“¿Por qué voy a dejar de robar si se me da bien?”

 

Foto: Efe

Buenas, soy Emilio Calatayud. Para sacar adelante a un menor infractor hay que  saber cómo es su familia, dónde vive, cómo vive, qué tal le va en la escuela y hasta a qué hora se levanta y si se hace la cama. Todos tenemos nuestras circunstancias y hay que conocerlas. Y no para disculpar el delito, sino para castigar a ese chico con la efectividad suficiente como para que no vuelva a reincidir.

Tened en cuenta, y hablo de la España del siglo XXI, que hay niños que delinquen porque no les cabe en la cabeza que pueden hacer otras cosas. “¿Por qué voy a dejar de robar si se me da bien?”, te preguntan algunos.

¿Qué le contestarías tú?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.