Gracias por condenarme a seguir trabajando, acataré la sentencia hasta que Dios quiera

 

Foto: Juan Enrique Gómez

Buenas, soy Emilio Calatayud. Me ha sorprendido vuestra reacción tras el anuncio inocente, aquí en el blog, de que me iba a jubilar. Reitero que no me voy jubilar, que era una inocentada. El caso es que me han escrito centenares de personas para celebrar que lo de mi retirada era una broma. Me he emocionado. Muchas gracias por condenarme a seguir trabajando. Acataré la sentencia hasta que tenga fuerzas y Dios quiera.

Feliz Navidad y feliz año nuevo a todos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.