El drama de los hipotecados que no pueden pagar

Tras el suicidio de un granadino al que le iban a quitar el piso por no poder hacer frente a la hipoteca, don Emilio escribió un artículo en IDEAL de papel en el que explicaba su teoría sobre este delicado asunto. A los seguidores del blog os sonará, porque aquí ya ha escrito en varias ocasiones sobre este tema (tanto en tiempos de Zapatero como en tiempos de Rajoy). Pero nunca está de menos recordar. Aquí va lo esencial de ese artículo.  “En primer lugar, quiero expresar mi pesar por la muerte del vecino de La Chana, un suceso trágico que ha ocurrido en un día lluvioso, lo que aumenta aún más la sensación de tristeza. Creo que todos estaremos de acuerdo en que estas cosas no deberían pasar, pero pasan. Eso significa que algo estamos haciendo mal todos, la sociedad en su conjunto, pero, evidentemente, unos tienen más responsabilidades que otros. Los jueces, hoy mismo está  la noticia en las primeras planas de los periódicos, ya han lanzado la voz de alarma: hay que imponer la dación en pago, es decir, que la deuda con el prestamista se extinga cuando se entrega el inmueble. Es lo justo y un ejercicio de sentido común.
Pero es que, además, existe un principio en Derecho, llamado ‘Rebus sic stantibus’ en latín (‘Estando así las cosas’), que dice que si varían las condiciones en las que se firmó un contrato, dichas condiciones deben adaptarse a la nueva situación. Según eso, está claro que las circunstancias de ahora no son las mismas que cuando la mayoría de nosotros firmamos nuestras hipotecas: hay paro, crisis, impuestos más altos, bajadas de sueldos… Si somos más pobres, ¿por qué no recortan también las cuotas de las hipotecas? Un contrato no puede ser una fotografía fija de un momento: ha de tener en cuenta la realidad. Es lo justo y un ejercicio de sentido común”.

1 Comentario

  1. Completamente de acuerdo…A veces pienso que incluso debe ser peor el quedarse sin techo, que el tener deficultades para comer…
    No me puedo imaginar lo trágico q debe ser verte en la calle con tu familia, despojado de tu casa y sin saber donde ir…Todas tus cosas, tus miserias, tu cobijo,tus ilusiones…y de repente nada…
    No se tienen escrupulos ante las desgracias…lo material prima sobre la moral, la integridad y la honradez. Les da igual, todo vale…Es insoportable ver tanto despilfarro ante las desgracias que sufren las familias…es infumable…

Deja un comentario