La cuarentena nos enseñó que podíamos vivir sin Messi pero no sin las personas que limpian, que no se nos olvide

 

Foto: Pepe Marín

Buenas, soy Emilio Calatayud. Messi es un grandísimo jugador de fútbol. Pero ya está. Durante la cuarentena aprendimos que podíamos vivir sin fútbol y, por tanto, sin Messi, y a la vez aprendimos que no podíamos vivir sin las personas que limpian, curan, etc. La realidad nos mostró con toda claridad qué es imprescindible y qué no. Espero que no se nos olvide.

Y suerte a Messi, claro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.