Alrededor de la Medianoche

Vamos a arrancar este “Cine con Swing” hablando de una película que es LA película sobre el mundo del Jazz.

La música y los músicos

¡Acaso no acabamos de ver

a Dexter en Moratalaz

firme como el mismísimo califa de Córdoba

con los pies sólidamente plantados

en las arenas de un desierto

que se parecía al océano rizado

soplando hora tras hora

hasta cubrir la noche del suburbio

de ojos azules?

(Ebbe Traberg “Pon tus lágrimas a secar”)

.

Sólo cinco años antes de protagonizar la película de Tavernier, Dexter Gordon actuó en el campo de fútbol de Moratalaz ante miles de aficionados. ¡Eran otros tiempos! Aquella actuación inspiró este poema del maestro de críticos de jazz, Ebbe Traberg. Me gusta porque en cierto modo refleja bien la presencia física del saxofonista tal y como también lo recuerdo en la película Round Midnight.

 

 dexter-gordon-bertrand-tavernier-round-midnight

Se ha dicho que Dale Turner, el protagonista de la película, era, ¡siempre lo había sido!, Dexter Gordon, y al revés. Yo quiero ver también en Turner / Gordon a todos los músicos norteamericanos que se instalaron en Europa por uno u otro motivo: a Sydney Bechet, Kenny Clarke, Kenny Drew, Chet Baker, Johnny Griffin,… pero sobre todo a Bud Powell y LesterYoung. El libro de Francis Poudras en el que se inspira la película tiene como referente al malogrado pianista, pero fue al parecer Gordon quién propuso incluir anécdotas de Lester para componer su personaje. En una de las escenas, Francis encuentra a Turner sentado en un callejón intentando tocar sin éxito la melodía de “Autumn in New York”; no recuerda la letra y no puede tocar bien el tema. Entonces Francis se la tararea: “El otoño en Nueva York, se mezcla con el dolor. Soñadores de manos vacías, sueñan con tierras exóticas. Pero es otoño en Nueva York y es bello vivir otra vez”.

Pero como he dicho al principio, Dale Turner es Dexter Gordon, ya nunca podrá dejar de serlo. Al igual que Dexter, Turner fuma en el escenario mientras los otros miembros del cuarteto tocan sus solos en el escenario. También el protagonista de la cinta toca a veces el saxo sentado.

 dextergordon1948

Merece la pena referirse, aunque sea brevemente, a todos los jazzmen que aparecen en el disco. La mayoría de ellos habían cruzado sus carreras en algún momento. Porque los músicos que acompañan a Dexter son reales, aquí no hay ni trampa ni cartón. De ello se encargó el responsable de la banda sonora (Oscar a la mejor B.S.O. en 1986), que no es otro que Herbie Hancock. Éste se rodeó de buenos amigos, muchos de ellos miembros de distintas formaciones de Miles Davis, caso de Tony Williams, Ron Carter, Wayne Shorter, o John McLaughlin. El baterista Billy Higgins y Bobby Hutcherson habían colaborado en alguno de los mejores discos de Dexter (Go! o Gettin’ Around). El trompetista Freddie Hubbard, ya redimido después de años coqueteando con una música que no estaba a su nivel, aparecía en el disco de Takin’ Off del citado Hancock, dónde también estaban el propio Dexter y el siempre estupendo Higgins.

El gran Pierre Michelot, quién había trabajado con Young y Powell en París, y que colaboró con Dexter en el magnífico Our man in Paris, era otro amigo que se unía a la causa. Mención especial tiene el pianista Cedar Walton, recientemente fallecido, que también había acompañado en el pasado a Dexter Gordon. Walton, músico exquisito y de carrera algo huidiza, es el único pianista, aparte el mencionado Hancock, que aparece en la banda sonora y en la cinta.

 Dexter+Gordon

Tavernier y Hancock habían acordado recrear la música de los años 50 pero dándole un nuevo barniz a las interpretaciones. Por eso, la elección de las tres voces que aparecen en la banda sonora son tan particulares y distintas. Lonette McKee es el modelo más clásico, interpreta el “How long has this been going on?” de los Gershwin acompañado por Dexter. Cuando éste interpreta baladas tienes deudas, entre otros, con Lester Young, pero a su manera. La elección de Bobby McFerrin para cantar el tema central de la cinta resulta finalmente un acierto. Chet Baker no aparece en la película, pero su espíritu flota en el ambiente. Su vida errática y su espíritu frágil se asemejan en actitud, aún cuando los supera por afán autodestructivo, a Dale Turner. Su voz suena en un viejo tocadiscos interpretando el “Fair Weather” de Kenny Dorham.

Dexter Gordon fue esencialmente un músico bebop, pero no sólo… Su personalidad llenaba los escenarios tanto como su música. Con la perspectiva que nos da el paso del tiempo, la vida de este músico representa muy bien el modus vivendi de un tipo de jazzman (¿y de música?) que hoy día nos parecen muy lejanos. Quizás como dice Gordon / Turner en la película: “No hay suficiente bondad en el mundo”.

¡Quién hubiera estado en Moratalaz aquella noche de 1980!

 Dexter Gordon Blue Note

Ficha técnica B.S.O.

Músicos: Chet Baker, Ron Carter, Dexter Gordon, Herbie Hancock, Billy Higgins, Freddie Hubbard, Bobby Hutcherson, Bobby McFerrin, Lonette McKee, John McLaughlin, Pierre Michelot, Wayne Shorter, Cedar Walton y Tony Williams.

Cyd & Lens

#Cineconswing

Cine con Swing

Venimos hablando estos días de un nuevo proyecto. Y será fílmico-literario, efectivamente. ¡Y musical! Charlando con Fernando Marías, en septiembre, comentábamos nuestras actuales andanzas, proyectos e ideas. Y conveníamos en que no había cuerpo, ganas ni moral para encerrarse otros dos años a ver un puñado de películas y escribir un libro sobre ello.

 Cine con Swing

Que es un trabajo duro. Muy duro. Y, a veces, ingrato y desabrido. Solitario. Muy solitario. Por todo ello, para encarar este nuevo proyecto, Jesús Lens y Juan Manuel Cid, unimos fuerzas y cambiamos el formato.

Al grano: ¿aunamos dos de nuestras pasiones, el cine y el jazz?

Vale. Pero con condiciones.

La primera, para que esto no se nos vaya de las manos, es que solo hablemos de películas en las que el jazz es protagonista de la historia o la trama. Así, no vale meter películas cuya banda sonora sea jazzística, pero no así el argumento de la misma, aunque nos dejemos en el tintero títulos esenciales como “Ascensor para el cadalso” o “Anatomía de un asesinato”.

 Cine con Swing Davis

La segunda: que cerremos un número asumible de películas sobre las que trabajar. Por ejemplo, veinticinco.

La tercera condición es ir compartiendo el proyecto on line, a través del Blog y de las Redes Sociales, para que la gente interesada lo pueda ir leyendo despacio y, además, para que nos aporten su conocimiento y sabiduría, de forma que se vaya enriqueciendo el proyecto.

Y es que, con la crisis, el jazz está más vivo que nunca. En Granada tenemos la activa y dinámica Asociación Ool Ya Koo, que nos está trayendo a lo mejor del jazz andaluz. Y por doquier surgen clubes, combos, conciertos y actuaciones.

 Cine con Swing Ool Ya Koo

Es, pues, el momento de aportar nuestro granito de arena al fortalecimiento del jazz, a su difusión, popularización y conocimiento.

Por eso, más condiciones. La cuarta: hablar de las películas y, dándole la misma importancia, de las bandas sonoras. De la música que suena en las mismas. De forma que la historia filmada vaya de la mano de la historia musicada.

Más condiciones: entremezclar el análisis técnico con el factor humano y entreverar lo fílmico y musical con lo histórico, lo artístico y lo anecdótico. Si habéis leído “Café-Bar Cinema” y “Cineasta Blanco, Corazón Negro” ya sabéis a qué estilo nos referimos. Y si no los habéis leído… ¿a qué esperáis? 😉 Esta era la quinta condición.

Y todavía hay una sexta: avisar con tiempo de qué película vamos a hablar para que los seguidores de “Cine con swing” tengan la oportunidad de verla antes de meternos a destripar sus entretelas.

 Cine con Swing Round Midnight

Porque, y esta es la séptima condición, vamos a dedicar un mes a cada una de las películas. ¿Te parece un plazo razonable?

¿Películas? ¿Sólo? No. Porque la condición número ocho para enfrentar este proyecto es que también hablemos de una serie de televisión tan extraordinaria como “Treme”.

Y ya que hemos llegado a completar ocho condiciones, tratemos de cerrar el círculo con dos deseos, dos esperanzas, dos anhelos.

Primero (o noveno, según se mire): tratar de trascender los visionados individuales y, si tenemos apoyo, eco y repercusión; organizar Visiones en Conjunto, colectivas y compartidas, de algunas de las veinticinco películas seleccionadas para “Cine con Swing”. Por no hablar de la posibilidad de organizar conciertos temáticos con alguna de la música que suena en las películas.

 Cine con Swing Treme

Y, por último, pero no menos importante: conseguir completar un trabajo lo suficientemente  atractivo y bien rematado como para que, allá por el 2015 o 2016, podamos estar brindando por la publicación de un nuevo libro. ¡Ése sería el 10!

¿Qué les parece? Porque ya estamos trabajando en ello.

¡Va por ustedes!

¡Salud!

Cid & Lens.

Hashtag en Twitter & Facebook: #cineconswing

Las películas y los enlaces con los textos escritos por Cid & Lens:

Round Midnight

Paris Blues

Los fabulosos Baker Boys

The Cotton Club

 

El Onyx

Con este vídeo damos el pistoletazo de salida a un nuevo proyecto que ponemos en marcha Juan Manuel Cid y un servidor, que aún no tenemos terminado de definir, pero sí algo avanzado.

Aquí presentamos un garito, el Ónyx que… bueno. ¡Vedlo por vosotros mismos!

¿Qué os parece? En serio: ¿te imaginas que hubiera un garito como este ahí abajo, en la puerta de al lado? ¡Qué peligro! ¡Qué gusto! ¡Qué maravilla! ¡Qué adicción!

Cid & Lens