Nos vemos en la Feria del Libro de Granada

Por una vez, y sin que sirva de precedente, voy a dar la noticia con un poco de antelación. El próximo sábado, día 18 de abril, estamos invitados, don Emilio y un servidor de ustedes, a firmar ejemplares de ‘Mis sentencias ejemplares’ en la Feria del Libro de Granada. Será a eso de las doce del mediodía o por ahí -disculpad la falta de precisión, pero es que aún estamos cerrando los últimos flecos-. Bueno, por allí nos veremos. Para los que no sois de Granada, ya tenemos cerrada, o casi, una firma en la Feria de Madrid, o sea, el ombligo de las Españas.
Volviendo a Granada, va a venir gente como Isaac Rosa, Mari Pau Domínguez, Emilio de Santiago, Ian Gibson, Andrés Neuman o Luis Rojas Marcos, entre otros… Unos auténticos ‘monstros’ a los que admiramos y envidiamos. Haremos lo posible para estar a la altura.
Lo que digo siempre: lean, aunque sea a nosotros. Gracias.

Por cierto, don Emilio está intentando dejar de fumar por enésima vez, aunque en esta ocasión parece que va en serio. De momento, se ha pasado al tabaco de liar: dice que es más barato -“la crisis, ya sabes”, me dijo- y que fuma menos, porque hay que enrrollar los pitillos y en eso se le va un rato durante el que no está envenenándose. Bueno… Como amigo, os pido que aportéis ideas para ayudarle a desengancharse de la nicotina. A ver si entre todos…
Hasta luego.

8 Comentarios

  1. Si puedo, no me pierdo la feria. Espero que cuando me firme el libro y le diga: para Carla, me reconozca…jajaja.
    Con lo de fumar, ni lo intento, seguro que yo fumo más que él. Lo he intentado mil veces y ni caso. Lo que si puedo decir es: que o deja de golpe, sin excusas, o no hay nada que hacer…se siente…La única vez que estuve año y medio sin fumar, fué de esta manera, todos los demás intentos no sirvieron de nada. Hasta el 18…

  2. Cuando consiga dejar de fumar que me de el método que yo lo he intentado y nunca lo he conseguido……ánimo, y si funciona, digame el secreto!!!

  3. SOLO HAY UNA MANERA DE DEJAR DE FUMAR: DEJANDO DE FUMAR ¡YA!

    Dejar de fumar es así de fácil: desde ya, que tire el tabaco de liar o de dejar de liar que tenga a la basura, desde el convencimiento de que el tabaco no proporciona ningún placer sino que es una esclavitud y un daño tremendo para su salud y la de los circunstantes que estén donde don Emilio fume. El tabaco es una mierda y las grandes empresas tabacaleras no tienen ningún escrúpulo en lucrarse a costa de nuestra ruina. Si no hay ese convencimiento real, no hay nada que hacer. Luego vendrán los primeros días en los que añorará el tabaco. Eso hay que saberlo y aceptarlo y dejarlo pasar. No me puedo creer que el tabaco sea más fuerte que don Emilio. No hay otro “método”, creo, más que ese. Desde luego, no hay ninguno más eficaz ni más barato. Porque excusas para seguir fumando siempre hay. Y la mejor excusa es la de gastarse el dinero en “remedios” (parches de nicotina, libros, hipnosis …), a la vez que se sigue fumando con la conciencia tranquila (en plan “yo al menos lo he intentado”). Lo de pasarse al tabaco de liar (mi abuelo fumaba así), o sea, seguir fumando para dejar de fumar, me parece una broma de don Emilio, que en múltiples apariciones públicas ha demostrado su fino sentido del humor. También he oído hablar de un libro, un best-seller, que te lo compras, lo lees y cuando acabas de leerlo has dejado de fumar. El truco del libro consiste en que te va comiendo el tarro porque, desde luego, para dejar de fumar, el aspecto psicológico es fundamental: todo pasa en la mente. Un amigo, profesor universitario y fumador, me hablaba del libro y yo le contesté: “Eso, como de verdad funcionaría, sería si el libro lo escribieras tú.” Difícil de comprender (si lo pensamos bien) cómo personas tan acreditadamente inteligentes (como Fernando Savater, Terenci Moix, don Emilio y tantos otros) se dejan engañar por el tabaco. Es más, se autoengañan. El principal de esos autoengaños es que el tabaco es un placer. Que lo comparen con los verdaderos placeres de la vida. Otro de los engaños en torno al tabaco es el de los mensajes truculentos de las cajetillas: “fumar mata.” Entonces te fumas el cigarro, apagas la colilla … y no te has muerto. La verdad es que el tabaco disminuye la calidad de vida (en términos absolutos de propiedad, la vida es lo único que tenemos). Visite don Emilio la sección geriátrica de un hospital: Hay dos tipos de enfermos, entre los viejecitos, que impresionan particularmente: aquellos a los que no les vale la cabeza y los contrarios: lucidez y ningún problema salvo el tabaco. Estos tienen que dormir sentados, estar enganchados a una bombona de oxígeno, más la tos mañanera del fumador, que empieza a las cinco o las seis de la mañana y acaba a la hora de comer. Eso es lo que no dicen los mensajes de las cajetillas de tabaco. Y qué necesidad tiene don Emilio de arriesgarse a una vejez así de inhóspita que no le deje disfrutar como se merece del agradecimiento que ya le tributamos, de lo que le den sus hijos, de pasear a su perro, de estar con los amigos y su familia … en fin, de los verdaderos placeres de la vida. Don Emilio, tire ahora mismo el tabaco a la basura (así sea de liar, de esnifar o de fumar en pipa, sea como sea), que le necesitamos sano y muchos años.

  4. Hombre, dejar de fumar, es muy fácil, o muy dificil, según quiera el interesado.
    Si, existe determinacion genuina, verdadera, de dejar de fumar, es facilisimo, no hay más que ver esos asmaticos que un buen dia no los salva ni el urbason 1000 intravenoso, total, que “in atirculo mortis”, se prometen dejar de fumar, y cuando se quitan la mascarilla, o las gafas, tienen la absoluita certeza de que no volverán a fumar y así ocurre, para asombro y perplejidad de sus familiares y amigos per omnia secula seculorum, amén jesús.

    Yo creo, humildemente, que el Sr. Calatayud, no está completa, total y absolutamente convencido de que fumar sea tan malo, un poquuillo, sí, pero no tanto, si me cabe aqui, le contaré, que cuando hace 35 años, yo trabajaba con D. José L Garcia Puche, apenas veiamos cancer de pulmón en mujeres, claro, es que no fumaban, pero ahora sí que se ven, ¡fuman!

  5. Imagine a sus hijos en su cabecero de muerte mientras usted muere asfixiado. Tiene que visualizar la imagen. Yo pienso empezar a hacerlo esta misma noche, y mañana por la mañana tirar el paquete de fortuna por enésima vez. Ahí estamos.

  6. DESDE MAÑANA MISMO EMPIEZO

    Pero fíjese, Eva, en lo que ha escrito: “yo pienso hacerlo esta misma noche y mañana por la mañana …” ¿Y por qué no ahora, por qué dejarlo para mañana? Esa es la pregunta. Espero que lo haya hecho de verdad. Todos tenemos proyectos, esperanzas (yo el primero) que, para qué autoengañarnos, nunca haremos: ¿a qué estamos esperando? Hay un chiste de Mafalda muy propio para fumadores (yo no fumo tabaco pero fumo otras cosas, en el sentido que digo: en decir que haré o dejaré de hacer tal cosa como proyecto en el horizonte, lo cual me haría feliz si lo hiciera. Horizonte: línea IMAGINARIA que vemos en el espacio y QUE SE VA ALEJANDO a medida que nos acercamos a ella). Mafalda lee “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.” Y comenta: “desde mañana mismo empiezo.”

  7. Uy no había visto este tema. Con lo que a mi me interesa!!. Yo como Naipe, si lo consigue que me diga cómo. La verdad, yo no lo he intentado nunca y supongo que es porque me da miedo no conseguirlo. Para mi el tabaco es como para mi hija el chupete, lo más íntimo y lo más relajante que tiene. Sé que estoy diciendo una barbaridad, pero es la cruda realidad. A veces pienso que si mi hija ha dejado el chupete ya (aunque le ha costado un tiempo acostumbrarse a no tener su preciado objeto succionador para relajarse), yo no debería demorar más el momento porque si ella lo ha conseguido, yo también puedo hacerlo. Pero es que creo que es más fácil aconsejar que ser aconsejado.
    A mi sólo me falta decidirme porque lo tengo todo preparado: el “salvoconducto” dé mi médico de cabecera para que cuando me decida pueda comprar un tratamiento en la farmacia (si no no te lo dan) que vale una pasta, pero más me gasto en tabaco; el teléfono de una asociación de drogodependencias que hacen terapias para fumadores, etc…
    Francisco dice que no hace falta nada más que fuerza de voluntad para dejar de fumar y posiblemente tenga razón, pero yo quiero tener todo lo que esté en mi mano por si la fuerza de voluntad, en mi caso, no fuese suficiente…
    Mi marido sólo fumaba los fines de semana. Llegaba a fumarse más de una cajetilla al día. Pero cuando empezamos a convivir, de verme a mi, fumaba también entre semana, pero sólo después de las comidas. De repente un día dijo que ya no quería fumar más porque no le sentaba bien (la garganta, el pecho y tal). Y dicho y hecho, un 1 de enero lo dejó y lleva ya cuatro años sin fumar. A mi me dice que lo deje, que no es para tanto, pero sé que yo soy una fumadora empedernida y él no lo era, si no que me explique a mi cómo podía fumar tanto el fin de semana y luego olvidarse por completo del tabaco.
    Me leí el libro ése tan famoso que comenta Francisco y como no paraba de nombrar el tabaco yo no hacía más que fumar jajjjaaja. La verdad es que no lo cogí con idea de dejarlo sino por curiosidad ya que conozco gente a la que sí le ha ayudado. Mi opinión personal sobre este libro: se pasa medio libro diciéndonos lo bueno que es su método y colgándose medallas (casi lo dejo de la rabia que me estaba dando este hombre tan narcisista) y a partir del otro medio empieza a decirte lo malo que es fumar, cómo de destroza (cosa que ya sabemos todos los fumadores) y al final una especie de cambio de chip a la hora de enfretarte al mono. Total que lo terminé y me encendí un cigarrillo. Creo que yo no tengo remedio.
    Sí es verdad que desde que tengo a mi hija me sabe más mal morirme. Parece una broma pero es la verdad. Hace dos meses que tengo una rinitis que mi médico de cabecera no se explica ya que no parece alérgica y me ha pedido una radiografía de la cara y de los senos nasales y yo ya estoy pensando si tendré algo malo por que ¿¿qué va hacer mi hija sin su madre??. Hasta para morirme ya no pienso en mi, sino en ella. ¡¡Qué fuerte!!
    A ver si estos comentarios me sirven de algo y empiezo pronto. Cuando lo haga os aviso aquí mismo 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.