Menores, pero también consumidores

En Granada -hablamos de ello en el Facebook- ha vuelto a darse un caso de exceso de aforo en una discoteca. Parece ser que la amarga lección del Madrid Arena o no ha llegado -que sería muy grave- o ya se ha olvidado -que sería todavía peor-. En este último caso, era una fiesta para menores y literalmente no se cabía, así que la Policía Local tuvo que desalojar la sala. La parte buena es que fueron los propios chavales los que avisaron. Son menores, pero también consumidores. Y tienen derechos por ser menores y por ser consumidores. Y los ejercen. Y esto están bien. ‘Consumo’ también debería ser una asignatura obligatoria en la escuela.

1 Comentario

  1. Estoy completamente de acuerdo en que hay muy poca educación acerca de consumo y derechos en los colegios. La escuela debería ser algo más que matemáticas y otras asignaturas parecidas, porque se supone que tiene que ser una forma de preparación para la vida, y mucha gente no está preparada para afrontar los abusos y pillajes que te encuentras cuando empiezas a vivir como un adulto. A lo mejor con una presencia mayor de este tipo de asignaturas podría reducirse el impacto que maniobras como el tema de las preferentes tendrían en nuestro país, por poner un ejemplo.

Deja un comentario