Uno de los mejores piropos que me ha dedicado un niño: “Estoy hasta la polla del juez ‘Catalayú'”

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Decíamos que los niños y adolescentes suelen hacer uso de mi timidez para los estudios en la infancia para que sus padres les riñan menos por sus suspensos. Pero es que los padres también suelen usarme de excusa a la hora, por ejemplo, de comprar un móvil para el niño o la niña: “Solo tienes doce años y dice el juez Calatayud que hasta los catorce, nada”, argumentan papá y mamá para quitarse a los pedigüeños de encima.

Pues hubo un niño que, al recibir esa respuesta, hizo la siguiente reflexión en el más puro lenguaje ‘granaíno’: “Estoy hasta la polla del juez ‘Calatayú'”. Ya lo había contado antes, pero es uno de los piropos más bonitos que me ha dedicado un niño y me gusta recordarlo, ja, ja, ja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.