Justicia, sí, cacerías humanas, no

Quizá sea una historia que muchos de vosotros ya conozcáis, porque ha tenido una notable repercusión mediática. El pasado fin de semana un ciudadano de Granada ‘colgó’ en Internet un vídeo en el que varios jóvenes propinaban una escalofriante paliza a otro joven. Ocurrió en las puertas de una discoteca. Molesto porque, según él, la Policía y la Justicia no habían hecho nada al respecto, el ciudadano presentó una denuncia -incluso parecen que son dos- por la agresión… y lo hizo público. Acto seguido, otro ciudadano tuvo la ‘brillantísima’ idea de crear un grupo en ‘Faceboock’ para que la gente que hubiese visto el vídeo denunciase a los agresores. Como era de esperar, la citada página es un auténtico desastre en el que abundan las delaciones y las acusaciones sin pruebas. Varios de los participantes en ese grupo han señalado directamente a una menor, lo que, a su vez, ha obligado a la Fiscalía de Menores a intervenir. He aquí otra prueba evidente de que un mal uso de Internet y de las redes sociales no resuelve nada y sólo sirve para crear problemas, cuando menos, tan graves como los que se pretendían denunciar.
No lo decimos nosotros: un lector del blog nos ha hecho llegar su oipinón sobre este asunto. Como añade sensatez y sentido común, reproducimos su comentario íntegramente.

“Le ruego publique tan pronto le sea posible alguna entrada en el blog comentando los sucesos que está viviendo la ciudad de Granada por causa del vídeo en donde un grupo de jóvenes la emprende contra otro. Me refiero en concreto a la cacería loca, sin sentido, irracional, que se ha desatado en esta ciudad, con ciudadanos reconvertidos en Charles Bronson aplicando su propia justicia al margen de la ley. Se ha puesto fin a la presunción de inocencia, se confunde sospechoso con culpable, se violan los derechos de terceros personas, se matan mosquitos a cañonazos, se amenaza y coacciona a voluntad a terceros… Un comportamiento que sólo puede ser descrito como ajustacimiento del populacho, en forma de una turba en Internet que justifica cualquier barrabasada para lograr un fin.

La policía, la fiscalía, los abogados, los jueces… todo ha quedado aparcado en nombre de unos comportamientos que se asemejan a una cacería humana, en donde uno apunta, otros confirman y la multitud dispara, sin pruebas, sin juicio, sin derechos, sin razón ni lógica.

Lo más triste es comprobar la cantidad de bestias, auténticos garrulos urbanitas, que defienden estas prácticas y que defienden la justicia más animal y salvaje imaginable. El Oeste estadounidense ya parece un cuento de niños al lado de lo que estamos empezando a vivir. Y lo peor de todo es que ya existen antecedentes de estas prácticas tan peligrosas y sus consecuencias, pero todos parecen hacer oídos sordos.

Se lo ruego, aporte algo de razón a lo que está sucediendo. Hoy me avergüenzo de vivir en esta ciudad”.

 

 

 

55 Comentarios

  1. La cacería es una barbaridad, nadie lo duda. Pero es también la consecuencia lógica de la desidia mostrada por las autoridades. Un hecho así exige la intervención de oficio de la autoridad competente.

    En ciencia política se dice que donde fracasa el estado surgen grupos que ocupan su lugar y estos grupos son siempre más violentos, arbitrarios y represivos. Este hecho es lo mismo a pequeña escala. Si falla la justicia, surge la cacería. Vamos, creo que con haber leído 2 libros de historia esto se veía venir.

    Por ello no justifico la cacería, pero no dudo en hacer corresponsable de la misma a las autoridades que no mostraron ningún interés ni prisa en investigar este hecho, elevando su incompetencia al máximo nivel.

    Le planteo una pregunta: la última vez que usted tuvo que investigar un caso en el que no encontró pruebas, ¿cuánto hubiese dado por tener una grabación como esta? ¿Por qué en este caso se ignora?

  2. Me parece repulsivo que alguien se rasgue las vestiduras por difamaciones,”persecuciónes”…Y sobretodo a una menor.Que gravedad!!

    Prefiero que difamen a mi hijo,que a mi hijo le den una paliza o lo maten,.
    La justicia actua así:

    Victima:todo perjucios
    Culpable: Pobrecito,no pasa nada

  3. Hola, acabo de leer el artículo escrito por Carlos Morán y publicado en el periódico Ideal el día 2-2-2011 y lo primero que se me viene a la cabeza es la palabra INDIGNACIÓN.

    Indignación por el desprecio a los internautas, no todos los internautas han amenazado y condenado; sin duda decir un grupo o una minoría ha amenazado queda menos sensacionalista y con ese tipo de artículos no es lo que se busca.

    Se nota el desprecio que sientes hacia Rafael Alba y como intentas dejarlo en mal lugar, cuando él es un ciudadano ejemplar, si un cuarto de la población actuase de esa manera las cosas serían muy distintas, pero lo que hace la mayoría es mirar para otro lado cuando algo no nos afecta, él no ha pedido que se amenace ni se acuse, sólo pidió colaboración con la justicia.

    Gracias a Rafa Alba y a la alarma social generada por los internautas se está investigando el asunto; efectivamente ha habido gente que se ha excedido pero tú estás metiendo en el mismo saco a todo el mundo y estás haciendo de juez con los internautas, lo mismo que criticas en el artículo. Deberías reflexionar un poco sobre lo que has escrito porque le falta coherencia.

    Me apena leer este tipo de artículos porque la persona que no sepa el tema de principio a fin se va a llevar una verdad a medias.

    Lo que me gustaría tanto en este como en todos lo casos es que se haga justicia, porque a los mejor los que aparecen en el video ni unos son tan buenos ni los otros tan malos, los hechos completos no los conocemos, eso lo tiene que averiguar la justicia, pero no se puede demonizar a todo un colectivo porque una parte ha actuado erroneamente, otra parte, la gran mayoría, lo único que ha pedido que se actúe, sólo eso que se actúe, que no se quede como si nada hubiese pasado.

    Saludos

    Saludos

  4. Buenos dias
    sin entrar en los efectos mediaticos de la noticia, podria alguien calificar los hechos del video?,el otro dia estaba con una amiga, ambos opositores, y nos preguntabamos cual prodria ser la calificacion penal de los actos, mera curiosidad.
    gracias!

  5. Lo más triste es comprobar la cantidad de bestias, auténticos garrulos urbanitas, que defienden estas prácticas y que defienden la justicia más animal y salvaje imaginable. El Oeste estadounidense ya parece un cuento de niños al lado de lo que estamos empezando a vivir. Y lo peor de todo es que ya existen antecedentes de estas prácticas tan peligrosas y sus consecuencias, pero todos parecen hacer oídos sordos.

    Patetico ,¿ Tú eres uno ? Parece que te parece bién lo de la Paliza ,Todavía habria que denunciar al que grabo y todo , Cuando a mi se me han puesto los huevos de corbata al verlo , Odio estas cosas,Impotencia pura y dura

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.