Ida Lupino, directora pionera del Noir

Dada la creciente cantidad de plataformas y canales temáticos que hay en nuestra vida, al comentar en las redes sociales las películas que veo, cito dónde se pueden ver para facilitar su búsqueda a los internautas.

De un tiempo a esta parte, para evitar que algún malintencionado piense que tengo intereses espurios —y por no resultar cansino, para qué nos vamos a engañar— cuando veo películas en Filmin, no lo explicito: en lo que llevamos de 2021, pueden haber caído treinta o cuarenta títulos de su ingente y inagotable catálogo.

Esta semana, sin embargo, debo agradecerle a la plataforma española que nos ofrezca la posibilidad de ver dos películas dirigidas por Ida Lupino, una mujer del Renacimiento a la que resulta imprescindible reivindicar. Nacida en Londres en 1918, sus padres eran actores de teatro, por lo que no resulta extraño que estudiara arte dramático. Su paso al profesionalismo, eso sí, resultó casual: acompañaba a su madre a una prueba cinematográfica y fue Ida la que salió con un papel debajo del brazo en 1932.

En 1934 se fue a Estados Unidos y, tras varios años interpretando personajes secundarios, en la década de los 40, Lupino saltó a los roles principales en cintas tan famosas como ‘El último refugio’, de Raoul Walsh, uno de los clásicos por excelencia del cine negro norteamericano.

Con su segundo marido y harta del sistema de estudios, Ida Lupino creó una productora a la que llamó nada menos que The Filmakers. Y quiso la casualidad que, a comienzos del rodaje de ‘Not Wanted’, el director elegido para rodar un guion de la propia Lupino sufriera un infarto. Aprovechando su experiencia no acreditada como directora en alguna película anterior, se hizo con las riendas de la filmación y a su rol de actriz, guionista y productora sumó el de directora.

En la década de los 50, Lupino dirigió varias películas. En concreto, las dos que podemos ver el Filmin datan de 1953, ambas interpretadas por Edmond O’Brien, un actor tan solvente como poco divo. En ‘El Bígamo’, el actor interpreta a un viajante de comercio a quien el destino sitúa en la tesitura que explicita el título. Lo interesante de la cinta no está, por tanto, en descubrir la condición de bígamo del protagonista, sino en saber cómo y por qué se casó con dos mujeres… y no estar loco. Hay que resaltar el tono semidocumental de la película, el rodaje en exteriores en las calles de San Francisco y de Los Ángeles y, sobre todo, el tratamiento adulto de cada uno de los personajes: todos tienen sus razones.

En poco más de una hora —Ida Lupino iba a lo mollar de la historia que quería contar y no se desviaba ni un ápice— se les coge enorme cariño a los tres personajes principales de una historia en la que se hace una velada crítica al capitalismo que exprime al ser humano al considerarlo, por encima de todo, ‘homo productor’, sin importar la soledad, el abandono y el desarraigo al que es sometido.

De ese mismo 1953 data ‘El autoestopista’, catalogada como la primera película de género negro dirigida por una mujer. Es otra cinta de menos de hora y media de duración y, esta sí, se recrea en los paisajes exteriores por los que circulan en coche los tres protagonistas: dos amigos que iban de pesca y son secuestrados por un psicópata, un asesino en serie al que recogen haciendo autostop.

Basada en hechos reales, se trata de un noir clásico que dinamita el sueño americano a manos de un ‘desperado’, un forajido de torva mirada que anticipa los horrores que sacudirían los cimientos de la sociedad estadounidense.

Jesús Lens

¡Campana y se acabó!

Otro sorteo de lotería, en este caso la del chavea, le pone la puntilla a la Navidad. Porque esta vez sí que sí. De hoy no pasa. Hoy se terminan las fechas señaladas y comienza el 2020 de andar por casa. Salvo para nuestros congresistas, que ya se han pegado dos exuberantes días de palo y tentetieso.

Para unos, los Reyes nos regalarán un nuevo gobierno antes de volver a Oriente. Para otros, lo que dejan es un buen acopio de carbón. Ojalá que los del España se rompe reciban hoy pegamento Imedio y los del gobierno Frankenstein, hilo de sutura. Y tila. Tila a gogó en el hemiciclo, que lo del café para todos es otra cosa.

El Granada C.F. ya les ha regalado tres puntos a los aficionados, los hosteleros deben estar felices con el llenazo total de estos días y en la Sierra, a la espera de una nueva nevada que asegure la temporada, tampoco se podrán quejar de la hondonada de esquiadores que les han dejado Papá Noel y sus mágicas majestades de Oriente.

Personalmente, hoy me identifico con el crío que prefiere jugar con la caja de cartón en que venía su regalo antes de estrenar el juguete en sí. No se lo tomen a mal, que su proverbial imaginación es el mejor regalo posible.

Hoy, las calles rebosan de chavales con cara de ilusión, estrenando juguetes. Y la ropa nueva, claro. A no ser que pique. ¿Sigue habiendo pantalones que pican, a todo esto? ¿Se sigue torturando a los chiquitines con el infierno de la franela? Espero que no.

Respeto, también, por los Magos que regalan libros. No es el presente más lucido. Ni el más vistoso. Pero si aciertan con el título deseado, un buen libro es un inmejorable pasaporte para viajar y soñar. Por cierto que, con todo lo que se ha hablado de Benito Pérez Galdós estos días, ‘Fortunata y Jacinta’ y los ‘Episodios Nacionales’ se habrán convertido en best sellers.

Y si los Reyes no han acertado, tampoco pasa nada. Con sacar una entrada para el cine y ver ‘Mujercitas’ o lo último de los venerables octogenarios Eastwood y Polanski, ya estamos listos y en perfecto estado de revista para volver a empezar la vida en serio, mañana martes.

Jesús Lens

 

CajaGRANADA dedica su primer ciclo del año al Cine Negro clásico norteamericano

El cine negro norteamericano, el clásico, es el protagonista de los martes, en el Teatro CajaGRANADA, a las 19 horas, gracias al nuevo ciclo que pone en marcha AulaCine CajaGRANADA: “Noir”, puesto en marcha en colaboración con La Cineteca, Espacio de Acción Cultural.

 El sueño eterno librería

Con entrada libre hasta completar el aforo y proyectadas en versión original subtitulada, para que los espectadores puedan disfrutar de las películas tal y como fueron concebidas por sus directores; la selección de diez películas que componen este ciclo abarca títulos producidos entre 1936, con la llegada de los exiliados alemanes a Hollywood y 1958, cuando Orson Welles certificó el final del género con su genial “Sed de mal”.

Una de las novedades de este ciclo es que la mitad de las películas que lo componen han sido elegidas por los seguidores de la página de Facebook del Museo CajaGRANADA, a través de una encuesta que fue muy bien acogida por los internautas. Además, tras las proyecciones de varias de las cintas, habrá coloquios y charlas con los espectadores, dirigidas por especialistas, para profundizar en el conocimiento de un género cinematográfico muy especial.

 Los sobornados

Y es que el cine negro norteamericano es más, mucho más que un género cinematográfico. El cine negro es una fotografía, una estética, una filosofía, una ética y un estilo. Es una forma de entender la vida que, conjuntando la labor de directores, actores, técnicos, críticos y guionistas; transformó los pilares en que se asentaba el séptimo arte.

Los años 30, la Gran Depresión, la Prohibición, el gangsterismo y, en Europa, el auge de los fascismos y la extensión del comunismo; sacudieron el mundo. Y todo ello fue reflejado por el cine del momento. Directores expresionistas alemanes se instalaron en Hollywood y, gracias a ellos, una estética tenebrista puso su foco de atención en el lado más oscuro de la sociedad, retratando las contradicciones del capitalismo más feroz y sacando a relucir sus excrecencias: corrupción, violencia, extorsión, crimen organizado…

 Ciclo Noir copia

AulaCine CajaGRANADA rinde homenaje a uno de los grandes géneros de la historia del séptimo arte: el cine negro norteamericano clásico de los años 30 y 40, fundamentalmente; erigido en faro y guía para cineastas y espectadores de todas las épocas y todas las nacionalidades que, casi cien años después, lo seguimos venerando como el primer día.

Los títulos seleccionados

Los ocho títulos seleccionados para el ciclo “Noir” son los siguientes:

Martes 20 de enero: Furia. 1936. Fritz Lang

Martes 27 de enero: Perdición. 1944. Billy Wilder

Martes 3 de febrero: Detour. 1945. Edgar G. Ulmer

Martes 10 de febrero: El sueño eterno. 1946. Howard Haks

Martes 17 de febrero: Encrucijada de odios. 1947. Edward Dimytryk

Martes 24 de febrero: Almas desnudas. 1949. Max Ophüls

Martes 3 de marzo: En un lugar solitario. 1950. Nicholas Ray

Martes 10 de marzo: El demonio de las armas. 1950. Joseph H. Lewis

Martes 17 de marzo: Los sobornados. 1953. Fritz Lang

Martes 24 de marzo: Sed de mal. 1958. Orson Welles

 Ciclo Noir copia

Primera proyección: Furia

La película que abre el ciclo, “Furia”, es una excelente cinta, la primera que dirigió Fritz Lang tras huir de la Alemania nazi.

La película está protagonizada por Spencer Tracy, que interpreta a Joe Wilson, un joven ilusionado que planea casarse y poner en marcha un negocio. De paso en una pequeña ciudad y por una serie de coincidencias, es considerado sospechoso del secuestro de una niña, delito que no ha cometido. A partir de ahí, la locura. “Furia” es un emocionado alegato contra las reacciones de la masa enfurecida, la sinrazón de la violencia y los peligros de que las hordas decidan tomarse la justicia por su mano.

 Furia

Fritz Lang huyó de Alemania, donde era uno de los directores de cine más reconocidos, tras una reunión con Goebbles en la que el jerarca nazi, además de brindarle la posibilidad de dirigir los míticos estudios UFA de Berlín y poner toda la maquinaria cinematográfica germana a su servicio, para enaltecer a Hitler y a los suyos; le explicó los planes del gobierno alemán. Tras tener conocimiento hacia dónde se dirigía Alemania, Lang no tardó más que un puñado de horas en emigrar a Estados Unidos.

Y es a través de “Furia”, teniendo en cuenta las cortapisas y la censura de la época, que denunció la violencia desatada que las masas, mal dirigidas, pueden llegar a provocar.

Un título fundacional en la historia del cine que sirve a AulaCine CajaGRANADA para iniciar un ciclo muy, muy interesante.

 

Film Noir

¿Te acuerdas que hace un par de días te invitaba a votar, AQUÍ, en una encuesta sobre cine negro, para ayudarnos a definir el ciclo que estamos preparando en CajaGRANADA para el primer trimestre del 2015?

Film Noir

Lo mismo no estás ducho en la materia. Y te gustaría saber un poco más.

Este libro, pienso, puede saciar tu ansia de conocimiento. Y de disfrute. Que los libros de Taschen son una gozada para los sentidos.

Toda la información, AQUÍ.

Son libros que, siempre, valen mucho más de lo que cuestan.

Jesús Lens

Firma Twitter

Elige cinco películas de cine negro

El primer trimestre del 2015, el Teatro CajaGRANADA se convertirá en una sala de cine clásico que acogerá un ciclo muy especial: Cine Negro.

 El sueño eterno

El cine negro, además de ser un género cinematográfico como tal, es una estética, una filosofía, un análisis de la realidad social a través del cine. Un estado mental.

El ciclo constará de 10 películas. 5 de ellas han sido seleccionadas por Raúl Morales Osorio, experto en cine y responsable del taller de cine negro que, semanalmente, imparte en CajaGRANADA. Son: “Detour”, “Encrucijada de odios”, “Almas desnudas”, “En un lugar solitario” y “El demonio de las armas”.

Las otras 5 películas, las eliges tú. Vota en Facebook, de entre el listado que te proponemos, qué 5 películas crees que deben estar, sí o también. Y si no encuentras una que consideres imprescindible, añádela en el cuadro de texto libre de la lista. Pero solo una, por favor 😉 Todo ello, a través de este enlace.

 Al rojo vivo

Piensa que son todas las que están, pero que es imposible que estén todas las que son. Así que, únicamente cine negro clásico norteamericano.

¿Hace?

Jesús Lens

Firma Twitter