Hay niños que me dicen: “No me condene a estudiar, que me hielo en el ‘insti’, prefiero que me encierre”

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Y cuando parecía que las cosas podían empezar a mejorar con la vacuna, llegaron Filomena y la tercera ola, y ya estamos peor que antes. Y mira que parecía difícil. Por el ‘bicho’,  los chavales están en clase con las ventanas abiertas y a cero grados, ni frío ni calor, que decía el otro. Mantas, gorros… Parecen los chiquillos de la posguerra. Ya hay niños que me dicen: “No me condene a estudiar, que me hielo en el ‘insti’, prefiero que me encierre, señor juez”. Y el internamiento es la pena más severa que hay para los menores… Pues la prefieren antes que congelarse. Estoy de acuerdo con ellos: ir al cole en estas condiciones es más cruel que meterlos en un celda. Una pena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.