Mi Semana Santa… y mi infancia

Buenas tardes a todos, soy Emilio Calatayud, y ante todo pido disculpas por todo este tiempo que he estado teóricamente ausente del bloq. Os deseo a todos que estos dias de Semana Santa lo paseis tranquilamente, descansando y disfrutando un poco de este buen tiempo que estamos teniendo -al menos por el Sur-. Efectivamente, el domingo salí en la procesión de Granada  de ‘Jesús de la Sentencia’, que es algo que parece que ha generado cierta polémica en este blog -como siempre, es una polémica de altura, lo cual se agradece-. Dicha Hermandad nombró a la Junta de Jueces de Granada ‘Hermano honorifico’ y por ese motivo algunos jueces -lo mismo que el año pasado-  procesionamos con ellos -para mí, era la primera vez-. Es una forma de agradecer a la Hermandad la deferencia que tuvo con nosotros.

Por  otro lado, a mí personalmente me apetecía. Nunca he ocultado mi condición de católico, cristiano,etc, aunque tambien reconozco que soy menos practicante de lo que debiera.  Pero esa tarde me hizo recordar mi infancia en Ciudad Real, la  Semana Santa de mi infancia. El día  de estreno de ropa el Domingo de Ramos, la procesión recorriendo mi pueblo…
Fue un cruce de varias sensaciones con  un denominador común: la emoción.  Recuerdos de la niñez, de cuando llegué a Granada y conocí la Semana Santa Granadina. Cuando iba con mis hijos a ver las procesiones,  etc. Ha sido una buena experiencia y espero repetirla. Además, no viene mal compartir con la gente ese cruce de sentimientos, que, queramos o no, llevamos dentro. Y no hablo sólo de sentimientos religiosos. Seguro que a todos -o a muchos- de vosotros los recuerdos de Semana Santa  os devuelven a la niñez.
Me alegra mucho que existan discusiones sobre los  distintos temas que van surgiendo y agradezco las opiniones contrarias. Lo importante  es poder  expresarnos con la  mente abierta y en  libertad. Tenemos que asimilar lo que alguien diga aunque,  en principio,  no lo compartamos.
Por otra parte, espero que los informáticos me arreglen ciertos problemas que tengo al escribir. Espero poder contestar de forma individualizada pronto. Ah, un saludo a la gente de Villarta de San Juan y seguro que iremos por  allí.

25 Comentarios

  1. Gracias a ud. por el blog, aunque no se prodigue por él tanto como querríamos 😉

    En efecto, la diversidad de opiniones, bien encauzada, conduce a que todos nos enriquezcamos un poco más.

    Yo como ya se sabe, no soy creyente, pero respeto a los que lo hacen con auténtica convicción, aunque no comparta dicho credo; no así a los que prefieren figurar o ver procesiones sólo porque es lo que se hace en estas fechas, sin sentimiento alguno, por figurar, o porque se aburren, y lamentablemente hay muchos. De hecho si de esas “legiones” de devotos que acuden a ver esas procesiones, o a participar en ellas, realmente muchos practicaran el credo cristiano, de forma auténtica, otro gallo nos cantaría.

  2. Hombre, tampoco es eso, el que va a ver procesiones es porque le apetece, sea creyente o no. El estar participando en ellas o viendolas no quiere decir que quieran figurar, simplemente les gusta, no creo que nadie vaya a verlas porque piense que así los demás lo tendrán como un fervoroso creyente. Pienso que nadie va a ver las fallas, san Fermín, las procesiones, las Cabalgatas, etc…por figurar, simplemente les gusta o quieren conocerlo, sin más…
    Ya no estamos en el siglo pasado, que los que eran católicos sobresalían, ahora lo que “mola” es ser ateo o agnóstico, así que ir a las procesiones no es precisamente un mérito, al revés, te arriesgas a que te critiquen y acabén llamandote “carca”.

  3. Hola a todos. Me añado en este tema que, reconozco, es una de mis debilidades (…y tengo muchas).
    Creo que tenemos -todos- el vicio de generalizar… de clasificar: católicos y no católicos… creyentes y no creyentes…
    Vamos a hablar de lo que tenemos en común que es mucho (sentido común, por ejemplo) y luego, que cada uno crea y haga lo que crea más conveniente, pero con absoluto RESPETO a esos puntos comunes imprescindibles para que podamos entendernos.
    (Lo de respeto con mayúsculas) no es gratuito. Creo que es palabra clave en muchas de nuestras discusiones.
    Que estos días sirvan de descanso, diversión y reflexión a todos, a cada uno según su forma de entender la vida.

  4. Carla, quizás no la mayoría, pero sé de buena tinta que muchos de los que participan, lo hacen por figurar, de entre éstos, muchos son, por ejemplo los políticos de turno.

  5. Bueno…si ya hablamos de los politicos, no digo nada, pero igual que en Semana Santa también lo hacen en toda clase de eventos, sociales, festivos, y demás, siempre tienen que estar enmedio dando la nota, a cuantos mas sitios vayan más votantes creen que tendrán…

  6. Creo que fue Antonio Gala, señor inteligente donde los haya, el que dijo el otro día, que debemos entender que lo de la gente en las procesiones muchas veces es por afición más que por credo. Mi abuelo era del Betis “manquepierda” y del Cristo de la Misericordia, y allí que va toda la familia. Yo no soy “devota” de ninguno de los dos, pero tengo que reconocer que sí que siento cierta debilidad por ambos.
    Cada uno que disfrute como pueda. Dentro del respeto a los demás, todo es aceptable.

  7. Bueno, yo no niego el respeto a los demás, sólo planteo lo que opino sobre el particular 😉 .

  8. buenos dias, enhorabuena señor juez, por reconocer algo tan bonito como se cristianos, catolico, y poco prasticante, cuantos cristianos somos capaces a reconocer lo que usted ha reconocido, espero que disfrutara en domingo de la prosecion, no soy nadie para juzgar a nadie, pero lo que si puedo juzgar es que la semana santa la puede vivir como una quiera, por ello les deseos a usted y a todos los que estamos eganchados en este blog feliza pascua de resureccion.

  9. Si analizamos determinados acontecionados sociales por separado, por ejemplo la Semana Santa, el futbol, los toros, incluso la aficion por los temas politicos, para un determinada persona a a que no le interesa estos temas, puede ver un trozo de mardera entre la multitud, 22 pernonas corriendo detras de una pelota, un hombre matando un animal salvajemente, o personas eternamente en discusión y que jamas dicen lo que piensam, pero convendreis conmigo, que al menos uno de estos acontecimientos sociales al menos en uno entramos todos, y ese lo entendemos perfectamente, es mas no entendemos como los demas no lo disfrutan como nosotros. RESPETO Y TOLERANCIA.
    EN EXALUNMO DE CALATAYUD PROMOCION 95.

  10. Bueno, mi opinion al respecto, es que el que actualmente haya mas personas que se proclaman ateas, no creyentes o agnosticas, es debido a que en democracia se posibilita la libertad de pensamiento.Ya no se imponen creencias (aunque algunos siguen intentandolo). Vamos, que no es ninguna moda. A medida que el ser humano profundiza en el conocimiento, se van eliminando mitos y creencias a todas luces absurdas. Naturalmente dentro del profundo respeto que merece la opinion del otro.

  11. Y el lunes santo estuvo en Radio Ogíjares hablando de la Educación Hoy, que también lo oí, junto a Antonio Rus y Juan Santaella. Estuvo muy bien. La verdad que no tuvo desperdicio lo que dijeron. ¿Van a volver?. Les escuché de causalidad, navegando por la radio en busca de comentarios cofrades me quedé con Vdes. ¿son tertulianos fijos de esa emisora?. Alguien me lo puede decir.

  12. Vivo en el Realejo, trabajo en la plaza de Trinidad. No creo en Dios. Trabajo en Semana Santa. Todos los días me encuentro teniendo que sortear 4 o 5 procesiones para llegar a mi trabajo. Hay momentos en los que realmente uno está rodeado por 3 procesiones y tiene que cruzar alguna. Todos los días tengo que aguantar malas miradas, comentarios ofensivos y discusiones por tener que cruzar las procesiones. Ante mi explicación de que si no cruzo no llego a trabajar y si no llego me echan de mi trabajo, la gente me responde “Estamos en Semana Santa, no se puede cruzar la procesión” (no añado aquí el hecho de que tenga que salir de mi casa media hora antes para llegar a tiempo). Creo que vivimos en un país laico, si yo quiero cruzar una calle no debería tener ningún problema, una procesión no debería cambiar mis habitos y mis rutinas. Sr. Calatayud ¿un juez me daría la razón?
    Más allá, las calles se llenan de gente, se hace ruido hasta altas horas de la madrugada y las calles se quedan hechas una pocilga, ¿no suena eso a botellón? ¿Por qué no se crea un semanasantódromo igual que un botellódromo donde las cofradías saquen a sus imágenes? Creo que una persona que no participa en la semana santa no debería sufrir sus consecuentacias. ¿Qué opina Sr. Calatayud? Espero su comentario, y el del resto de lectores.

  13. En las procesiones participa mucha gente joven y muy joven, que aunque el resto del año no se acerquen a las iglesias, al menos en este tiempo trabajan en grupo y se acercan a la fe de su infancia. Mejor de penitentes y costaleros que de fieston absoluto.

  14. Pues pese a la Pasión Granadina, yo bien que vi botelloneros en el botellódromo haciendo lo que mejor saben hacer: embotellonarse.

    No creo que un evento resuelva otro, quizás lo disfrace, o en el mejor de los casos lo minimice. Pero repito: ayer en el famoso lugar de “esparcimiento” habilitado al efecto había tropa como tantas otras veces. Y lo sé porque conducía por la rotonda de Méndez Núñez de madrugada y pude verlo con mis propios ojos.

    De verdad que si el sentir religioso pudiera acabar con el problema del botellón, hace tiempo que así habría sucedido.

  15. ESCENAS DE AGRESIÓN O DE TORTURA

    Vi con mi hija de 7 años la procesión de los pasos de Salzillo, que es impresionante, el viernes santo por la mañana, en Murcia. La niña se horrorizó ante ciertos pasos que representan escenas de tortura de una manera muy realista y no los quiso mirar. Se horrorizó ante San Pedro, blandiendo la espada. Ese paso representa este concepto, en el sentido barroco del término: el bueno es el que usa la espada y el malo el que da el beso (Judas). En especial, las escenas de azotes le provocaron pesadillas. Se podrá decir que mi hija es muy sensible. Y así es. Pero los pasos de los azotes llevaron en toda España a gente detrás azotándose, entre la que se contaba los llamados “disciplinantes de amor”, enamorados que se azotaban hasta la sangre, de manera furibunda, cuando pasaban ante el balcón de su amada. La teatralidad callejera de las procesiones, fruto de la Contrarreforma, se remontan a un tiempo en que no había espectáculos autorizados para mayores de 18 años o dejados de autorizar; es decir, en que no se protegía y “se protegía” (con y sin comillas) a los menores de la forma que se hace ahora. Por otra parte, hay una nueva hornada de dibujos animados, para niños, procedente sobre todo de Italia, de la factoría Berlusconi (Las Winx y demás), en la que las heroinas son mujeres (lo que parece acorde con los nuevos tiempos) y que también contienen escenas llenas de violencia y crueldad gratuita entre unos buenos y unos malos caracterizados de forma muy simple y farisaica. Los valores que transmiten las Winx no me parecen muy válidos para la educación de mi hija. Así es que tengo algunas dudas: 1.- Todas sus amigas ven las Winx, que conoció antes en casa de su madre. Así es que no he impedido a mi hija que las vea también cuando está conmigo. 2.- Mi hija no se horroriza de las Winx (que están hechas para que no se horrorice; es más, para que la atraigan) pero sí de la sangre descarnada que Salzillo no oculta y las Winx sí. Lo que queda de todo esto es que, insensibilizados por el uso, vemos las cosas patéticas como quien ve llover, frente a la mirada de una niña que las ve por primera vez.

  16. Buenas tardes:

    Como costalero de la Hermandad de Jesús de la Sentencia y María Stma. de las Maravillas y además como letrado en curso y espero que Juez algún día, me alegro de que el Domingo de Ramos fuera un momento emocionante y le haya recordado sus vivencias de la niñez, pues casi siempre, esos momentos de niños son los mejores de nuestra vida y algo que produce el recordarlos siempre hace que merezca la pena. Es un orgullo como hermano y cofrade que nos acompañaran y se implicaran en lo que es una fiesta de toda la ciudad, no sólo para la gente que se considere católica como pudo verse el sábado pasado en la Passio donde la gente abarrotaba las calles.

    Las creencias son algo íntimo y personal, que deben estar fundamentadas en el respeto mutuo. Pueden llevarse de forma anónima o por bandera, pero siempre han de ser respetadas y pueden ser opinables, lo que no puede provocarse es que alguien tenga que avergonzarse por ellas.

    La Semana Santa será tradición, serán creencias, será afición o mucho más que eso, pero esta claro que atrae y produce sentimientos tanto a los cofrades y católicos como a los que no, que lo ven con admiración y respeto y sienten un “nosequé” (pregunten a cualquier inglés o alemán que visiten Granada). Los que procesionamos no seremos los mejores católicos, los más religiosos, o quizás sí, somos personas, y como ello tenemos nuestros defectos y virtudes, pero sea uno católico o no, o de otra religión, siempre es bueno que algo te haga pensar, reflexionar, acordarte de los seres queridos en esta vorágine de estress, pensar en el fututo, la vida que uno lleva e intentar mejorar y ser mejor persona (y mejor católico si uno lo es). Para eso y mucho más sirve esta semana y la Estación de Penitencia. Será embrujo, será arte, será pasión o tradición, pero algo tiene la Semana Santa. Me da igual la razón que se argumente la ética o religión si el fin es bueno.

    1 saludo y respeto, mucho respeto.

    Sitogr
    http://www.disposicionesadicionales.blogspot.com/

  17. Francisco, eso ya me parece rizar el rizo…simplemente no lleves a tu hija a las procesiones si tan sensible es. Pero tampoco la lleves a las fallas, ni a San Fermin, ni a los toros…porque seguro que allí también se asusta con alguna escena. Y ya puestos, ni te cuento cuando vea al lobo comerse a la abuelita, o a blancanieves, o a pinocho, o a cenicienta…y no te quiero contar cuando matan a la madre de Bambi… La verdad es que nunca he visto a los niños asustarse en las procesiones, al revés se lo pasan pipa haciendo sus bolas de cera y mirando a los nazarenos y demás…Mi hija sabes donde se asustaba?, en la cabalgata de los Reyes Magos y ya no te cuento si la tomaba en brazos alguno de los reyes…

  18. Carla hija qué obsesión tienes con las Fallas, jeje. No sé si sabes que en el siglo XVIII los carpinteros de valencia, en vísperas de San José, su patrón, quemaban en las calles y plazas las maderas que utilizaban para poder colgar los candiles durante los meses de invierno, meses de poca luz natural, junto con demás cosas inservibles. Es por esto que el día de la cremà es el día 19, San José. Y se aprovecha la ocasión para hacerle una ofrenda a la Virgen de los Desamparados que es su patrona. Pero no son fiestas religiosas. Si estoy equivocada en algo, que es posible, lo siento, pero es lo que tenía entendido.

    A lo que iba. Yo también tengo mis recuerdos de Semana Santa, en mi casa, con mi familia. La verdad, de las pocas cosas que quedaron marcadas fue que los viernes no podíamos comer carne, cosa que no he llegado a entender nunca, porque si a esto se le llama ayuno, apaga y vámonos. Menudos festines nos metíamos, aunque fuese sin carne.
    Sí es cierto que tengo ganas de ver una Semana Santa en Sevilla, ya que mi familia paterna es de allí, aunque mis padres ya se conocieron aquí en la provincia de Alicante, y ver todo ese recogimiento, ese silencio roto sólamente por alguna voz cantando una saeta, me emociona. Yo, como dice Eva, también me emociono cuando sé que el Betis va bien y cuando oigo una saeta o veo a la Macarena. Lo considero parte de mi herencia genética y de mis orígenes, como el flamenco, que no lo entiendo demasiado pero cuando lo oigo me corre algo por dentro que no sé explicar. Pero ahora, con 35 años, algo de lucidez mental y los palos que me ha dado la vida (qué dramático me ha quedado), puedo y quiero diferenciar dos cosas que para mi son perfectamente compatibles aunque muy opuestas: la melancolía y la añoranza que siento hacia mis tiempos pasados y mis ideas y sentimientos individuales, que por supuesto van cambiando a medida que voy evolucionando o involucionando (según quien lo mire).

    A mi también me parece bien que los jóvenes estos días hayan participado en las procesiones. Por lo menos que hagan algo que no sea botellón, pero, en mi humilde opinión Rosa, creo que te confundes, no se acercan a la Fe de su infancia, si no a la Fe de sus padres, que es muy distinto. No estoy diciendo que no sean católicos, puede que alguno sea más maduro y así lo sienta, pero me parece que la mayoría ni siquiera se plantea nada de todo esto. Es mi interpretación de lo que veo.

  19. Pues nada, Miguel Angel, que llevas más razon que ,(plagiando a Buñuel), un santo, consuelate porque como tú, somos muchos, “paciencia y buenos alimentos,todo sea en aras de la convivencia” como diria don jacinto rega, que dios tenga en su gloria.

  20. Isabel, hija, si tengo tanta obsesión por las fallas será porque soy valenciana, digo yo que algo tendrá que ver…Creo que estás un poco equivocada, en el siglo XVIII ya eran actos típicos y festejos para celebrar la fiesta de S. José. Se ponían muñecos y peleles colgados de las ventanas que representaban actos o sucesos censurables (ninots) y se iba a las parroquias para festejar a su patrono. Lo mismo que en el miracle de S. Vicent, se acompañan de versos referentes a las sátiras que representan (el llibret).
    Antes del siglo XVIII se emplearon las hogueras para celebrar el nacimiento del principe Carlos, para celebrar la paz de Francia o con motivo de la entrada de Felipe II.
    Nunca he oido hablar de lo del candil que dices, la ofrenda a la Virgen se hace los días 17 y 18, y el 19 es la cremá. Las fallas, representan el quemar todo aquello malo y censurable que ha pasado durante el año y se hace como ofrenda a S.José y a la Virgen con la ofrenda de flores. En fin, no me quiero enrrollar más, pero ya sabes porque estoy obsesionada, si para tí el festejar a S. José y a la Virgen no tiene nada que ver con la religión, entoncés ya me dirás que es…
    Por cierto, yo en Semana Santa siempre he comido carne, no he tenido ningún problema, tenía la suerte de tener unos padres que no se metían en mis ideas y me las respetaban…que yo sepa nunca vino ni la policía, ni guardia civil, para ver si la comiamos o no…Tengo algunos años más que tú, pero desde luego yo no me emociono lo mismo con el Betis, que con la Macarena. Mis creencias no son por herencia genética, sino por convicción, dudo mucho que eso esté en los genes. Un beso.

  21. Para el Doctor Who sobre comentarios al Juez Calatayud:
    Chico, parece que estas con “depre” ya que en el último comentario estás muy flojito…..pero en relación con el resto de los mismos parece como si estuvieras un poquito obsesionado con el tema de la Semana Santa dando una imagen como la de esos progres trasnochados y que se dicen neoliberales.
    Tan solo habla de su sentir en la Semana Santa y su infancia, algo tan simple como respirar y decir..ufff! me ha recorrido un escalofrio con estos recuerdos y con estos sentimientos que recorren mi espíritu en esas fechas….y? que tiene de particular para que tu saques lo del botellón, lo de que muchos van para figurar,… etc ? Pués claro que sí, como en todos los lados hay de todo. Por ejemplo tu, con esos comentarios estás tratando de sobresalir, de hacerte notar con algo que ya está muy pasadito de moda y sin embargo no aportas nada, solo ves lo negativo y te olvidas de lo esencial…hay muchísima gente sencilla que aman la vida,que tienen unos valores y un fervor cristiano….nuestras raíces.
    Atacar al fervor de los creyentes católicos,eso hace muy moderno….y si no se ataca se critica ¿verdad?; mirarse uno por dentro quizás aclararía si es más una postura que una convicción. Seguro que más de uno de los que critica está casado por la Iglesia o hace o asiste a comuniones, o bautiza a sus hijos o recibe los últimos sacramentos en el momento final……por si acaso. Todo hipocresía.Todo esto me gustaría verlo en un país musulmán….!eso no! porque allí uno se la juega…o da igual, criticar desde aquí ciertas cosas de la religión musulmana o sobre los derechos de la mujer allí. ¿porqué no? porque te la podrías jugar, porque me repito, lo moderno es atacar lo de los católicos, claro es más simple, más fácil…..Si.. tan solo daba una pincelada de sus sentimientos y sensaciones el Juez Calatayud.
    Pienso que hay que ser más positivo y admirar las cosas aunque no las compartamos,….que sabemos? Todos no tenemos las mismas vivencias ni las mismas capacidades..con sencillez las cosas se ven con otro prisma y con capacidad de aprender con crítica constructiva se mejora el bagage intelectual.
    Ánimo Doctor Who, estoy convencido que saldrás de este bache y mirarás las cosas con alegría y bondad hacia las cosas bonitas de la vida. Hay que interiorizar las cosas para poder comprender a los demás y tratar de arreglar lo que pueda estar en nuestra mano. Me podrás atar con cadenas pero no me podrás quitar la libertad de sentir el fervor ni de elegir que sentimientos pueda tener por mucho que te empeñes en enseñarme lo malo….porque tu no lo sientas.
    Un saludo.

  22. Bueno, vale, quizá me expresé más. No recuerdo si mencioné que quien profesa ese sentimiento por la semana santa, por su religión, me merece el mayor de los respetos. Hasta ahí creo que es razonable lo que digo.
    Pero en serio que cuando me encuentro centenas de personas agolpadas en la calle, que no te dejan pasar porque temen que les quites el puesto, una seria duda me asalta acerca de cuan fervorosos creyentes serán. Y son muchos años viviendo la semana santa (tratando de transitar por la vía pública), en los que he visto espectáculos dantescos relacionados con el tema. No sé, quizás exagere, pero pienso que son muchos los que actúan por inercia respecto de ese tipo de eventos sociales.
    Yo no soy católico, pero debo admitir que todo credo religioso y su práctica deben ser respetados. Eso no lo olvido. Lo que a mí me hace “saltar” es la actitud de mucha gente que se califica de católica, pero luego no ves en ellos actitud alguna que denote tal credo.
    Por ejemplo, y sin venir a cuento (para variar), me pongo precisamente a desvariar en otro hilo de este blog sobre una comunidad de vecinos que ha emparedado vivos a unos gatos. Pues bien, algunos de esos vecinos, instigadores de dicho acto, bien que acuden todos los domingos a misa como corderitos. ¿Dónde queda eso de la misericordia, o el respeto por la vida?

    Y ojo, no critico porque esté de moda, por ser progre, ni movidas así. De hecho no soporto precisamente a esos movimientos “progres” que están satanizando a la Iglesia Católica cuando de las religiones actuales es una de las que más se esfuerza (con límites, eso sí) en adaptarse a los nuevos tiempos; y defienden por contra a la religión musulmana, que, con todos los respetos, aún está anclada en el medievo y sustenta interpretaciones del todo innobles: como el trato dispensado a las mujeres.

    En resumen, que por mí que haya toda la semana santa que quieran, pero que no se me ofusquen los vecinos porque quiero cruzar la calle. Y que yo personalmente reniego de toda religión, ni tampoco trato de ir de progre, mis ideas fueron concebidas bastante tiempo antes de que se pusieran de moda esas posturas “progres” de hoy en día.

  23. Chapó Carla, me he quedado con un palmo de narices!!! jajjaaja. Ya le he enviado un mensaje a mi amigo Marc que fue el que me respondió cuando lo pregunté estas Fallas sobre su origen. La verdad es que me lo explicó muy seguro de lo que decía y yo me lo creí por ser valenciano de “pura cepa”. Yo sólo soy una mera alicantina (del norte y del interior de la provincia) así se supongo que tú lo sabrás mejor. Ainns qué lástima!!! con lo bonito que me había quedado, jeje.

    En otras cosas tengo que discrepar, y mira que lo siento de veras:

    1º Si no comía carne esos días era porque la que cocinaba en casa era mi madre y comía lo que se me ponía en la mesa. Yo, por los tiempos de los que hablaba, aún no tenía criterio propio, era una niña, así que todo lo que veía en mis padres me parecía lo normal, como es lógico. En ningún momento he dicho que mis padres no comieran carne por miedo a que fuese alguien a inspeccionarles XD!!. Supongo que lo harían por convencimiento. No les puedo preguntar porque hace años que no los tengo conmigo.

    2º Yo no he dicho en ningún momento (y lo he repasado por si acaso) que mis creencias religiosas (por llamarlas de alguna forma) se me hayan transmitido por herencia genética. Era una forma de hablar y lo sabes. Puede que no fuese acertada. Mis creencias creo que ya las he explicado, no voy a hablar más de ellas, pero te puedo asegurar que estas alturas nadie me come la cabeza en ese aspecto, he llegado a las conclusiones que he llegado (y a las que llegaré, no doy por sentado nada en esta vida) por “méritos propios”. Creo que esto lo has entendido mal: si me emociono con el Betis, la Macarena o las saetas (a lo mejor es que no ha estado bien mezclar unas cosas con otras, no sé) no es porque crea en ellas en el mismo sentido que puedas creer tú, en el sentido religioso, si no porque mis padres creían en ellas, y para mi las creencias de mis padres son motivo del máximo respeto.
    Yo he visto a mi padre irse a dormir, a ver si así ganaba el Betis, porque estaba convencido de que si veía los partidos, perdía. También le he visto llorando (y lo vi pocas veces) al ver por la tele cómo procesionaba el paso de la Macarena, mientras se oían de fondo voces espontáneas cantando saetas, aunque tengo entendido que ya no son tan espontáneas. Pero también me encantaría poder ir a Sevilla en la Feria, porque veía cómo se le ponían los dientes largos a mi madre (ella más alegre, o menos trascendental, como se quiera ver) y cómo le decía a mi padre: “tenemos que volver pronto eh??”. Nunca volvieron. Creo que es posible que lo que siento cuando veo hoy en día algunas de estas cosas que te he comentado, sea empatía, pero no sé si esa palabra es muy acertada o no… quien quiera ponerle un nombre a este sentimiento que lo haga, a mi no me importa, no va a cambiar por eso. Pero no deja de ser eso, un sentimiento que me acerca a mis padres, no a lo que yo crea. Y no creo que por eso se me deba vetar, ni en el campo del Betis ni en la Semana Santa de Sevilla. A lo mejor, aunque no sea un sentimiento religioso, es más sincero que otros…
    Un beso para ti también “paisana”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.