Sexo entre menores y el dilema de los pediatras

Buenas, soy Emilio Calatayud. Recientemente, un grupo de pediatras me comentó un dilema complicado. Vamos a ver, en sus consultas atienden a chiquillos y chiquillas de once o catorce años que mantienen relaciones sexuales y algunos de ellos tienen enfermedades venéreas. ¿Qué hacer? ¿Se lo decimos a los padres o no? No son preguntas que tengan respuestas simples. Como médicos, deben respetar la privacidad de sus pacientes, pero es que los pacientes son menores de edad… Además, si no se alerta de que están contagiados, pueden seguir contagiando a otros. Y su obligación es velar por la salud pública. Mi recomendación fue que se lo comunicaran a los padres para evitar males mayores, pero, sobre todo, que elevaran una consulta  a la Fiscalía General del Estado, que es la que tiene encomendada la protección de los menores, para que se pronuncie y aclare está cuestión tan compleja.

3 Comentarios

  1. Si todos los Estamentos funcionaran correctamente, no debería haber niños en estas edades con enfermedades venéreas,muchos deben estar fallando. Las alarmas deberían saltar antes, para que esto no llegue a suceder.Tampoco por medio de la Consejería de Salud se está haciendo una gran campaña para la vacunación de cáncer de cuello de útero a las niñas. Andalucía, tiene el registro más bajo de vacunaciones de este tipo, por falta de información a los padres.Esa enfermedad es transmitida de hombres a mujeres, ellos se hacen inmunes, pero ellas pueden desarrollar cáncer de útero. Cuando con una vacuna todo esto se evitaría. De hecho hay dosis en los ambulatorios a punto de caducar, que se van a tener que destruir. Y tener los medios y no utilizarlos debidamente, me parece que es falta de quién tiene estas competencias.

  2. estoy deacuerdo con toñi.ya que la moralidad no funciona entre los jovenes.que funcione la prevencion.tengo una hija de 14 y mi marido otra de trece.la mia no ha tenido relaciones y le hablado de todo.y la de mi marido hemos hablado lo mismo pero tiene una madre aparte de liberal otras cosas peores y en el medio año pasado lo menos tu seis o siete relaciones sexuales a parte de orales.la lleve a planificacion osea que por informacion no es es su cerebro desajustado de la realidad lo que les hace actuar asi.la tele el ordenador las compañias,vamos de todas partes aprenden pero parece que solo lo malo.en el tuenti me dijeron que las fotos que cuelgan no son porno.y pones unas fotos que parecen guarras,en camiseta y en bragas en bikini chupandose las partes con ropa igual con chicos que con chicas fumar en cachimba vamos que el que no haga esas cosas no esta en su onda.panda de chiflados y las maneras de vestir ni padres ni profes hacen nada.como son unos zopencos y se aburren de todo porque tienen de todo pues tienen que hace r todo lo que no les mandan,y si no los controlan pues ancha es castilla.hay amiguitas de las chiquis que han abortado una o dos veces con su edad.y hablamos con asuntos sociales y menores y despues de cinco meses van a vigilar a la chiqui de m marido.que su madre hasta pircin en la lengua le dejao poner.y nueve suspendidas…aqui hay muchas cosas que no funcionan bien.y yo la mala porque tengo mi chiquilla en la misma mala edad un nene de 21 meses y como no consiento las otras maneras ropas conductas………aunque si hace falta ropa la compro yo material del cole calzado que se ha olvidado la compresa al medico urgencias mi chaqueta con el coche donde quiera la marquesa,la paga eso si justita porque solo llam a por dinero.solo eres bueno si pasas por el aro de la hija de y de su piltrafa de madre que hasta la dieta duncan le pone y tampones cuando le vino la regla hace ya dos años y medio.osea que aqui padres profesores,sociedad en general,television etc tenemos la culpa de mucho de lo que sucede con nuestros hijos.todo no podemos controlar pero si bastante mas.con programas de ordenador con camaras en la habitacion como a los bebes,vigilando su ropa con quien salen a donde que hacen,que tengas obligaciones no solo derechos.por supuesto los padres mientras son menores tenemos el derecho de saber todo lo referente a nuestros hijos como tenemos nuestras obligaciones igual.

  3. Quizá, detrás de aquella puerta cerrada, suceda algo diferente: nuestros hijos, tan mimados y queridos, juraron mantener un secreto y tratan de resolver los problemas de sus amigos, que se han escapado de la casa, que fueron golpeados por sus padres, que están en problemas por alguna apuesta tonta, y que, por consiguiente, están perdidos y asustados. En ese caso, la clave para resolver el problema se transforma en confianza: el chico debe estar seguro de que sus padres van a entender, apoyar, y no lastimar o dañar.

Deja un comentario