Menos iphone y más alpargatas

Cuentan los llamados analistas -osea, los opinadores que hablan de todo- que Obama ganó sus primeras elecciones, además de por su carisma, etc, gracias a las nuevas tecnologías de la comunicación, Internet y demás. Los mismos analistas han concluido ahora que Obama ha ganado sus segundas elecciones gracias al factor humano, a los voluntarios de carne y hueso que se han pateado las calles y han ido pidiendo el voto puerta a puerta. Es curioso. En una sociedad hiper tecnificada como es la americana, se ha vuelto al cara a cara, a las relaciones humanas sin chismes que hagan de intermediarios. Menos iphone y más alpargatas. Los políticos españoles deberían tomar nota y no apuntarse a esa moda con diez años de retraso, que suele ser lo normal.

No es por ser pelota, pero ver un vídeo de don Emilio o leer un comentario suyo no es lo mismo que asistir en vivo y en directo a una de sus conferencias. Lo segundo es bastante mejor. Los que habéis asistido a alguna de sus charlas sabéis a qué me refiero.

Postdata: Lo del factor humano no solo afecta al ‘marketing’ político. Los distribuidores de productos comerciales también están volviendo al cara a cara. Quizá sea la crisis, que aprieta lo suyo, pero parece que estamos desandando el camino que nos llevó a relacionarnos solo a través de cacharricos. ¿O no?

Deja un comentario