Un juicio para castigar a alguien que roba tres euros cuesta tres mil euros

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Es que en el anterior comentario se nos ha olvidado poner un dato muy interesante; según la Asociación Madrileña de Mediación elderecho.com,  ‘financiar’ un juicio cuesta, de media, tres mil euros. Es decir, que para castigar un hurto de tres euros, el Estado, que, somos todos, tiene que gastar tres mil

Con esos tres mil euros se paga al juez, al fiscal, al letrado de la Administración de Justicia y al resto del personal que compone la oficina judicial, porque todos ellos tienen un papel en la representación y su tiempo vale dinero. A lo que habría que sumar, a los efectivos de la Policía y la Guardia Civil, cuerpo este último que custodia las sedes judiciales.

Pero es que la cosa no queda ahí. También es necesario convocar a los testigos -en los hurtos, los vigilantes de las tiendas, por ejemplo-, que, como es natural, no podrán trabajar el día del juicio (o al menos, no la jornada completa). Y luego estarían los gastos materiales, luz, calefacción, aire acondicionado o calefacción, ordenadores, papeleo…

Pero según los juristas expertos en Menores, la cuestión no es el dinero: lo que se pretende con estos juicios es cortar  ‘carreras criminales’ que puede ir a más. Y eso no tiene precio. ¿Verdad?

Deja un comentario