Lo de ofrecer al hijo en Internet era una broma, pues maldita la gracia

Buenas, soy Emilio Calatayud. El hombre que fue detenido en Granada por ofrecer a un supuesto hijo a los pederastas a través de Internet era un bromista. Ni siquiera tenía hijos. Pues maldita la gracia. Yo, sinceramente, hay chistes que no entiendo. Hemos perdido el norte y ya ni siquiera nos acordamos cuando fue. Si los gilipollas volaran, no se vería el cielo.

Deja un comentario