centro educativo, si le quitamos el pañal, que se lo quiten en la guarde, si no come bien, lo metemos en comedor y que le enseñen a comer de todo, si podemos ponerlos en 500 actividades extraescolares, así no están por medio y me da más tiempo de trabajar,”para que no les falte de nada” y después, que lo recojan los abuelos (que no educan, sólo miman y le dan lo que quieran “para que se callen”), pero a esos niños, seguro que no les falta de nada…material. En la esfera de lo emocional empiezan a dejar mucho que desear y el sentimiento de culpa de los padres porque no están con ellos hacen que no se impongan cuando deben hacerlo, pero eso sí, A SUS NIÑOS NO LES FALTA DE NADA!!!!

  2. Y pensar que a mi me miran raro porque acuesto a mis hijas a las 8 y media de la noche.Y me miran raro porque no las apunto a ninguna clase extraescolar ya que creo que las horas que pasan en el coelgio son suficientes (salen del cole a las 5 de la tarde porque aqui,en Zaragoza,el colegio es de jornada partida.Y me miran raro porque no las dejo al comedor (sólo un dia a la semana) porque asi yo tendría mas horas libres para mi.
    En fin…mucha suerte a todos.

  3. SUSY, soy de las tuyas,a mí también me miran raro, porque tengo 4 hijos, porque se acuestan a las 8 y media, porque los tres mayores (el pequeño tiene 1 año), sacan buenas notas, porque LOS 4 son educados y obedientes, porque puedo ir con ellos a cualquier sitio, porque no los dejo a comedor (en el cole de mis niños también hay jornada partida), además de porque trabajo. ¿Y sabes los más fuerte?, que una de mis actividades laborales es dar charlas en guarderías y colegios y SE PONEN LAS MANOS EN LA CABEZA cuando les digo que es así lo más adecuado para los niños,dicen que es una barbaridad, que no les da tiempo, que no pueden con sus hijos…pero pienso que tanto tú como yo nos sentimos muy orgullosas de estar haciéndolo así, a la larga nos puede salir mal, pero no podremos decir nunca que no lo hemos intentado lo suficiente. un saludo campeona. 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.