Hace un año que paré el AVE y hubo quien me dio por casi muerto: un beso para el personal del Hospital de Puente Genil

 


FOTO: RAMÓN L. PÉREZ

Buenas, soy Emilio Calatayud. Quitando la pandemia, hoy hace un año que viví una de las experiencias más raras de mi vida. Sería más o menos a esta hora. Magdalena, mi mujer, y yo viajábamos en el AVE para participar en un acontecimiento muy feliz: el ‘bautismo’ de un colegio de Numancia de la Sagra, provincia de Toledo, con el nombre de Emilio Calatayud. Pero me dio un jamacuco o síncope y el AVE tuvo que parar para que me llevasen al Hospital de Puente Genil, provincia de Córdoba, que era donde estábamos cuando se me fue la cabeza y me desmayé. Al llegar al centro sanitario, los médicos me comentaron que en las redes sociales y por ahí me daban por medio muerto. Yo ya estaba recuperado y nos reímos juntos.

Prometí a todo el personal del hospital de Puente Genil que iría a darles una charla por el buen trato que nos dieron a Magdalena y a mí. Os llevamos en el corazón y la promesa sigue en pie. A ver si se va ya el maldito ‘bicho’. Por cierto, nos hemos acordado mucho de vosotros por la pandemia. Ojalá estéis todos bien y podamos vernos pronto. Gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.