Philomena

Quizá haya llegado la hora de cambiar las tornas y que, al contrario de lo que viene siendo usual, las películas basadas en la fértil imaginación de un guionista comiencen con la siguiente leyenda:

“Esta historia NO está basada en hechos reales”.

Porque prácticamente todas películas grandes de este año, desde el Lobo al Capitán, pasando por la Estafa y los 12 años de esclavitud; parten de la vida, obra y milagros de personajes que, antes de serlo, fueron personas de carne y hueso.

“Philomena” es otra de ellas.

 Philomena

Ojo: lo anterior no es una crítica. Es la constatación de un hecho. Porque, por ejemplo, “Philomena” es una gran película que parte de una gran historia, está interpretada por grandes actores y deja un excelente sabor de boca al espectador.

La historia es sencilla: un periodista de alto copete, de los que suelen viajar en primera para cubrir los grandes eventos políticos internacionales, se queda en paro, tras haber trabajado en un gabinete de prensa institucional en sus últimos años. Y, aunque decide escribir un libro sobre la historia de Rusia, se muestra huraño, hosco e irascible. No es que el hombre parezca haber sido nunca la alegría de la huerta ni alma de la fiesta, pero gruñe más de lo habitual, según su esposa.

 Philomena actores

Entonces le surge la posibilidad de escribir un reportaje basado en una historia de interés humano, esto es, de las dirigidas a un público de inteligencia media baja, en descripción del propio personaje. ¿Qué tal indagar y escribir sobre la historia de una adopción ciertamente oscura y poco transparente, contada por Philomena, una señora ya mayor, que arrastra su secreto desde hace más de cincuenta años? Una señora muy, muy especial, interpretada magistralmente por Judie Dench.

Apenas hora y media dura la película. Lo justo y necesario para contar la historia de Philomena, a través de los cínicos y descreídos ojos de ese periodista, interpretado por un estupendo Steve Coogan, coautor él mismo del guion de la película.

 Philomena café

Una película pequeña, íntima y sentimental, en absoluto sentimentaloide, que habla de la importancia de los orígenes, del descubrimiento de la verdad y del perdón. Una película que lucha contra tópicos y maniqueísmos (aunque alguno siempre se cuela) y que lleva al espectador por caminos que no se espera, sin que por ello se sienta ni manipulado ni engañado.

 Philomena: Martin Sixsmith and Philomena Lee in real life and as played by Steve Coogan & Judi Dench

Una de esas películas pequeñas en formato, pero grandes en emociones. De las que posiblemente nunca vuelva a ver, pero de las que me alegro infinitamente haber visto.

Jesús Lens

Firma Twitter

  • Talía Hormigo

    Una buena película que habría que recomendar a los del PP y a Rouco Varela, para que entiendan la importancia de la memoria histórica y de que todos necesitamos enterrar a nuestros seres queridos, aunque ya sea tarde y aunque ya parezca que no importa.

    PD. es la segunda vez que lo cuelgo porque no me aclaro y no se donde aparece publicado, a ver si esta vez lo veo.