Gracias por condenarme a seguir trabajando, acataré la sentencia hasta que Dios quiera

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Me ha sorprendido vuestra reacción tras el anuncio inocente, aquí en el blog, de que me iba a jubilar. Reitero que no me voy jubilar, que era una inocentada. El caso es que me han escrito centenares de personas para celebrar que lo de mi retirada era una broma. Me…

Continuar leyendo →