Un amigo, una página

Lo vi en el suplemento de cultura de La Vanguardia. Era Dora García, que reivindicaba la importancia de la página. Al principio pensé que hablaba de la página en blanco, pero no. No era eso.

 Dora García

Dora defendía la individualidad de cada página impresa en un libro, aunque forme parte de un todo más amplio. La trascendencia que todas y cada una de las páginas que conforman el libro tienen para la correcta lectura e interpretación del mismo.

“La página de un libro es mucho más que un trozo de papel impreso. Su falta implica una mutilación de sentido considerable, en ocasiones irreparable. Puede significar que el lector ignore un matiz o un hecho fundamental a la hora de interpretar las páginas siguientes; puede significar el terriblemente frustante desconocimiento de un desenlace; o puede significar la falta de coordenadas para interpretar la información que se nos da”.

 Dora Garcia Exposición

Me acordé entonces de los árboles que no dejan ver el bosque. Pero al contrario. A veces, nos quedamos deslumbrados por el bosque y no prestamos la debida atención que cada árbol se merece.

Así que, para homenajear a la palabra escrita, a cada página editada y publicada y, por supuesto, a cada buen amigo, lector, cómplice y seguidor; voy a elegir la página de alguno de mis libros que más y mejor le pegue y se adecúe a su personalidad, gustos y aficiones… y se la voy a regalar, cariñosamente dedicada y firmada.

Y esa será suya.

Para siempre.

Su página.

 Cafe Bar Cinema

Suya y de nadie más. Una página que recibirá, físicamente, pero que, además, le hace “dueño” de esa misma página en todos y cada uno de los libros editados ya que, una vez asignada, lo será para siempre y en exclusividad.

Una página que, por supuesto, serán dos, por aquello del proceso de edición. 😉

Resulta raro tener en la mano la página suelta y arrancada de un libro. Como se explica en el proceso de Dora García: “La contemplación de la página arrancada tiene algo de trágico, de radical, y de reflexión infinita sobre lo que pudo venir antes y lo que podría venir después en esa narración total de la que la página ha sido desgajada. Existe, sin embargo, siempre, la posibilidad de la restitución: la página que vuelve al libro, las páginas que mantienen siempre el potencial de formar un volumen completo y un sentido íntegro”.

 Portada

Ya hay algunas páginas volando hacia las manos de sus únicos, exclusivos y legítimos poseedores. Como la 349-350 de “Cineasta Blanco, Corazón Negro”, que está previsto que aterrice en Barcelona en las próximas horas. O la 139-140 del mismo libro, que será entregada en una Barra Brava.

Porque los libros, impresos y en papel, son más, mucho más que un puñado de letras que conforman palabras; palabras que conforman frases; frases que conforman párrafos y párrafos que conforman… páginas.

¡Larga vida a los libros impresos y en papel! ¿Y tú? ¿Quieres una página?

Jesús Lens

Firma Twitter

  • ruyelcid

    Me parece un detalle maravilloso… Muy buena idea… (la lámina XII de Café-Bar Cinema o alguna de las páginas entre la 347 y las 349 del mismo libro serían mis elegidas, por supuesto) jejejeje!! :-p