“Los niños que encerramos cobran una paga de 400 euros, si quieren le ponemos más pena a su hijo para que gane más”

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Hay muchas personas que no saben que los chicos a los que encerramos, que es la medida más grave que podemos imponer los jueces de Menores, tienen derecho a cobrar una paguilla de algo más de 400 euros mensuales durante un tiempo (no es para todo la vida). Los reeducamos, les…

Continuar leyendo →

“Mantenerte encerrado nos cuesta a todos 200 euros al día, ¿algo que decir?” “Gracias”

    Buenas, soy Emilio Calatayud. Cuando celebramos juicios, me gusta recordar a los niños de aquí y de allá que el sistema de justicia de menores se mantiene gracias a los impuestos de todos. Ustedes, queridos lectores del blog, y nosotros aportamos dinero para rehabilitar a los niños y los jóvenes, y evitar que…

Continuar leyendo →

Un juicio para castigar a alguien que roba tres euros cuesta tres mil euros

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Es que en el anterior comentario se nos ha olvidado poner un dato muy interesante; según la Asociación Madrileña de Mediación elderecho.com,  ‘financiar’ un juicio cuesta, de media, tres mil euros. Es decir, que para castigar un hurto de tres euros, el Estado, que,…

Continuar leyendo →

La “emoción” y el “riesgo” de robar un botín de tres euros

      La chica fue detenida por un delito contra el patrimonio y el orden socioeconómico. En la siempre apabullante ‘jerga’ de la justicia penal, esa era la denominación oficial de la infracción que había cometido la sospechosa, una adolescente de poco más de quince años. Movida por el ánimo de «enriquecerse injustamente», había intentado…

Continuar leyendo →

Tenemos seguros de casa y de coche, pero no de hijos, y podemos acabar debiendo 100.000 euros a Google

Buenas, soy Emilio Calatayud. Al final, parece que la historia del niño que debía 100.000 euros a Google va a tener un final feliz… sobre todo, para los padres de la criatura, que ya se veían desahuciados. Google va a renunciar a cobrar la deuda. Bien está lo que bien acaba, pero yo siempre recomiendo…

Continuar leyendo →