“La noche del cazador” permite seguir Luchando con monstruos en AulaCine CAJAGRANADA

Hoy martes, 8 de noviembre, el Teatro CAJAGRANADA acoge la proyección de “La noche del cazador”, una obra maestra de Charles Laughton, reputado y premiado actor que, en esta cinta, hizo su debut como director de cine. Paradójicamente, y pese a ser unánimemente considerada como una de las grandes joyas de la historia del cine, Laughton nunca más volvería a dirigir, volviendo a centrarse en su carrera de actor.

La noche del cazador

“La noche del cazador” es una película que figura con letras de oro en la historia del cine, además, por la siniestra representación de Robert Mitchum, cuyo personaje del Predicador es uno de los más turbios y amenazadores del género negro, desde que aparece en pantalla con sus nudillos tatuados con las palabras “Amor” y “Odio”, Love y Hate en el original.

Narrada al modo de un cuento infantil llamado a provocar pesadillas a los niños protagonistas y, por extensión, a los espectadores, “La noche del cazador” también contó con la magnética presencia de una Lillian Gish maravillosa, recuperada para el cine, ya anciana, tras haber sido una de las grandes estrellas del cine mudo hollywoodiense.

La noche del cazador Gish

El argumento de la película de Laughton es sencillo: sabiendo que una mujer viuda guarda una gran cantidad de dinero, entregada por su marido tras un atraco y antes de ser ejecutado, el falso predicador Harry Powell se casa con ella para tratar de encontrar el tesoro escondido. Lo que no sabe es que ella desconoce la existencia del dinero. Su destino solo lo conocen sus dos hijos pequeños. Y ahí comienza la pesadilla…

“La noche del cazador”, con una puesta en escena es de marcado origen teatral y cuya extraordinaria fotografía en blanco y negro le confiere una magia especial, está basada en hechos reales. En concreto, adapta la historia del granjero holandés Herman Drenth, cuyo alias era Harry Powers. Este hombre sedujo y asesinó a dos viudas y a los tres hijos de una de ellas, cuyos restos fueron descubiertos por la policía en el garaje de su domicilio. Tanto el alias, como el móvil de sus acciones, crean una relación directa entre Herman Drenth y Harry Powel.

La noche del cazador Mitchum

El guion de “La noche del cazador” adapta la novela homónima de Davis Grubb en 1953. Este libro introdujo en el mundo de la narrativa una serie de características que ningún autor había utilizado hasta el momento. Planteaba un ambiente opresivo y pesimista que convirtió la obra, casi sin querer, en una gran novela de terror psicológico, hasta tal punto que el propio Stephen King ha reconocido en más de una ocasión haber sido influenciado por esta obra a la hora de escribir.

A través de este enlace podéis consultar más información sobre “La noche del cazador”:

http://blog.cajagranadafundacion.es/index.php?listEntrada=178

Con esta película continúa el nuevo ciclo de AulaCine CAJAGRANADA, “Luchando con monstruos”, programado conjuntamente por CAJAGRANADA Fundación y por Granada Noir, con la colaboración de ESCO, algunos de cuyos profesores y alumnos han preparado guías de visionado de cada una de las películas.

El ciclo “Luchando con monstruos”

Aprovechando la celebración de Granada Noir, y de acuerdo a la intención de dar continuidad a las actividades del Festival más allá de los días de celebración del mismo, AulaCine CAJAGRANADA y GRN2 han programado un ciclo de diez películas, que se prolongará hasta final de año y que se proyectarán en el Teatro CAJAGRANADA, a las 19 horas y en versión original subtitulada.

Ciclo Monstruos pr-4

El festival Granada Noir

Granada Noir es un festival multidisciplinar de carácter popular dedicado al género negro y policíaco, puesto en marcha en 2015 por Gustavo Gómez y Jesús Lens y que cuenta con el patrocinio de Cervezas Alhambra y la colaboración de Diputación de Granada, CajaGRANADA Fundación, Consejería de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Granada, además de otras empresas, comercios y particulares.

GRN es un festival que promueve un variado maridaje de propuestas culturales de calidad contrastada; una cita de carácter abierta, creadora, innovadora, participativa y gratuita, que saca la cultura a la calle, a los barrios y a los pueblos y que, además, la lleva a bares, bibliotecas, clubes, cines y cafés.

Ciclo Monstruos pr-4

Un festival cuyo programa está abierto a todas las artes y que permite maridar las disciplinas más diferentes, posibilitando el contacto y la relación directa entre autores, creadores, público y aficionados.

 

CAMINOS CRUZADOS

No amigos, no. Esta vez nos os puedo recomendar que leáis la novela que terminé el sábado a mediodía, tumbado en el sofá, haciendo una lectura casi transversal, ansiosa, por saber cómo acababa la historia urdida por Erlantz Gamboa en “Caminos cruzados” y que le deparó la consecución del último premio L´H Confidencial de Novela Negra.

 

Y no os la puedo recomendar porque, si sois personas débiles, timoratas, melifluas y apocadas, ésta no es vuestra novela. ¡No caerá en mi debe siquiera la posibilidad de que algún alma sensible se enfrente a la truculenta historia propuesta por Gamboa y, sufra una crisis de ansiedad o una apoplejía! Ni mucho menos.

(Si, aún así quieres seguir leyendo, pincha AQUí, bajo tu propia responsabilidad)

CUAVERSOS DEL MAL

Esta foto de John Demjanjuk, conocido como Iván el Terrible, me “inspira” los Cuaversos de hoy.

 

Unos Cuaversos inquietantes, cuando menos, llamados a no gustar. Unos Cuaversos visuales que nos muestran el rostro, la mirada del Mal. Con mayúsculas. Y, al final, el poema “Los rostros anónimos de la maldad”, de Osvaldo Luis Palladino.

 

 

LOS ROSTROS ANÓNIMOS DE LA MALDAD

 

Los rostros anónimos de la maldad

No tienen rostros propios,

No tienen nombres propios,

Siquiera tendrán alma alguna…

Son los rostros de gente cobarde,

De gente fanática y enferma,

Enferma de locura y de poder,

Que se esconden detrás de una mentira

Llena de palabras huecas y discursos vacuos

Y ejercen el terrorismo de las ideas

Sobre los pueblos inocentes

Colocando bombas arteras,

Desalmadas y criminales,

Sin ninguna pizca de piedad.

Argumentan ser rostros de la venganza,

Dicen ser las voces inflamadas del odio,

Ser el puño de una justicia divina

e invocan a imaginarios Dioses,

Ofrendando su inmolación a una causa.

Palabras vacías y discursos altisonantes

Porque ningún Dios o Santidad

Podría avalar ésta violencia sin sentido.

Ellos simplemente son asesinos

Y no habrá ningún paraíso

Que cobije sus sueños enfermizos.

Sólo habrán logrado ganar

Una condena universal y perpetua

Sobre ellos mismos y sobre su gente,

A quienes en cierta forma

Condenan al atroz sufrimiento

De la vergüenza y del aislamiento.

Los rostros anónimos de la maldad

No tienen bandera, no tienen país,

Siquiera tienen un uniforme,

Tan sólo tienen la cobardía

Que los identifica y los iguala.

Osvaldo Luis Palladino