El niño que no respondió a ninguna pregunta del examen, pero que igual merecía aprobar por ‘salao’

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Los adolescentes pueden ser un tormento y también un encanto, aunque lo normal es que sean las dos cosas a la vez. Y no hay que ir al médico ni al psiquiatra por eso. Es lo que toca. Bueno, al tema, que me estoy yendo por los cerros de Úbeda….

Continuar leyendo →

«Quiero que mi hijo se llame Lucifer»

Buenas, soy Emilio Calatayud. A propósito de esto de los nombres raros, un amigo me  ha contado la siguiente historia real. Una pareja se presenta en el Registro y dicen que van a llamar Lucifer a su hijo y, claro, el funcionario se asusta. «¡¿Pero cómo le van a poner Lucifer?!» «Porque es un santo»…

Continuar leyendo →

No me parece mal llamar Lobo a un hijo, eso sí, los padres deben asumir que puede haber cachondeo con el nombre

Buenas, soy Emilio Calatayud. La noticia se ha convertido en eso que llaman una serpiente de verano: una pareja ha decidido llamar Lobo a su hijo y, en un principio, ha habido un poco de resistencia por parte de la autoridad, pero al final parece que el tema se ha arreglado y el chiquillo se…

Continuar leyendo →