Una cerveza de menos para echar una mano a los que lo están pasando mal: no es caridad, es solidaridad

Buenas, soy Emilio Calatayud. La Navidad ya está aquí y está claro que va a ser una época complicada para muchísima gente. El paro, los desahucios… y todo lo demás. Lo único que yo quiero pediros a todos aquellos que, como yo, tenéis la suerte de tener un puesto de trabajo, es que os toméis una cerveza (o lo que os guste) de menos y dediqueis ese euro o dos euros a echar una mano a quienes lo están pasando no mal, sino fatal. Da igual que vuestro dinero vaya a Cáritas, Cruz Roja, los Bancos de Alimentos, etc, seguro que lo emplean bien. No es caridad, es solidaridad. Por poner un ejemplo, sería una lástima que hubiese niños que se quedasen sin juguetes porque sus Reyes Magos no pueden permitírselo. Si lo evitamos, podremos decir con razón ‘Feliz Navidad’.

Deja un comentario