Que el testigo Mariano Rajoy declare en persona ante un tribunal es un síntoma de normalidad

Buenas, soy Emilio Calatayud. La decisión de un tribunal de la Audiencia Nacional de acordar que el testigo Mariano Rajoy comparezca en persona, y no por videoconferencia,  ante los jueces es un síntoma de normalidad. Todos los días cientos y cientos de ciudadanos cumplen con ese deber y no es noticia. Cuando acabe de responder a las preguntas que le formulen las partes, podrá pedir un justificante en la oficina judicial para explicar su ausencia del puesto de trabajo, que, en su caso es el de presidente del Gobierno.

Aunque también podría pedir un día de asuntos propios. Ya digo, es lo que hacen a diario cientos, por no decir miles, de ciudadanos. Y dicen que todos somos iguales ante la ley…

 

Deja un comentario