Cuatro años de acoso

Aquí os dejamos una noticia de la que hoy se ha hablado mucho. La verdad es que resulta increíble que una situación de este tipo se prolongue durante tanto tiempo. Han -hemos- fallado todos. La noticia es de Efe. “La Guardia Civil ha detenido a dos menores de la provincia de Huelva acusadas de acosar durante cuatro años a una compañera del instituto en el que las tres estudian. La Guardia Civil ha indicado que las dos detenidas han sido acusadas de “trato degradante y malos tratos psíquicos” a su compañera, que el pasado 1 de octubre interpuso una denuncia, asegurando que sufría “acoso constante, humillaciones y trato vejatorio”, como adelanta la edición de hoy del diario Huelva Información.
El pasado martes las diligencias previas concluyeron con la detención de las dos menores, de unos 15 años, que declararon en presencia de sus tutores legales durante dos horas y media, y fueron puestas en libertad con cargos, aplicándoles la Ley del Menor. Las dos menores, según las fuentes consultadas, fueron advertidas en varias ocasiones de que cesasen en su actitud, sobre todo después de que se comunicasen los hechos al centro educativo, sin que se lograse que cambiasen su forma de tratar a la compañera siguiendo los cauces normales del instituto”.
 

5 Comentarios

  1. DESGRACIADAMENTE ESTAS SITUACIONES SON MUY HABITUALES. MI HIJA, DE 16 AÑOS DE EDAD HA SUFRIDO ACOSO POR PARTE DE SUS COMPAÑERAS DE TODA LA VIDA DURANTE MÁS DE UN AÑO. EL CENTRO ES PRIVADO Y A PESAR DE QUE EN NUMEROSAS OCASIONES FUI A HABLAR AL COLEGIO CON EL DIRECTOR Y LA PSICOLOGA EXPLICANDOLES COMO ERA LA SITUACIÓN Y EL ESTADO EMOCIONAL Y ANÍMICO DE MI HIJA Y PIDIENDO AYUDA, LA REALIDAD ES QUE POR ULTIMO LA CAMBIÉ EN EL MES DE FEBRERO A OTRO CENTRO, ESTA VEZ ESTATAL.ME AYUDO Y MUCHO EL INSPECTOR ESCOLAR. TODAVIA, Y A PESAR DE LO BIEN ACOGIDA QUE HA SIDO, SUFRE SECUELAS. VIVIMOS EN UN SITIO RELATIVAMENTE PEQUEÑO Y LE CUESTA SALIR CON SUS NUEVOS AMIGOS, TIENE MIEDO DE ENCONTRARSE A ESAS CHICAS. EL MISMO DIA DEL CAMBIO DE CENTRO EMPEZÓ A RECIBIR ANÓNIMOS AMENAZANTES Y TUVIMOS QUE DENUNCIAR. NO HA SERVIDO DE NADA, NO HAY LESIONES FISICAS, POR LO VISTO TE TIENEN QUE MATAR PARA QUE RECIBAN UN CASTIGO, QUE TRISTE. LO MÁS INDIGNANTE PARA MI HA SIDO LA RESPUESTA DEL CENTRO, NULA, Y LA DE LOS COMPAÑEROS. NO HAY SOLIDARIDAD Y ESTO AYUDA A SILENCIAR LA SITUACIÓN. POR SUERTE MI HIJA ESTÁ SUPERANDOLO, PERO HAY TANTA GENTE QUE SUFRE, TE MARCA DE POR VIDA. NO SON TONTERIAS,ES MUY GRAVE. GRACIAS.

  2. DESGRACIADAMENTE ESTAS SITUACIONES SON MUY HABITUALES. MI HIJA, DE 16 AÑOS DE EDAD HA SUFRIDO ACOSO POR PARTE DE SUS COMPAÑERAS DE TODA LA VIDA DURANTE MÁS DE UN AÑO. EL CENTRO ES PRIVADO Y A PESAR DE QUE EN NUMEROSAS OCASIONES FUI A HABLAR AL COLEGIO CON EL DIRECTOR Y LA PSICOLOGA EXPLICANDOLES COMO ERA LA SITUACIÓN Y EL ESTADO EMOCIONAL Y ANÍMICO DE MI HIJA Y PIDIENDO AYUDA, LA REALIDAD ES QUE POR ULTIMO LA CAMBIÉ EN EL MES DE FEBRERO A OTRO CENTRO, ESTA VEZ ESTATAL.ME AYUDO Y MUCHO EL INSPECTOR ESCOLAR. TODAVIA, Y A PESAR DE LO BIEN ACOGIDA QUE HA SIDO, SUFRE SECUELAS. VIVIMOS EN UN SITIO RELATIVAMENTE PEQUEÑO Y LE CUESTA SALIR CON SUS NUEVOS AMIGOS, TIENE MIEDO DE ENCONTRARSE A ESAS CHICAS. EL MISMO DIA DEL CAMBIO DE CENTRO EMPEZÓ A RECIBIR ANÓNIMOS AMENAZANTES Y TUVIMOS QUE DENUNCIAR. NO HA SERVIDO DE NADA, NO HAY LESIONES FISICAS, POR LO VISTO TE TIENEN QUE MATAR PARA QUE RECIBAN UN CASTIGO, QUE TRISTE. LO MÁS INDIGNANTE PARA MI HA SIDO LA RESPUESTA DEL CENTRO, NULA, Y LA DE LOS COMPAÑEROS. NO HAY SOLIDARIDAD Y ESTO AYUDA A SILENCIAR LA SITUACIÓN. POR SUERTE MI HIJA ESTÁ SUPERANDOLO, PERO HAY TANTA GENTE QUE SUFRE, TE MARCA DE POR VIDA. NO SON TONTERIAS,ES MUY GRAVE. DESDE MI IMPOTENCIA Y LA DE MI HIJA, SOLO ME QUEDA PODER EXPRESARME.GRACIAS.

  3. Señor Juez, estos casos se dan en otros sitios.lo se de primera mano.
    A veces el centro educativo pasa y no ve lo que sufre el menor y su familia.Incluso un orientador que se supone tendria que manejar la situacion, es manejado por las niñas.
    Estas niñas tendrian que tener un castigo ejemplar

  4. Soy de Albacete. “Teruel existe”. Albacete ni se lo plantea. Por eso, cuando obtenemos gran presencia mediática (por fortuna, visto lo visto, muy pocas veces) es a causa de grandes desgracias: el incendio forestal de Yeste de 1994 o la reciente tragedia de El Salobral.
    Todas las televisiones se han desplazado al lugar. El reality show lo pide. Y aquí se me ocurre una primera meditación sobre el papel, manifiestamente mejorable, de los medios en casos tremendos donde los protagonistas son menores.
    Yo me informo a través del periódico que sigo desde su fundación, el cual, a veces, últimamente también deja qué desear respecto a manipulación mediática. Leo: “Los conmocionados vecinos de El Salobral llevan dos días tratando de construir un relato de lo sucedido”. La periodista también. Hoy avanza. Hasta ahora, el viaje solo le había servido para informarnos de que dos de los protagonistas de la historia se apodaban El Fraguel y el Pepsicolo (¿o era el Cocacolo?). De todo lo demás podíamos enterarnos mejor simplemente acudiendo “a dos televisiones”. Sabido es que la tv es un medio más apto para el reality show. En la fase actual de la información (¿la tercera fase ya?), mi periódico construye un relato acudiendo solo a una de las partes, contentándose con remitirnos, para la versión de la otra, “a dos televisiones”.
    De momento, los medios, como siempre en estos casos, solo nos han ofrecido reality show. Sería de desear que los espectadores realizásemos, en cambio, un debate fructífero de tan inmensa desgracia. Pero no hay buen debate sin buena historia. El fondo del asunto, el desamparo de los menores. Súmese a esta noticia otras recientes: 4 años de maltrato en Huelva de 2 adolescentes contra otra (conocidos en el colegio y por la autoridad), Amanda Todd, etc, etc
    El relato de Mónica Ceberio, la redactora, reconoce, mal que le pese, una relación consentida. ¿Pero qué se entiende por “consentida” a los 11 o 12 años, e incluso 13, edad legal para “consentir”, consentida por quién? Por el adulto, sin duda. ¿Pero por el menor? La madre de la niña había intentado oponerse pero no tenía herramientas legales para hacerlo. No está de más recordar que hechos tales como que la píldora del día después se pueda comprar en la farmacia sin receta y sin límite de edad o que las menores puedan abortar sin conocimiento de sus padres han sido grandes batallas y reivindicaciones del feminismo socialista. Y ahora estoy leyendo un relato periodístico, desde un prisma feminista, que es la línea editorial de mi periódico, presentando un caso de maltrato de género. Y evidentemente que lo es. La respuesta reciente de la víctima al que terminó matándola, resaltada como titular de la noticia, “das pena queriendo estar con una niña”, denota una madurez recién adquirida, sin duda fruto del trabajo del psicólogo al que, según ha podido averiguar la redactora, la niña había empezado a frecuentar. Si esa frase la niña la hubiera podido espetar al inicio de la relación, otro gallo habría cantado. Y si la madre de la víctima hubiese obtenido más amparo legal, también. MÁS PATRIA POTESTAD Y MENOS “FEMINISMO” entre comillas (y, por supuesto, menos reality show). Eso se me ocurre de pronto, desde la inmensa conmoción, pero sin duda que el blog al que me dirijo podrá ofrecer una reflexión más serena y autorizada, tanto por parte del juez de menores como del periodista, por la parte que les toca. Gracias.

  5. Llama la atención que, sin salir de las noticias más recientes, tanto en el caso de Amanda Todd, la niña canadiense que colgó ese video impresionante en You tube antes de suicidarse a causa del ciberacoso, como en el de las dos adolescentes de Huelva detenidas por la guardia civil por maltratar a otra (¡durante 4 años!), como en el de El Salobral, la familia de la víctima conocía el problema y lo había puesto en conocimiento de la autoridad (académica y/o policial). LO QUE LLAMA LA ATENCIÓN ES LA IMPOTENCIA DE LA SOCIEDAD Y DE LAS INSTITUCIONES PARA PROTEGER A LOS MENORES, INCLUSO A SABIENDAS DE QUE SON MALTRATADOS. Se me ocurren 2 motivos: el desgraciado triunfo del reality show, que suplantó a la política, la reflexión y hasta los derechos humanos. Amanda Todd no se quejaba solo de su acosador cibernético, sino de que su imagen había sido divulgada en la Red y, a causa de eso, del escarnio general de la sociedad, de sus circunstantes en un colegio y en otro. De lo de El Salobral casi solo sabemos reality show, morbo. Mucha imagen (de las tvs en directo) y poca información. ¡Ojo!

    Y luego, en España tenemos lo que don Emilio ha llamado nuestro complejo de joven democracia: mucho hablar de derechos y poco de deberes. Las menores tienen derecho a mantener relaciones sexuales desde los 13 años incluso con adultos, a comprar la píldora del día después sin receta, a abortar sin conocimiento de sus padres. Se eliminó del Código Civil aquello de que los padres podrán corregir razonable y moderadamente a sus hijos, o sea, darles una colleja. De tanto otorgar derechos a los menores, ¿no los estaremos dejando desprotegidos?

Deja un comentario