Las paguillas de los abuelos ayudaron a las familias en la crisis económica; ahora nos toca a nosotros protegerlos

 

Foto: Alfredo Aguilar.

Hola, soy Carlos Morán. Don Emilio, como todos, está especialmente conmovido por la crueldad con la que se está cebando el virus con las personas mayores. O los mata o los aísla o ambas cosas la vez, y perdonad la crudeza. “Póbrecitos… Es una injusticia total. Las paguillas de los abuelos, no lo olvidemos, ayudaron a muchas familias a soportar la crisis económica; ahora nos toca a nosotros protegerlos. No salgáis de casa, por favor. Descansen en paz todos los que han fallecido y gracias por lo que hicísteis por la sociedad.”

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.