“¡Hijo, que te dejas el hielo para los cubatas!”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Nunca antes se había hablado tanto del botellón de Granada. Cada vez está más claro que lo que no sale en la tele no existe. Enhorabuena a Pedro García Aguado por su reportaje y ojalá sirva para que se cierre el botellódromo de Granada. Sobre este tema, me cuenta la Policía que han visto a padres llevar a sus niños en coche hasta el botellódromo. En el maletero iban las bolsas con bebidas…  y se escuchaban cosas como esta: “¡Hijo, que te dejas el hielo para los cubatas!”. “Gracias, papá”.

Por eso digo siempre que todos somos responsables.

Deja un comentario