A la mierda

Segunda entrada de frases célebres y manual de urbanismo para momentos desesperados. Si hay ocasiones en que alguien se pone pesado, en vez de amenazarle a la manera de Santos Trinidad, quizá un tanto exagerada y expeditiva, podemos reaccionar como el grandioso Fernando Fernán Gómez.

Tenemos dos versiones de su explosivo ¡A la mierda! La primera, concentrada.

La segunda, contextualizada.

¡Grande, Fernando!

Y no olvidemos a otro gran mandador a la mierda: ¡Labordeta!

La tercera lección, algo más suave, nos la da Matías Prats, en esta otra célebre expresión

Sígueme en Twitter: @jesus_lens

  • Pingback: Te estás ganando una hostia… « Pateando el mundo()

  • Lillian

    Me acuerdo perfectamente de haber visto en su dia los dos cabreos. Vaya par de genios, qué poquitos van quedando.

  • ¿A que sí? Es que para poder mandar a alguien, con prestancia, hay que ser sólido y estar muy bien armado y documentado. Y estas dos fieras, lo estaban.